El asesinato de Jamal Khashoggi

Turquía acusa al régimen saudí de la muerte de periodista

Erdogan dijo que fue un asesinato “político”.

El príncipe heredero Mohammed bin Salman salida al hijo de Khashoggi, el periodista asesinado. Foto: Reuters
El príncipe heredero Mohammed bin Salman saluda al hijo de Khashoggi, el periodista asesinado. Foto: Reuters

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, no le cree a Arabia Saudita que la muerte del periodista Jamal Khashoggi fue obra de una persona que actuó por su cuenta. Erdogan denunció un asesinato "salvaje", "premeditado" y "político", y exigió un castigo ejemplar para los autores, tanto materiales como intelectuales, aunque se cuidó de no mencionar al príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salmán.

La Fiscalía de Arabia Saudita admitió que Khashoggi murió en una "pelea" dentro del consulado y ordenó la detención de 18 sospechosos.

"Personalmente no tengo dudas respecto a la sinceridad del rey (saudí) Salmán bin Abdulaziz. Pero en una investigación tan crítica de un asesinato es muy importante que actúe una comisión realmente fuera de toda duda, imparcial y justa", aseguró el presidente turco.

El aumento de la presión de Erdogan para conocer los detalles de la muerte del periodista, coincidió con reportes de Sky News sobre el hallazgo de partes del cuerpo de Khashoggi.

Erdogan: inversores no confían en su intervención. Foto: AFP
Erdogan. Foto: AFP

Este caso ha generado una ola de críticas a nivel mundial. Funcionarios turcos sospechan que Khashoggi, residente en Estados Unidos, colaborador del Washington Post y crítico del príncipe heredero, fue asesinado y desmembrado el 2 de octubre por agentes saudíes dentro del consulado en Estambul. Fuentes turcas dicen que las autoridades tienen un audio que documentaría el asesinato.

"Las instituciones de inteligencia y seguridad tienen pruebas que demuestran que el asesinato fue planeado (...) Culpar del caso a algunos miembros de seguridad e inteligencia no va a satisfacernos ni a nosotros ni a la comunidad internacional", dijo Erdogan en un discurso a los miembros de su Partido AK en el Parlamento.

"El gobierno saudí ha dado un paso importante al admitir el asesinato. De ahora en adelante esperamos que descubran a todos los responsables de este asunto, de arriba abajo, y que les hagan enfrentarse a los castigos necesarios", afirmó. "Desde la persona que dio la orden hasta quien la ejecutó, todos deben responder", agregó.

Erdogan señaló que el crimen fue planeado cuando Khashoggi, de 59 años, acudió por vez primera al consulado saudí en Estambul el 28 de septiembre para obtener los documentos para su matrimonio. Entonces se le comunicó que debería volver más tarde para recogerlos. El 1º de octubre, un día antes de la muerte de Khashoggi, llegaron agentes saudíes y empezaron a analizar lugares como el Bosque de Belgrado, cerca de Estambul, y la ciudad de Yalova, al sur, indicó Erdogan. La policía registró ambos lugares en busca de pruebas sobre los restos del periodista.

El presidente turco dijo que el disco duro del sistema de cámaras del consulado fue retirado el día en que Khashoggi acudió a su cita y fue asesinado. Según Erdogan, el día del asesinato llegaron 15 personas al consulado, incluidos expertos en seguridad, inteligencia y forense. Además, se dio día libre al personal turco del consulado.

"¿Por qué se reunieron en Estambul el día del asesinato estas 15 personas? Estamos buscando respuestas a esto. ¿De quién reciben órdenes estas personas?", se preguntó Erdogan, quien añadió que quiere que Arabia Saudita envíe a los sospechosos para que sean juzgados en Turquía.

En un principio, Arabia Saudita negó tener información sobre el paradero de Khashoggi, antes de decir que murió en una "pelea" en el consulado.

Jamal Khashoggi, periodista desaparecido. Foto: AFP
Jamal Khashoggi. Foto: AFP

Desde entonces, el reino ha cambiado partes de su narrativa oficial sobre la muerte, aumentando la preocupación a nivel internacional. Ayer martes, los ministros de Relaciones Exteriores del G-7 pidieron una investigación detallada y creíble, en tanto el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, analiza si impone sanciones a Arabia Saudita, afirmó el vicepresidente Mike Pence en un evento organizado por The Washington Post.

Las autoridades turcas cuentan con el pleno apoyo de la CIA, cuya directora, Gina Haspel, llegó ayer a Turquía.

Con la familia.

En medio de esta tensión, el rey de Arabia Saudí, Salmán bin Abdelaziz, y el príncipe heredero recibieron ayer a familiares de Khashoggi para transmitirles personalmente sus "condolencias", informó la agencia oficial SPA.

El monarca saudí y su hijo recibieron en el palacio de Al Yamama, en Riad, a Salah bin Jamal Khashoggi, uno de los hijos del periodista, y a otro familiar llamado Sahl bin Ahmed Khashoggi.

"Es de los peores encubrimientos"
Donald Trump. Foto: AFP

El presidente estadounidense Donald Trump dijo ayer martes que la muerte del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudita de Estambul dio pie a uno de los "peores encubrimientos de la historia". "Ellos tenían una muy mala idea para empezar. Fue mal ejecutada y el encubrimiento fue uno de los peores de la historia", declaró Trump desde el Despacho Oval. "Mal asunto, esto nunca debía haber sido concebido. Alguien metió la pata", afirmó. "A quien sea que se le haya ocurrido esta idea, creo que está metido en grandes problemas", agregó.

Ayer martes, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, prometió que hará "todo lo posible para esclarecer" el asesinato del periodista, en un momento en que se mantiene la presión internacional sobre Riad.

Al ser preguntado sobre el tono de Erdogan, Trump respondió: "Yo diría que fue bastante duro con Arabia Saudita".

"Primero quiero ver los hechos", dijo el presidente estadounidense destacando que Arabia Saudita había sido un "excelente aliado" de Estados Unidos desde hace décadas y reiterando que es uno de los mayores inversores en el país.

"El mundo está mirando. El pueblo estadounidense quiere respuestas y exigiremos que esas respuestas lleguen", dijo el vicepresidente Mike Pence en un evento realizado en el diario The Washington Post, donde Khashoggi era columnista.

Estados Unidos va a revocar las visas de los sauditas que resulten implicados en la muerte de Khashoggi, informó este martes el secretario de Estado, Mike Pompeo. "Estas sanciones no van a ser la última palabra", indicó Pompeo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)