"Cero tolerancia"

Trump ratifica mano dura y atiza la polémica migración

Acusó de “fake news” a los demócratas y a los medios de comunicación.

Time: la portada de la revista que desató el enojo de Donald Trump; la niña no fue separada de su familia.
Time: la portada de la revista que desató el enojo de Trump; la niña no fue separada de su familia.

Donald Trump dejó sin efecto su polémica medida de separar a las familias de inmigrantes indocumentados cuando son arrestados ingresando a Estados Unidos en la frontera con México. Pero lejos de apaciguar el ambiente, Trump atizó aún más el debate sobre su política migratoria.

Ayer miércoles el presidente hizo base en la portada de la revista Time, que lo muestra en una fotografía editada mirando a una niña hondureña que llora desesperadamente, y acusó a los demócratas de difundir "falsas historias de tristeza y duelo" sobre los niños separados de sus padres en la frontera con México.

Además, recibió en la Casa Blanca a una decena de padres cuyos hijos fueron asesinados por inmigrantes indocumentados, a los que aseguró que su "separación" es "permanente".

"Nuestra frontera sur debe seguir fuerte", lanzó Trump en Twitter más temprano. "No podemos permitir que nuestro país sea invadido por inmigrantes ilegales mientras los demócratas cuentan sus falsas historias de tristeza y duelo, esperando que eso los ayude en las elecciones" legislativas de noviembre próximo, añadió.

De todos modos, Trump envía señales contradictorias sobre su política migratoria, sobre la cual reina mucha confusión.

"No me gustaba ver a las familias separadas", dijo el miércoles al firmar el decreto que puso fin a las separaciones sistemáticas de las familias, una política que había iniciado él mismo en mayo para desestimular el cruce clandestino de migrantes por la frontera.

La política de "cero tolerancia" de Trump ha llevado a la separación de 2.342 niños de sus padres en la frontera entre México y Estados Unidos entre el 5 de mayo y el 9 de junio. Estos niños fueron alojados en campos de refugiados a veces a más de 3.000 kilómetros de donde están sus padres o tutores. Videos de niños separados de sus padres y sentados en jaulas, junto a una cinta de audio donde se escuchaban llantos, desataron la ira mundial hacia esta medida de Trump.

Así, esa ola de indignación quedó estampada en la portada de la revista Time, que colocó en un montaje a una pequeña niña en llanto frente a Trump. "Bienvenida a Estados Unidos", dice el título de la portada.

La niña se llama Yanela Varela, es de Honduras y está por cumplir dos años. Ayer se supo que no fue separada de su madre en la frontera con Estados Unidos.

Pero ya la poderosa fotografía original, tomada el 12 de junio en el lugar de detención por el fotógrafo de Getty Images John Moore, se había convertido en una de las imágenes icónicas de la cobertura mediática sobre la separación de familias por parte del gobierno de Trump.

Decenas de periódicos y revistas de todo el mundo publicaron la imagen, aumentando la ola de indignación que llevó a Trump a dar marcha atrás el miércoles y dejar sin efecto la separación de familias.

"Mi niña ha sido símbolo de esa situación de separación de los niños en la frontera de Estados Unidos. Ha tocado, tal vez, el corazón del presidente Trump", dijo Denis Valera.

El padre, en declaraciones a medios de Estados Unidos, agregó que la niña y su madre, Sandra Sánchez, fueron detenidas juntas en la ciudad fronteriza de McAllen, Texas, donde Sánchez solicitó asilo, y que no fueron separadas.

La vicecanciller de Honduras, Nelly Jerez, confirmó la versión del hombre.

"Este es el caso de mi hija, pero no es el caso de 2.000 niños que fueron separados de sus padres", apuntó Varela, quien se dijo orgulloso de que su hija haya representado la imagen de la migración.

Pero las críticas contra la publicación, entre ellas las del hijo del presidente, Donald Trump Jr, y de la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, no se hicieron esperar y no faltaron las voces que calificaron la portada de "fake news".

La foto fue utilizada en una campaña de Facebook que recaudó más de 17 millones de dólares en donaciones para Raíces, una organización sin fines de lucro con sede en Texas que brinda servicios de defensa legal a inmigrantes y refugiados.

Ayer viernes la Casa Blanca usó la adaptación que hizo Time de la fotografía de la niña hondureña para acusar a la oposición demócrata y a los medios de explotar la imagen en contra de la política migratoria de Trump.

"Es vergonzoso que los demócratas y los medios hayan explotado esta foto de una niña pequeña para impulsar su agenda. Ella no fue separada de su madre. La separación aquí es de los hechos. Los demócratas deberían unirse (al presidente) y reparar nuestro descompuesto sistema inmigratorio", escribió en Twitter la portavoz de la Casa Blanca.

Ayer viernes, Time publicó una corrección que dice: "La versión original de este artículo afirmó erróneamente lo que le pasó a la niña en la foto después de que fue sacada del lugar. La niña no fue retirada gritando por agentes fronterizos estadounidenses; su madre la recogió y ambas fueron llevadas juntas".

"Separados".

"Estos son los ciudadanos estadounidenses permanentemente separados de sus seres queridos, porque los mataron inmigrantes ilegales criminales. La palabra en la que tienen que pensar es permanentemente", dijo Trump ayer al recibirlos en la Casa Blanca.

El mandatario no mencionó en ningún momento la separación de más de 2.300 niños de sus padres en la frontera. Sin embargo, sí arremetió contra los medios de comunicación por no dar importancia a las víctimas de delitos cometidos por indocumentados. "Se oye mucho del otro lado, nunca se oye nada de este lado", afirmó.

"Dado que los medios de comunicación han ignorado sus historias, quiero que el pueblo estadounidense escuche directamente de la boca de esta gente el dolor que ha sufrido", agregó.

"No tuvimos la suerte de ser separados por un par de horas o días, estamos separados permanentemente", afirmó Laura Wilkerson, cuyo hijo Josh, de 18 años, fue asesinado en 2010 por un inmigrante indocumentado.

Cada uno de los familiares de víctimas sostenía una foto de gran tamaño de su ser querido asesinado, todas ellas firmadas por Trump.

Dudas de cómo y cuándo se reunirán las familias

El Ejército de Estados Unidos recibió la solicitud de que se prepare para albergar a 20.000 niños. Si bien no se ha tomado una decisión, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por su sigla en inglés) ya evaluó tres bases militares en Texas y revisaría otra en Arkansas, dijo la portavoz del Pentágono Dana White. El HHS le pidió al Pentágono "determinar sus capacidades para proporcionar hasta 20.000 camas temporales para niños extranjeros no acompañados" en instalaciones militares. White no dio más detalles y no está claro cuántos de los niños que podrían ser enviados a las bases ya están detenidos en otras instalaciones.

Donald Trump y su Gobierno han enfrentado duras críticas en las últimas semanas por separar a más de 2.300 niños de sus familias con el fin de enjuiciar a sus padres por haber cruzado ilegalmente la frontera.

La feroz crítica obligó al mandatario a dar marcha atrás y firmar un decreto el miércoles para mantener juntas a las familias detenidas durante los procedimientos de inmigración.

Pero aún no estaba claro cómo y cuándo esos niños se reunirían con sus padres, y dónde serían retenidas las familias mientras los padres enfrentan acusaciones penales.

La chaqueta que eclipsó una visita a los niños

Melania Trump realizó una visita a un albergue de niños inmigrantes en la frontera con México, pero fue su vestuario lo que dejó a muchos boquiabiertos. Foto: AFP
 Foto: AFP

La visita de la primera dama Melania Trump a un refugio en Texas que alberga a niños inmigrantes separados de sus padres, fue eclipsada por una chaqueta que llevaba con el mensaje "REALMENTE NO ME IMPORTA, ¿A TI?", escrito con letras blancas en la parte posterior.

Melania Trump apareció en fotos con la chaqueta caqui verde con capucha, diseñada por la cadena de modas Zara, cuando abordó un vuelo desde la Base de la Fuerza Aérea Andrews hasta las instalaciones en McAllen, Texas. Volvió a ser vista con la prenda cuando abandonó el avión al regresar a Washington D.C. en la noche.

"Es una chaqueta", dijo a los periodistas Stephanie Grisham, la portavoz de Melania, y agregó que "después de la importante visita a Texas, espero que los medios no elijan concentrarse en su vestuario".

Defendiendo la elección de la chaqueta de su esposa, Trump culpó a los medios, y tuiteó que la inscripción se refiere a los "Medios de Noticias Falsas. ¡Melania ha aprendido cuán deshonestos son, y realmente ya no le importa!". El viaje a Texas fue la aparición pública más destacada que Melania había realizado desde que se sometió a un procedimiento quirúrgico por una afección renal el 14 de mayo.

Trump pide tratar ley después de noviembre

Donald Trump instó ayer viernes a los republicanos no aprobar una legislación migratoria integral hasta después de las elecciones de noviembre, que espera que aumente la mayoría del partido en el Congreso.

Pese a que los republicanos controlan tanto la Cámara de Representantes como el Senado, la escueta mayoría de 51-49 en la Cámara alta hace que se requiera algún apoyo de los demócratas para aprobar la mayor parte de las leyes.

"Elijan a más republicanos en noviembre y aprobaremos los mejores, más justos y más completos Proyectos Migratorios del mundo", escribió Trump en Twitter. "Los republicanos deberían dejar de perder su tiempo en Inmigración hasta después de que elijamos a más Senadores y Congresistas en noviembre", agregó. "Los demócratas solo están jugando, no tienen intención de hacer nada que resuelva este problema de décadas. ¡Podemos aprobar una legislación muy buena después de la Ola Roja!", insistió Trump, en referencia al color que usa el Partido Republicano.

Muchos analistas afirman que los republicanos pueden perder bancas en noviembre, cuando se renovarán los 435 escaños de la Cámara de Representantes y un tercio de los 100 miembros del Senado.

El jueves la Cámara de Representantes rechazó un proyecto de ley republicano que habría paralizado la práctica de separar familias. También retrasaron hasta la próxima semana la votación sobre un proyecto más moderado. Ambos tienen el respaldo de Trump pero son rechazados por los demócratas, que los consideran demasiado duros. A través de estas iniciativas se financiaría el muro que Trump prometió levantar en la frontera con México y reducirían la migración legal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º