LA CUMBRE DEL G7

Trump: sigan la senda de Estados Unidos para sortear los problemas de la economía global

El presidente estadounidense tendrá poco eco para el regreso de Rusia y que se vuelva al formato del G8.

Donald Trump. Foto: Reuters
Donald Trump. Foto: Reuters

Donald Trump llega a la cumbre del G7 que comienza hoy sábado en Francia con un mensaje: hay que seguir el modelo de Estados Unidos para sortear los problemas de la economía global, en plena guerra comercial con China.

Trump, que está molesto con la Reserva Federal por no reducir aún más las tasas de interés mientras se habla de una posible recesión, ensalzará el modelo económico de Estados Unidos durante su gestión a través de recortes de impuestos y desregulaciones.

Trump hablará en la cumbre sobre cómo abrir los mercados europeos, japoneses y canadienses para garantizar que las empresas estadounidenses tengan nuevas rutas comerciales.

Pero las conversaciones podrían tornarse complicadas, ya que las políticas comerciales de Trump han creado tensión con muchos miembros del G-7.

Trump expresará su descontento con el presidente francés Emmanuel Macron sobre el impuesto a los servicios digitales en Francia, que afecta a las grandes empresas de tecnología de Estados Unidos, según funcionarios estadounidenses. Trump ha amenazado con imponer aranceles al vino francés en represalia.

Los países que integran el G7. Foto: AFP
Los países que integran el G7. Foto: AFP

Además, Trump sostendrá su primera reunión con el nuevo primer ministro británico, Boris Johnson, desde que el líder conservador asumió el cargo en julio. Ambos discutirán el pacto comercial entre Estados Unidos y Reino Unido y la estrategia británica para salir de la Unión Europea.

Además de las tensiones comerciales, es probable que los líderes del G7 también discrepen con la posición de Trump a favor de que Rusia vuelva a ingresar al grupo, convirtiéndolo en el G8. Un funcionario dijo que es poco probable que se vote sobre el tema porque los líderes del G7 operan bajo consenso, pero aseguró que se espera que surja el tema.

Sin ilusiones.

Johnson advirtió ayer viernes de que “no va a ser fácil” renegociar el acuerdo del Brexit y pidió no “hacerse ilusiones demasiado pronto”.

Tras reunirse esta semana con la canciller alemana, Angela Merkel, y Macron, Johnson dijo durante una visita a Devon (suroeste de Inglaterra) que la receptividad que percibió en Berlín y París fue “muy buena”.

Macron recibe a Johnson en el Palacio del Elíseo. Foto: AFP
Macron recibe a Johnson en el Palacio del Elíseo. Foto: AFP (Archivo).

Aún así, el primer ministro puntualizó que no será sencillo encontrar “soluciones” alternativas a la controvertida cláusula de seguridad para evitar una frontera en Irlanda del Norte con la República de Irlanda que convenzan a los veintisiete socios comunitarios restantes.

“Quiero advertir a todo el mundo, ¿de acuerdo? Porque esto no va a ser pan comido, esto no va a ser fácil. Vamos a tener que trabajar muy duro”, afirmó.

Johnson recalcó que quiere acordar unas condiciones con la UE que permitan al Reino Unido abandonar el bloque comunitario mientras se mantiene “un comercio sin fricciones en Irlanda del Norte”. “Hay muchos modos para asegurarnos de que eso es así. Pero persuadir a nuestros amigos y aliados de la Unión Europea, que tienen una posición muy, muy dura en contra de esto, va a llevar algún tiempo”, indicó.

Algunos medios británicos, como el periódico The Telegraph, han interpretado la visita de Johnson a Francia y Alemania como un “triunfo” para el primer ministro británico.

El diario conservador informó ayer viernes que Macron “dijo que el acuerdo de salida podría ser enmendado” y Merkel “sugirió que se podría encontrar una solución a la salvaguarda en 30 días”.

No obstante, Johnson declaró que el Reino Unido tiene que continuar preparándose “para abandonar (la UE) sin un acuerdo”.

Democracia y libertad de expresión

Emmanuel Macron almorzó ayer viernes con ONG asociadas a la preparación de la cumbre del G7. Entre esas ONG estuvo Reporteros sin Fronteras, cuyo secretario general, Christophe Deloire contó que los mandatarios del G7 abordarán una iniciativa que su organización lanzó hace menos de un año en favor de la información y la democracia. “Es un factor de optimismo. Estamos consiguiendo que, más de 70 años después de la Declaración Universal de Derechos Humanos, se ponga un marco en la era digital que establezca garantías democráticas para la información y la libertad de expresión”, afirmó Deloire. Por otro lado, consideró que a la vista del “número de dirigentes déspotas” que aparecen en las cumbres internacionales como las del G7 “hay razones para estar inquieto por el futuro del mundo, de la democracia, de la libertad de opinión y de expresión”. La presidenta de Amnistía Internacional en Francia, Cécile Coudriou, señaló que han pedido a Macron que recuerde ante el G7 que existe una declaración de la ONU para la protección de los defensores de los derechos humanos, y que sin embargo “demasiados estados hacen demasiado poco” para cumplirla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados