ESTADOS UNIDOS

Trump polémico: “Frenen los test, por favor”

“Los test son arma de doble filo. Cuando realizas tantos test, vas a encontrar más gente, vas a encontrar más casos”, dijo el presidente estadounidense.

Donald Trump, este martes en una conferencia en la Casa Blanca. Foto: AFP
Donald Trump. Foto: AFP.

El planteo del presidente Donald Trump de frenar el número de test del coronavirus, ha provocado estupefacción y críticas frontales en Estados Unidos en un momento en el que los casos vuelven a repuntar y el número de fallecidos roza los 120.000.

“Los test son arma de doble filo. Cuando realizas tantos test, vas a encontrar más gente, vas a encontrar más casos. Así que le dije a mi gente: ‘Frenen los test, por favor”, dijo Trump el sábado en un acto electoral en Tulsa (Oklahoma), el primero desde la llegada de la pandemia en Estados Unidos en marzo.

Las sorprendentes palabras del mandatario se producen en un momento de repunte del coronavirus en el país, que registra ya más de 2,2 millones de casos confirmados y roza los 120.000 muertos, en medio de la progresiva reapertura de la actividad económica.

La reacción entre la oposición demócrata no se hizo esperar. “El presidente Trump justo admitió que está poniendo la política por delante de la seguridad y bienestar económico de los estadounidenses, incluso justo cuando hemos registrado el número más alto de nuevos casos de COVID-19 en casi dos meses y 20 millones de trabajadores no tienen empleo”, recalcó Kate Bedingfield, directora adjunta de la campaña de Joe Biden en un comunicado.

Asimismo, la alcaldesa de Atlanta, la demócrata Keisha Lance Bottoms, considerada una de las posibles opciones de Biden para ser escogida como candidata a la vicepresidencia, señaló que el mitin de Trump fue “una vergüenza”. “Cuando cerca de 120.000 personas han perdido sus vidas por COVID-19, se atreve a hablar de que ha ordenado ralentizar los test. Es de locos”, indicó Bottoms en CNN

Peter Navarro, asesor comercial de Trump, dijo que el comentario del presidente “fue irónico y en un momento ligero del acto electoral”.

El mitin de Tulsa se celebró en un clima de tensión ante las advertencia de los expertos médicos del riesgo que implicaba un acto masivo en plena pandemia. Aunque finalmente acudió menos gente de la esperada, algo más de 6.000 personas, pese a las promesas de la campaña de Trump de reunir a casi 20.000 personas en el recinto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados