ESTADOS UNIDOS

Trump sobre desempeño de policías durante tiroteo a escuela "fue una cosa asquerosa" 

Por otra parte, el presidente estadounidense se dijo que "no hay mayor fan que yo" de la Asociación Nacional del Rifle.

Presidente Donald Trump. Foto: Reuters.
Presidente Donald Trump. Foto: Reuters.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este lunes que él habría tenido la valentía de entrar incluso sin armas en la escuela secundaria de Florida para impedir la masacre que causó 17 muertos y que impulsó a los estudiantes a pronunciarse para limitar el acceso a las armas de fuego.

"Pienso que yo habría corrido e ingresado [al liceo] aun sin tener un arma, y creo que la mayoría de ustedes habría hecho lo mismo", dijo el mandatario durante una reunión con los gobernadores de los 50 estados federales en la Casa Blanca. 

La declaración de Trump apunta especialmente a un agente de seguridad armado que el día de la masacre se apostó en la parte externa de la escuela secundaria en la ciudad de Parkland y evitó ingresar para tratar de interceptar al joven Nikolas Cruz, quien en el tiroteo provocó la muerte de 17 personas, en su mayoría adolescentes.

"El desempeño ha sido francamente una vergüenza", dijo el presidente, quien reiteró su convicción de que las escuelas son "imanes" para personas que desean protagonizar masacres porque son "áreas libres de armas".

En general, dijo Trump, los agentes que podían haber tratado de interceptar el ataque a la escuela "no son exactamente personas a ser condecoradas por la medalla de honra. Fue una cosa asquerosa".

En el debate que se siguió con los gobernadores, el responsable por el estado de Washington (noroeste), el demócrata Jay Inslee, sugirió al presidente que podría ser beneficioso "un poco menos de Twitter y escuchar más" para cualquier discusión sobre seguridad.

En particular, dijo Inslee, sería conveniente escuchar las crecientes objeciones a una idea mencionada por Trump la semana pasada, de entrenar profesores y maestros para que carguen armas de forma encubierta para reaccionar en casos de ataques a escuelas, una propuesta rechazada por educadores y defensores de controles a las armas.

No obstante, el inquilino de la Casa Blanca se pronunció la semana pasada también a favor de medidas como la mejora de los controles de antecedentes, el aumento de la edad legal para comprar armas, -a menudo disponibles para la venta a una edad más temprana que el alcohol-, y la prohibición de los "bump stocks", unos dispositivos, utilizados por Stephen Paddock durante la matanza de Las Vegas (58 muertos), que transforman fusiles semitautomáticos en armas automáticas.

"Acabaremos con los 'bump stocks'. Los acabaré yo mismo y no me importa si el Congreso lo hace o no", insistió ante los gobernadores.

Estas declaraciones marcan una divergencia notable con las propuestas de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), el poderoso lobby de las armas que pagó 30 millones de dólares a la campaña presidencial del magnate.

"Gran fan de la NRA"

Pero el presidente se apresuró a afirmar claramente sus vínculos con la NRA explicando que el fin de semana pasado había comido con su dirigente Wayne LaPierre.

"No hay mayor fan de la segunda enmienda (que garantiza a los estadounidenses el derecho a poseer armas) y de la NRA que yo. Son geniales", afirmó. "No se preocupen, están de nuestro lado", añadió.

Tras la matanza de Florida, tanto en una parte como en otra del escenario político estadounidense, así como en la sociedad civil, se han alzado voces que piden una reglamentación más estricta de las ventas de armas.

En este contexto, una gran manifestación ha sido convocada para el 24 de marzo en Washington con el objetivo de pedir un control más estricto y meter presión a los responsables políticos estadounidenses.

"Soy un poco pesimista sobre la posibilidad de que pase algo", estimó sin embargo el legislador republicano de la Cámara de los Representantes Charlie Dent en una entrevista en la CNN este lunes por la mañana.

Los líderes republicanos del Congreso Paul Ryan y Mitch McConnell no se han pronunciado todavía sobre el tema, pero según una encuesta reciente de la CNN, el 70% de los estadounidenses está a favor de un endurecimiento de la legislación.

Este lunes también estaban previstos en Washington encuentros entre los supervivientes del tiroteo y parlamentarios estadounidenses, pero ningún detalle de dichos encuentros se ha filtrado todavía.

En Parkland, los profesores y el personal de la escuela de secundaria Marjory Stoneman Douglas regresaban este lunes a las aulas con el fin de preparar el regreso de los alumnos el miércoles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º