VEA EL VIDEO

Tsipras juró sin corbata y comenzó a cambiar

Alexis Tsipras, vencedor por amplia mayoría en las elecciones griegas del domingo pasado, ya es primer ministro de Grecia tras jurar su cargo ante el presidente de la República, Károlos Papulias.

El juramento de Tsipras estuvo cargado de simbolismo: primero porque solo realizó el juramento civil, porque lo hizo sin corbata, y porque su primer acto como primer ministro fue depositar un ramo de flores en la tumba de miembros de la resistencia comunista asesinados por los nazis.

Está previsto que Tsipras anuncie la composición de su nuevo gobierno hoy. El líder de Syriza realizó un juramento civil: “Señor presidente, juro que aplicaré la Constitución y las leyes y que trabajaré siempre por el interés general del pueblo heleno”. En una reunión anterior con Papulias, Tsipras le manifestó también su esperanza de que esa mayoría se ampliara “aun más” durante la votación de confianza.

Por primera vez en la historia de Grecia, un primer ministro griego no prestó el juramento religioso. Tsipras ya se lo había advertido al arzobispo de Atenas, Jerónimo, en una reunión anterior.

El gesto de Tsipras fue muy mal recibido por la conservadora Nueva Democracia, gran derrotada en los comicios, en lo que constituyó como la única reacción de la formación ante el acuerdo gubernamental.

“Da la espalda a una tradición de varios siglos de la nación helena, directamente entrelazada con la ortodoxia”, dijo la portavoz Maria Spykari.

Los desencuentros entre Syriza y la saliente Nueva Democracia continuaron hoy.

No hubo traspaso de poderes del primer ministro saliente, Andonis Samarás, al nuevo, sino que todo quedó en un trámite de funcionarios.

Un comunicado de Syriza firmado por el director de la oficina de gabinete de Tsipras, Nikos Papas, afirmó que el traspaso de poderes del primer ministro saliente es una tradición y “esperábamos que fuera respetada”.

El otro acto simbólico, ya como primer ministro, fue una visita del líder izquierdista al campo de tiro de Kesarianí, que durante la ocupación nazi fue utilizado como lugar de ejecución de los miembros de la resistencia.

El 1º de mayo de 1944, cinco meses antes de que la Wehrmacht abandonase Atenas, los nazis fusilaron allí a 200 comunistas, en una de las peores matanzas del período de la ocupación en la capital griega.

Es también la primera vez que un primer ministro realiza como primer acto oficial una visita a esta tumba.

Aliados.

Griegos Independientes (en griego Anexartitoi Ellines, AN.EL.), el partido de derecha nacionalista declaradamente antiausteridad y antinmigración, encabezado por el populista Panos Kammenos, es el aliado de gobierno de Alexis Tsipras, líder de la izquierdista Syriza.

Se trata sin duda de una “extraña pareja”, la formada por Tsipras y Kammenos, líderes de dos formaciones políticas en las antípodas desde el punto de vista ideológico pero que comparten la lucha contra la “troika”. No en vano, se remonta al 6 de mayo de 2012, día de las elecciones parlamentarias, una declaración del líder de Griegos Independientes que no excluía una alianza con Syriza en el común rechazo del rigor impuesto por Bruselas.

Poco menos de tres años después, la alianza entonces ventilada se hizo ayer realidad. Bastó una reunión de una hora entre Tsipras y Kammenos para ponerlos de acuerdo, despertando preocupaciones sin embargo entre aquellos que ven entre ellos más puntos de roce que de consenso.

Griegos Independientes nació el 24 de febrero de 2012, a raíz de una escisión de un ala de Nueva Democracia.

En las elecciones de mayo de ese año, tras haberse caracterizado por una fuerte oposición a las políticas promovidas por el gobierno de Lucas Papademos y al memorándum de acuerdo firmado con la “troika” (Unión Europea-Banco Central Europeo-Fondo Monetario Internacional), obtuvo el 10,6% de los votos y 33 de las 300 bancas que estaban en disputa.

En las europeas del año pasado, el partido sufrió una ulterior caída, bajando al 3,47%, aunque logró tener un eurodiputado. El líder del partido, Panagiotis ‘Panos’ Kammenos, es un ateniense de 50 años que fue elegido por primera vez diputado en las filas de la Nueva Democracia en 1993, cuando tenía 28 años.

Estudió economía, finanzas y psicología en la Universidad francesa de Lyon y en Suiza, está casado y tiene cuatro hijos, así como una intensa carrera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)