CASAMIENTO REAL

Trump, Obama y May no fueron invitados a boda de príncipe Enrique y Meghan Markle

Una fuente del Palacio de Kensington destacó que los invitados serían personas que tienen una relación directa con el novio o la novia, o con ambos.

El príncipe Enrique y la actriz Meghan Markle. Foto: AFP
El príncipe Enrique y la actriz Meghan Markle. Foto: AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, su predecesor Barack Obama y la primera ministra británica, Theresa May, no fueron invitados a la boda del príncipe Enrique y Meghan Markle que se realizará el 19 de mayo, dijeron el martes fuentes del gobierno británico y de la realeza.

Enrique, nieto de la reina Isabel y hermano menor del príncipe Guillermo, se casará con Markle, una actriz estadounidense conocida por su papel en la serie de televisión "Suits", en la Capilla de San Jorge, ubicada en el Castillo de Windsor.

"Se ha decidido que no se requiere una lista oficial de líderes políticos, tanto británicos como internacionales, para la boda del príncipe Enrique y de la señorita Markle", dijo un portavoz del Palacio de Kensington, la residencia oficial de Guillermo y Enrique.

"El gobierno de Su Majestad fue consultado sobre esta decisión, que fue tomada por la Casa Real", dijo el portavoz. "El gobierno de Su Majestad" es el nombre oficial del gobierno británico.

Una fuente del Palacio de Kensington confirmó que la familia Obama no asistirá al matrimonio y destacó que los invitados serían personas que tienen una relación directa con el novio o la novia, o con ambos. Eso excluye a Trump.

Hubo algunas especulaciones de que la familia Obama podría ser invitada debido a la relación que existe entre el expresidente y Enrique, pero hubiera sido diplomáticamente incómodo invitar a Obama y no a Trump.

Aunque se espera que la familia real se mantenga alejada de los asuntos políticos, el delicado equilibrio constitucional de Reino Unido hace que sus miembros deban consultar discretamente con el gobierno para garantizar que sus acciones públicas cumplan con la política exterior.

Una fuente del gobierno señaló que el lugar de la boda era significativamente más pequeño que la abadía de Westminster, donde el hermano mayor de Enrique, Guillermo, se casó con Kate Middleton en 2011 en presencia del entonces primer ministro David Cameron, entre otros políticos y diplomáticos.

Obama, que en ese entonces era presidente, no fue invitado a esa boda y Estados Unidos estuvo representado por su embajador en Reino Unido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º