BATALLA ELECTORAL EN EE.UU.

Trump tiene semana de pesadilla

Bajo presión republicana se rectifica, en parte, y da apoyo a tres legisladores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Donald Trump criticó a los padres del capitán del Ejército Humayun Khan, que murió en Irak, y causó rechazo mayoritario. Foto: AFP.

Donald Trump tuvo una semana difícil, que se reflejó de inmediato en su caída en las encuestas de intención de voto para las elecciones del 8 de noviembre. Los problemas comenzaron cuando habló en términos despectivos de Khizr y Ghazala Khan, el padre y la madre del joven musulmán Humayun Khan, Capitán del Ejército de Estados Unidos que murió en la guerra de Irak. El ambiente adverso siguió cuando indicó que no estaba dispuesto a apoyar las campañas de relección de dos figuras prominentes y respetadas del Partido Republicano, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan y el senador por Arizona, John McCain. Completó el panorama al decir que el sistema electoral está amañado.

Además del revuelo que provocaron los tres temas en el ámbito del Partido Republicano, Trump recibió respuestas categóricas nada menos que del presidente Barack Obama, quien gana protagonismo en la campaña electoral.

Ante exhortaciones de sus correligionarios para que estabilice su candidatura, Trump intentó reenfocar su mensaje.

Lo hizo tardíamente el viernes, en un acto en Green Bay, estado de Wisconsin, al anunciar que apoya la reelección de Ryan, McCain y la senadora por New Hampshire, Kelly Ayotte. Respecto de Ryan, indicó que lo respalda porque "es un hombre bueno. Podemos discrepar sobre un par de cosas, pero en la mayoría coincidimos".

Se estima que el apoyo que ahora da a los tres legisladores no tranquilizará a algunos dirigentes republicanos que están preocupados por el estilo combativo y provocador de la campaña de Trump y se sienten frustrados por las polémicas que suscita casi a diario y que lo alejan de enfocar las debilidades de la candidata del Partido Demócrata, Hillary Clinton.

Pero antes de que hiciera el anuncio, surgieron divergencias con su compañero de fórmula, el gobernador Mike Pence, quien afirmó que apoya la reeleción de Ryan y después amplió su posición al indicar que también respalda las campañas de McCain y Ayotte. Por si quedaban dudas, dijo en una entrevista con la televisora WTKR de Virginia, que apoya a todos los legisladores republicanos que buscan la reelección.

Adverso.

La campaña de Trump ha estado en crisis durante una semana y surgieron escasos indicios de que se restañen las heridas causadas por Trump al partido por el cual es candidato. Hay creciente presión para que retome la campaña de manera sólida y trate de reparar parte del daño que ha provocado en varios estados en los que no está definida la elección presidencial. Trump expuso optimismo combativo en el estado de Maine y suscitó aprobación con sus planteos conocidos de mantener fuera de Estados Unidos a los refugiados peligrosos y construir un muro a lo largo de la frontera con México.

Asimismo, dijo en ese acto que Pence le pidió permiso para apoyar la reelección de Ryan. "Me dijo que le gusta, que es su amigo y si me molestaría que él lo apoyara", relató Trump. "Le dije: ¿Mike, te gusta? Si. Entonces, apóyalo".

A medida que se agudizó la crisis de su campaña, Trump lanzó críticas a Clinton. En un acto en Pennsylvania, la describió como "el diablo". En Maine, expresó su aprobación cuando el gobernador Paul LePage, hizo entusiasmar al público al definir a Clinton como "la reina de la corrupción".

"Necesitamos rechazar a los políticos corruptos", dijo LePage. "Tenemos que asegurar que los ciudadanos derroten a la reina de la corrupción".

Al acompañar a LePage en el estrado, Trump respondió: "Creo que vamos a tener que usar esa frase en la campaña".

Sus comentarios despectivos sobre los padres del Capitán musulmán que fue abatido en Irak, tuvieron repercusión en todo Estados Unidos y amenazan con perjudicar al Partido Republicano en la elección presidencial en los "estados péndulo" que deciden los comicios y en los cuales las comunidades militares quedaron asombradas por los comentarios crudos y a veces ofensivos que hizo Trump sobre las Fuerzas Armadas.

Los errores que cometió lo amenazan en el corazón del mapa electoral. En estados importantes, su posible camino a la victoria depende de zonas con estrechos vínculos con los militares, como en el norte de Florida y las costas de Virginia y New Hampshire, en Carolina del Norte, Colorado y Arizona.

Destacan la gran recaudación.

La campaña de Donald Trump, insistió en la unidad que existe en torno al candidato, pese a los desencuentros con algunos líderes republicanos, y destacó el récord de recaudación de fondos y donaciones alcanzado. Tanto Trump como sus colaboradores niegan que la campaña esté en crisis. "El apoyo al señor Trump está ahí", defendió su jefe de campaña, Paul Manafort, en una entrevista con la cadena ABC, en la que resaltó que, en pleno mes de agosto, el candidato congregó a miles de personas en los actos que hizo en Florida.

Por primera vez en este ciclo electoral, Trump logró en julio acercarse a las cifras de recaudación de la candidata demócrata, Hillary Clinton, gracias sobre todo al aumento de las pequeñas donaciones. Según divulgó la campaña del magnate, en julio se llegó a los 80 millones de dólares frente a los 90 millones que sumó Clinton. Fuente: EFE

EL PRESIDENTE EN LA CAMPAÑA.

"No está capacitado", dice Obama

El presidente Barack Obama está en la primera línea de la campaña electoral y no escatima críticas al candidato republicano Donald Trump. En la Convención Nacional Demócrata rechazó las posturas de Trump en temas decisivos como la inmigración y por la visión negativa que expuso de Estados Unidos como un país en declinación. El martes pasado, en una conferencia de prensa, ante la pregunta de una periodista, Obama dijo que Trump "no está capacitado para ser presidente de Estados Unidos" y preguntó: "Si los líderes republicanos han rechazado de manera reiterada lo que Trump dice, ¿por qué todavía lo apoyan? Tiene que llegar un punto en que digan: basta". Sostuvo que, si lo siguen apoyando, las desavenencias que expresan "son solo palabrerío hueco".

Obama puntualizó que discrepó con los dos anteriores candidatos republicanos, John McCain y Mitt Romney, pero nunca pensó que no estuvieran capacitados para desempeñar la presidencia.

La denuncia de Trump "es ridícula".

"Me temo que la elección va a estar amañada, tengo que ser honesto", indicó en los últimos días Donald Trump, en un acto en Cleveland y en declaraciones a la cadena de TV Fox. "Será mejor que tengamos cuidado, porque esta elección va a estra amañada. Espero que los republicanos estén atentos o nos la van a quitar".

El presidente Barack Obama le respondió: "Que el señor Trump sugiera que hay una conspiración en todo el país, incluido estados como Texas, donde los demócratas no están a cargo, es ridículo. Si Trump llega al día de las elecciones con 10 o 15 puntos de ventaja en las encuestas y acaba perdiendo, entonces podrá elevar algunas dudas, pero eso por el momento no pasa". Recordó que existe un mínimo control del Gobierno Federal en los mecanismos electorales.

Al ser preguntado si confía que Trump pueda controlar el arsenal nuclear, exhortó a "que cada uno se forme su propio juicio sobre él". Sostuvo que tiene opiniones claras sobre Trump y Hillary Clinton. "Una es positiva y la otra no tanto", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)