El primer Ministro de Grecia analiza cuándo llamará a elecciones

Tsipras aceptó un acuerdo en el que no cree

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, afirmó que asume su responsabilidad por haber aceptado un acuerdo en el que no cree, pero destacó que hará lo posible por llevar a la práctica las medidas acordadas y que no se plantea convocar elecciones al menos hasta acordar el tercer rescate.

"Acepto plenamente mi responsabilidad por los errores y omisiones y por firmar un texto que en el que no creo. No tengo la intención de eludir mis responsabilidades y voy a tratar de poner en práctica mi proyecto político en profundidad en estos cuatro años", dijo Tsipras en una entrevista en la televisión pública.

Preguntado sobre la posibilidad de crear un Gobierno de unidad nacional, consideró que no es el momento de cambiar de estrategia, al igual que descartó adelantar los comicios al menos hasta conseguir pactar el tercer programa de rescate.

"No tengo razones para convocar elecciones, dependerá de lo que pase en mi partido, en nuestro socio (de Gobierno)", dijo Tsipras, que añadió que su prioridad ahora es "lograr un programa" y a partir de entonces "tendremos el tiempo para conflictos internos y con la oposición".

En relación con la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona en la que se alcanzó el paquete de medidas, Tsipras señaló que en la negociación nadie quería una quiebra desordenada de Grecia y que lo único que se presentaba como alternativa era el denominado plan Schäuble, —en alusión a la propuesta del ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble—, es decir, la salida consensuada del euro.

Sostuvo que su Gobierno no se planteaba el abandono de la eurozona, porque Grecia no tiene reservas de divisas para apoyar el retorno a la moneda nacional. Pese a todo, manifestó su temor a que la salida de Grecia pueda replantearse si no se llega a un acuerdo para un tercer rescate.

Tsipras remarcó que la postura seguida en la negociación no honra a la Europa democrática, y admitió que el proceso no ha sido fácil para ninguna de las partes. En este sentido, destacó que el mensaje que los socios han trasladado durante las negociaciones es que los países que, como Grecia, están bajo un programa de rescate no necesitan elecciones.

A la pregunta de cuándo abrirán los bancos, que están cerrados desde el lunes 29 de junio, respondió que podrán hacerlo una vez que el acuerdo alcanzado en Bruselas haya sido ratificado por los parlamentos en la eurozona que requieren de votación. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados