LOS ESCÁNDALOS QUE RODEAN A TRUMP

Trump promete mantener el derecho al porte de armas

El escándalo por el pago a la actriz porno sigue complicando al presidente.

Entre amigos: el presidente ayer en la asamblea anual de la Asociación Nacional del Rifle, una organización que lo hizo sentirse como en casa. Foto: Reuters
Trump ayer en la asamblea anual de la Asociación Nacional del Rifle. Foto: Reuters

En medio del creciente escándalo por el pago a una actriz porno, Donald Trump se refugió en un ambiente en el que se siente como pez en el agua. Trump fue ayer viernes el orador central en la asamblea anual de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés), a la que prometió mantener vigente el derecho constitucional a portar armas mientras él esté en la Casa Blanca.

Ante 80.000 miembros de la NRA, reunidos en Dallas (Texas), el presidente agradeció su apoyo "a los verdaderos patriotas" que defienden los derechos, la libertad y la "gran bandera de Estados Unidos".

Trump acudió por segundo año consecutivo a esta cita, después de que su presencia el año pasado en Atlanta (Georgia) le convirtiera en el primer mandatario estadounidense en participar del evento desde Ronald Reagan (1981-1989).

Si bien es cierto que en los últimos tiempos, tras las dramáticas matanzas ocurridas en Estados Unidos, Trump ha realizado ciertos amagos para aumentar el control sobre las armas, el presidente quiso mantener su firme compromiso con este poderoso grupo de presión.

Por ello, una de las frases más repetidas por él ayer fue su promesa de proteger la Segunda Enmienda de la Constitución, que garantiza el derecho de los ciudadanos a poseer y portar armas. "Sus derechos de la Segunda Enmienda están bajo asedio, pero nunca jamás estarán bajo asedio mientras yo sea su presidente", afirmó.

Trump insistió en su propuesta de permitir que "profesores con gran formación puedan llevar armas escondidas" a los centros educativos, ya que para él, declarar las escuelas "espacios libres de armas" atraería a personas "desequilibradas".

En el acto, junto a Trump y el vicepresidente Mike Pence, estaban el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, y los senadores texanos Ted Cruz y John Cornyn.

Pornostar.

En tanto, en medio de versiones contradictoras y revelaciones explosivas, Trump se vio forzado a plantar defensa ayer viernes en el caso de la actriz porno que amenaza con convertirse en otro dolor de cabeza legal para el presidente.

Interrogado por la prensa por sus recientes declaraciones admitiendo el pago de 130.000 dólares a la actriz porno Stormy Daniels para que callara una supuesta relación con el presidente, Trump negó estar cambiando la versión de los hechos, acusando a los medios de propagar "basura".

Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, afirma haber recibido un pago en el marco de un acuerdo de confidencialidad para silenciar su supuesta relación con Trump, que habría tenido lugar cuando el presidente ya estaba casado con su actual esposa Melania. Michael Cohen, abogado personal del presidente, admitió haber hecho el pago a la actriz justo antes de la elección de noviembre de 2016.

Hasta ahora, Trump había negado todo conocimiento de ese pago, admitiendo solamente que Cohen lo representaba en el litigio frente a Stormy Daniels.

Pero luego apareció en escena Rudy Giuliani, el nuevo reclutamiento del equipo legal de la Casa Blanca, con unas explosivas declaraciones. Giuliani declaró el miércoles en Fox News que el presidente había reembolsado a Cohen "a lo largo de varios meses".

El jueves, visiblemente contrariado, el presidente cambió radicalmente de estrategia, admitiendo que reembolsó los famosos 130.000 dólares a Cohen.

"Lo único que digo es que este país está funcionando fluidamente. Y traer a colación este tipo de basura, y estas cazas de brujas todo el tiempo; eso es todo de lo que ustedes quieren hablar", dijo.

El rusiagate.

La tormenta Daniels crece mientras el presidente sigue bajo la mirada de Robert Mueller, el fiscal especial encargado de la investigación sobre una eventual colusión entre el equipo de campaña de Trump en 2016 y Rusia.

Ayer el mandatario afirmó estar dispuesto a hablar con Mueller, pero sólo si es tratado con "justicia".

Hay 55.000 hondureños en riesgo de deportación

El Gobierno de Donald Trump sacó del Estatus de Protección Temporal (TPS) a 55.000 hondureños que viven en Estados Unidos y les dio hasta enero de 2020 para regresar a su país o buscar el modo de regularizar su situación migratoria, según un comunicado del Departamento de Seguridad Nacional. El expresidente Bill Clinton otorgó en 1999 el TPS a los hondureños que ya estaban en Estados Unidos debido a la destrucción causada por el huracán Mitch.

El Departamento de Seguridad Nacional concluyó ahora que existe una "notable" mejora en Honduras y, por tanto, debe acabar con ese permiso.

La cumbre del presidente con el norcoreano Kim tiene fecha y lugar

Donald Trump aseguró ayer viernes que la fecha y el lugar de su esperado encuentro con el líder norcoreano, Kim Jong-un, ya están acordados. "El viaje está agendado. Ahora tenemos una fecha y tenemos una sede. Haremos el anuncio próximamente", dijo Trump a la prensa en los jardines de la Casa Blanca antes de iniciar un viaje al estado de Texas. Entre los lugares posibles para ese encuentro se han mencionado Singapur, Mongolia o hasta la ciudad de Ginebra, en Suiza, pero sin mayores detalles. Además, desde el jueves se aceleraron los rumores sobre la inminente liberación de tres ciudadanos estadounidenses que están presos en Corea del Norte.

Giuliani
¿Salvavidas o ancla para Trump?
Trump designó ayer jueves a Rudy Giuliani como su gurú antihackeo. Foto: AFP

El tiempo lo dirá, aunque muchos ya arriesgan una respuesta. ¿Podrá Rudy Giuliani, el operístico exalcalde de Nueva York y flamante asesor legal de la Casa Blanca, ayudar a Donald Trump? ¿O su gusto por la polémica agravará el sinfín de problemas legales del presidente?

Trump defendió ayer a su viejo amigo y confidente, que desató una tormenta al revelar que el presidente reembolsó a su abogado personal Michael Cohen un pago de 130.000 dólares a la exactriz porno Stormy Daniels para silenciar su presunto romance en 2006.

Pero también le lanzó una velada advertencia.

"Rudy sabe que esto es una caza de brujas. Comenzó ayer (en su nuevo cargo). Se enterará bien de los hechos. Es un gran tipo", dijo Trump a periodistas.

Giuliani (73) fue un temido fiscal federal que persiguió con éxito a la mafia neoyorquina y a los delincuentes de cuello blanco de Wall Street, y luego un respetado alcalde republicano que ganó estatura tras los atentados del 11/S.

Como Trump ha indicado que no estaba al tanto de ese pago, y que nunca tuvo un affaire con Stormy Daniels, los analistas se preguntan qué tipo de abogado contradice a su cliente en TV y deja a la Casa Blanca en jaque.

Giuliani "representa a Trump y sin embargo el efecto de su entrevista (en Fox) ha sido pintar a Trump como un mentiroso", dijo Andrew Kirtzman, analista político y autor de la biografía Rudy Giuliani: Emperor of the City. "La estrategia es curiosa, como mínimo".

El analista asegura que a Giuliani "le gusta entrar en una situación y hacerla explotar". "Realmente disfruta estar en el centro de una tormenta. ¡Y a veces las crea, para poder tener el rol protagónico!" AFP


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados