ESTADOS UNIDOS

Trump se siente un “presidente acosado”

Las investigaciones demócratas y el rechazo a los fondos para el muro calientan el año preelectoral.

Trump perdió la Cámara de Representantes y mantiene una frágil mayoría en el Senado. Foto: AFP
Trump perdió la Cámara de Representantes y mantiene una frágil mayoría en el Senado. Foto: AFP

Donald Trump atacó duramente ayer martes a sus rivales demócratas, a los que acusó del “mayor abuso de poder de la historia” de Estados Unidos, después de que lanzaran investigaciones parlamentarias que amenazan con lastrar sus dos últimos años en la Casa Blanca.

“Emprenden una gran cruzada desesperada en busca de un delito, a pesar de que el verdadero delito es lo que hacen los demócratas”, denunció Trump en Twitter, donde también se calificó a sí mismo de “PRESIDENTE ACOSADO”.

Los demócratas, que retomaron en enero la mayoría en la Cámara de Representantes, tienen ahora el control de poderosas comisiones y la facultad de comenzar investigaciones, una posibilidad que por lo visto están dispuestos a aprovechar al máximo.

El lunes anunciaron pesquisas sobre temas tan diversos como las sospechas de connivencia entre Moscú y el equipo de campaña de Trump en las elecciones de 2016, los pagos para acallar a supuestas amantes, y el análisis de las actividades de la Organización Trump.

En una avalancha de cartas, la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes solicitó información sobre estos y otros asuntos a 81 personas y entidades vinculadas a Trump, incluidos dos de sus hijos y su yerno, Jared Kushner. En sus pedidos exigieron documentos que podrían arrojar luz sobre una posible obstrucción de la justicia y un abuso de poder por parte de la administración y del propio mandatario.

Y otras tres comisiones parlamentarias, también controladas por los demócratas, solicitaron a la Casa Blanca los informes detallados sobre los contactos de Trump con su homólogo ruso, Vladimir Putin, mantenidos en secreto hasta el momento.

Los demócratas ya no están dispuestos a esperar las conclusiones del fiscal especial Robert Mueller, que lleva más de dos años investigando la cuestión rusa. Las diferentes pesquisas pueden ser complementarias, dicen.
De momento, los líderes demócratas insisten en que no van a presentar un proceso de destitución o impeachment.

Tal vez recuerden el lanzado contra Bill Clinton por los republicanos a finales de los noventa. El Senado acabó absolviendo al presidente demócrata y, en las siguientes elecciones parlamentarias, fueron los republicanos quienes perdieron escaños.

El muro

La embestida demócrata al abrir las investigaciones sobre Trump viene precedida de otra polémica: los recursos para la construcción del polémico muro en la frontera con México. Trump decretó el pasado 15 de febrero el estado de emergencia nacional por una supuesta “invasión” de drogas y criminales en la frontera después de que el Congreso le negase sus pretensiones presupuestarias para la construcción del muro.
Bajo la emergencia nacional, Trump puede desviar los fondos de otras partidas presupuestarias ya autorizadas por el Congreso.

Varios senadores republicanos han anunciado ya su intención de votar contra la declaración de emergencia decretada por Trump, con lo que forzarían al mandatario a usar su capacidad de veto.

“Debo votar según me dictan mis principios (...) Creo que (el presidente) está equivocado, no en su política, sino en expandir los poderes presidenciales por encima de sus límites constitucionales”, dijo este lunes Rand Paul, senador republicano, en su cuenta de Twitter.

Con este rechazo, la propuesta legislativa de bloqueo a la declaración de emergencia nacional emitida por Trump en febrero lograría los 51 votos necesarios para imponerse. Se espera que la votación se lleve a cabo en las próximas dos semanas. Los 47 demócratas del Senado ya aseguraron que votarán para bloquear el decreto de emergencia nacional de Trump, y a ellos se sumaron cuatro republicanos: Susan Collins, Thom Tillis, Lias Murkowski y, ahora, Paul.

Los republicanos cuentan con una leve mayoría en la Cámara Alta de 53 a 47.

La iniciativa necesitaba la mayoría simple en el Senado. Trump ya ha prometido aplicar “100 por 100” su facultad de veto en caso de un voto negativo en el Senado.

Tras el veto presidencial, la medida volvería al Congreso, donde se necesitan dos tercios de los votos para rechazarlo, lo que parece improbable por el momento.

La Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, ya votó en contra del decreto de emergencia nacional por 245 votos a favor y 182 en contra, con el respaldo incluido de 13 republicanos, pero también por debajo del umbral de los dos tercios.

Aunque el veto de Trump se mantenga, el bloqueo por parte de las dos cámaras del Congreso, incluida la que cuenta con mayoría republicana, supondría un inusual rechazo del legislativo a la Casa Blanca.

Florida no será un “santuario”

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, aseguró ayer martes ante el Legislativo regional que no tolerará las jurisdicciones que protegen a los indocumentados. “Florida no será un estado ‘santuario’, no permitiremos que alguien que esté aquí ilegalmente cometa una conducta delictiva criminal y simplemente sea devuelto a nuestras comunidades”, dijo DeSantis. El republicano siguió el ejemplo del presidente Donald Trump en su reciente discurso del Estado de la Unión.

Hillary Clinton fuera de la carrera electoral

Hillary Clinton descartó por primera vez esta semana que se vaya a presentar a la elección presidencial de 2020.

“No voy a aspirar pero voy a seguir trabajando y expresándome y defendiendo lo que creo”, dijo Hillary Clinton durante una entrevista con News 12, un canal local de Nueva York. “Quiero estar segura que la gente entienda que seguiré expresándome”, añadió la candidata demócrata de 2016. “No me iré a ninguna parte. Lo que está en juego en nuestro país, las cosas que están pasando ahora, me preocupan mucho”.

La exsenadora y exsecretaria de Estado (2009-2013) se ha reunido con varias de las personalidades demócratas que evalúan presentarse a las primarias del partido. Especialmente entre ellos estaría el exvicepresidente de Barack Obama, Joe Biden, según CNN.

“A cada uno de ellos les he dicho que no hay que dar nada por sentado a pesar de que tenemos una larga lista de problemas reales y promesas incumplidas por este gobierno que necesitan ser subrayadas”, afirmó Hillary.

“No estamos solo polarizados. Nos hemos metido, realmente, en campos opuestos de manera como no he visto en mi vida adulta”, recalcó en clara referencia al gobierno de Trump.

Interrogada si desearía postularse para nuevas funciones públicas en el futuro, pareció evitar descartar del todo esa posibilidad. “No creo, pero amo vivir en Nueva York y estoy muy agradecida que tuve la oportunidad de ser senadora por ocho años y trabajar con la gente en nuestro estado”, dijo la esposa del expresidente Bill Clinton.

La nutrida contienda por la candidatura demócrata a las presidenciales de 2020 cuenta entre los aspirantes con las senadoras Kamala Harris, Elizabeth Warren y Kirsten Gillibrand, así como con el exsecretario de Vivienda Julián Castro, entre otros.

Investigaciones

Obstrucción: Los parlamentarios demócratas acusan a Trump de obstrucción a la justicia en la investigación sobre una posible colusión entre su equipo de campaña y el gobierno de Rusia en 2016. Varias decisiones de Trump apoyarían esa tesis: la salida del gobierno de Michael Flynn, efímero asesor en seguridad nacional, debido a contactos no declarados con altos funcionarios rusos; el despido del director del FBI James Comey, quien lanzó la investigación; y las presiones sobre el exsecretario de Justicia Jeff Sessions, así como sobre varios funcionarios del departamento y del FBI considerados hostiles a Trump.

Colusión: ¿Existieron contactos entre Moscú y el equipo de Trump para favorecer su elección frente a la demócrata Hillary Clinton? ¿Rusia tiene formas de presionar al presidente? Los demócratas quieren determinar si los rusos han prestado o invertido dinero en compañías que pertenecen a la Organización Trump, y si esta sirvió para lavar dinero de clientes rusos. También investigan conversaciones para eliminar las sanciones económicas a Rusia una vez que Trump resultó electo.

Silencio: ¿Trump pagó para evitar revelaciones sobre su vida privada? Michael Cohen, exabogado del presidente, afirma haber arreglado pagos a la actriz porno Stormy Daniels y a la exPlayboy Karen McDougal. Para la justicia estadounidense, estos pagos constituyen un fraude a la financiación electoral. También se investiga las relaciones entre Trump y el tabloide National Enquirer, que nunca difundió una entrevista a McDougal que podría haber tenido influencia en la elección.

Abuso de poder: Según la prensa, delegaciones extranjeras que deseaban atraerse los favores de Trump se alojaron en sus propiedades, incluido el Trump International Hotel, ubicado cerca de la Casa Blanca. El hotel fue sede de eventos organizados por las embajadas de Kuwait, Bahrein y Filipinas. También hospedó a dignatarios saudíes.

Putin: En una investigación separada, los parlamentarios reclaman informes sobre los encuentros y diálogos entre Trump y su homólogo ruso Vladimir Putin.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)