VIDEO

Trump insiste en elección amañada y elude comprometerse a aceptar resultado

Donald Trump machacó su sospecha de que la elección presidencial estadounidense está amañada a favor de su rival Hillary Clinton, eludiendo este miércoles a comprometerse a reconocer el resultado de las urnas, en el tercer y último debate entre los dos rivales.

Si no puede ver el video haga click aquí.

"Veré eso en el momento oportuno. Pero lo que he visto hasta ahora es muy malo", dijo Trump a una pregunta del moderador Chris Wallace sobre si aceptaría los resultados la noche electoral del 8 de noviembre.
"Te mantendré en suspenso, ¿ok?", añadió.

"Es perturbador", respondió inmediatamente Clinton. "Está denigrando y rebajando nuestra democracia", afirmó la exsecretaria de Estado de 68 años.

La afirmación de Trump rompe de manera espectacular con la tradición democrática estadounidense. Su propio compañero de fórmula, Mike Pence, había dicho antes a CNN que el resultado sería aceptado "ciertamente". Su hija, Ivanka, también había afirmado que su padre respetará la votación "de cualquier forma".

Debajo en las encuestas, asediado por acusaciones de conducta lasciva con mujeres, Trump, de 70 años, ejecutó su mejor desempeño en los debates pero no alcanzó a dar el fenomenal golpe de efecto necesario para convencer a los votantes indecisos, tres semanas antes de los comicios.

Trump y Clinton se batieron durante hora y media de debate en Las Vegas: la demócrata acusando a su adversario de ser una "marioneta" del presidente ruso Vladimir Putin, y el republicano acusando a la exprimera dama de estar detrás de las mujeres que lo acusan de conducta sexual inapropiada.

"Desgarrará al país" .

El ambiente no podía ser más frío. Los candidatos no se dieron las manos, ni al llegar ni al partir.

Desde el inicio, la veterana política y el antiguo showman y empresario se ubicaron en campos opuestos en todo los asuntos, desde la Corte Suprema a las armas, pasando por el aborto, Rusia, la economía, los impuestos, la política extranjera y la inmigración.

Clinton afirmó que la propuesta de Trump de deportar a los 11 millones de indocumentados "es una idea que desgarrará al país".

"Necesitamos sacar a los malos hombres", señaló Trump.

Trump denuncia desde hace días un complot en su contra encabezado por la prensa "deshonesta" y afirma que la votación será "manipulada".
Autoridades y expertos dudan de la posibilidad de un fraude masivo de votos en el descentralizado sistema electoral estadounidense.

Pero Trump observa un "sistema manipulado por los donantes" de Clinton, a quien tacha como una política corrupta y deshonesta.

"A ella no debería permitírsele hacer campaña y solo en ese sentido digo que está amañado", señaló en referencia a la polémica de Clinton sobre sus emails "y otras cosas".

 "Marioneta" 

Trump también afirmó no conocer a las mujeres que ahora afirman haber sido manoseadas por él, señalando que esas acusaciones "han sido desmentidas", pero además sugirió que Clinton y equipo podrían estar por detrás de las denuncias.

"Yo creo que ella incitó a estas personas a dar el paso adelante", dijo Trump, apuntando el dedo a Clinton, acusándola de organizar "una campaña sucia" basada en denuncias que son "mentiras".

Clinton de su lado atacó a Trump por sus posiciones favorable a Rusia.
Clinton sugirió que en la Casa Blanca Trump será "una marioneta" del presidente ruso, Vladimir Putin.

"No, tú eres la marioneta", lanzó secamente el republicano.

Las últimas semanas han visto un aumento de la ventaja de Clinton sobre Trump, tanto a nivel nacional como en estados claves. La demócrata está adelante por 6,5 puntos, según un promedio de sondeos nacionales del sitio web Real Clear Politics.

Un 52% de los encuestados por CNN/ORC le dieron la victoria a la demócrata en el debate de este miércoles, contra 39% para el republicano.

Isla republicana en Washington 

Pero hubo un lugar donde Trump definitivamente ganó: su flamante hotel en pleno centro de Washington.

Bajo la alta cúpula de vidrio, los aplausos van dirigidos al magnate y los abucheos a la exsenadora, pues en una capital conocida por ser un bastión demócrata, en casa de Trump la clientela es mayoritariamente republicana.

"Lo apoyo, apoyo la mayoría de las cosas que dice", señala a la AFP Mary Zubritsky, de 39 años, quien trabaja en finanzas, una extrañeza en una ciudad que respira política.

"Necesitamos a alguien que sea un empresario experimentado y que vendrá a sacudir el gobierno", dijo, afirmando haber visto la corrupción gubernamental "de primera mano".

Tercer y último debate entre Clinton y Trump. Foto: AFP
Tercer y último debate entre Clinton y Trump. Foto: AFP
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)