ESTADOS UNIDOS

Trump incluye a los narcotraficantes mexicanos en la lista de "grupos terroristas"

Estados Unidos y México conviven a lo largo de una larga frontera. En la relación hay divergencias sobre políticas migratoria y contra la droga.

Militares de México custodian una gran incautación de droga que hicieron en un operativo. Foto: AFP
Militares de México custodian una gran incautación de droga que hicieron en un operativo. Foto: AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció en una entrevista divulgada el martes que planea designar a los carteles mexicanos como “grupos terroristas”, una decisión que le daría a Washington más poderes para luchar contra el tráfico de drogas y de personas.

Trump hizo este anuncio en una entrevista telefónica difundida en el sitio web No Spin News, del periodista conservador Bill O’Reilly, luego de que a principios de noviembre llamara a una “guerra” contra los carteles tras el asesinato a tiros de nueve mujeres y niños de una comunidad mormona estadounidense radicada en el norte de México.

“¿Va a designar a esos carteles en México como grupos terroristas y comenzar a atacarlos con drones y cosas así?”, le preguntó O’Reilly.

“No quiero decir lo que voy a hacer, pero serán designados. No digo lo que quiero hacer”, respondió Trump.

Y agregó: “Voy a designarlos sí, absolutamente, he estado trabajando en ello durante 90 días. Las designaciones no son tan fáciles, hay que pasar por un proceso y estamos en medio de este proceso”.

La medida abrirá irremediablemente otro frente con el Gobierno mexicano de Andrés Manuel López Obrador, quien ha respondido “cooperación sí, intervencionismo no”.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. Foto: Efe.
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. Foto: Efe.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, había asegurado en su cuenta de Twitter que “México no admitirá nunca acción alguna que signifique violación a su soberanía nacional”.

El asunto estaba sobre la mesa después de que un vocero de los LeBarón, la familia con nacionalidad estadounidense y mexicana que fue víctima de una matanza a primeros de mes en los límites entre Sonora y Chihuahua, lo pidiera a la Casa Blanca el fin de semana.

El plan no nace a raíz de este sangriento suceso, que supuestamente cometió un grupo criminal, sino que lleva meses en estudio, como indicó Trump.

El Gobierno de México ha respondido rápidamente tras el anuncio de Trump a O’Reilly.

El canciller Ebrard, buscará a su par estadounidense, Mike Pompeo, para entender las implicaciones de la medida. “El Gobierno de México buscará tener un encuentro de alto nivel a la brevedad para presentar la posición mexicana”, ha señalado la cancillería en un comunicado. “Respeto mutuo es la base de la cooperación”, agregó Ebrard, en un tuit.

Al secretario de Exteriores mexicano se sumó este miércoles el presidente López Obrador, que dijo que no quería ahondar en el tema al ser la víspera del Día de Acción de Gracias. “No vamos a tratarlo por ahora. Le mando un abrazo a todos los estadounidenses, porque para ellos es una fecha muy especial. No a la confrontación política”, ha dicho.

Los funcionarios mexicanos también buscarán proponer a Washington una hoja de ruta en temas que afectan la seguridad en ambas naciones. Entre ellas el tráfico de armas de Estados Unidos al sur, los flujos monetarios de las organizaciones criminales y el tráfico por México de precursores químicos para la fabricación de drogas que serán vendidas en territorio americano.

El lunes, México ya había mostrado públicamente el rechazo a la medida que Estados Unidos perfila. Ebrard reprobó la inclusión de los grupos criminales mexicanos en la lista terrorista de Washington. “El tema de narcoterrorismo tiene una implicación jurídica, considerando que los actos son gravísimos, pero tiene un impacto jurídico internacional. Es inconveniente e innecesario”, consideró.

Amagues previos de la administración Trump.

El anuncio confirma los amagues previos en el entorno del mandatario. Trump ya lo sugirió en marzo en una entrevista con el digital extremista Breitbart. Luego, los congresistas republicanos Mark Green y Charles Roy pidieron formalmente que se tomara esta decisión a través de una carta a Pompeo. La última intentona la ha liderado la comunidad mormona Langford-LeBarón, golpeada por la violencia hace unas semanas.

Los miembros de la familia mormona encabezada por Julián LeBarón. Foto: El País
Los miembros de la familia mormona encabezada por Julián LeBarón. Foto: El País

Familias binacionales, los LeBarón y los Langford viven entre México y Estados Unidos desde hace décadas. En México, sus comunidades están en Chihuahua y Sonora. A principios de noviembre, un grupo armado atacó presuntamente un convoy de tres camionetas con mujeres y niños que había salido de la comunidad de Sonora. Tres mujeres y seis niños murieron asesinados.

Tras la matanza, Trump exigió contundencia al Gobierno mexicano e insinuó que Estados Unidos mandaría al Ejército al sur de la frontera si México lo pedía. Los LeBarón demandaron igualmente contundencia al Gobierno de López Obrador. Una de las voces más escuchadas en la familia, Julián LeBarón, ha insistido una y otra vez en que las autoridades mexicanas no cumplen con su cometido: proteger a la ciudadanía. El domingo pasado, Bryan LeBarón registró un pedido en la web de la Casa Blanca para que el Departamento de Estado incluya a los carteles en su lista de organizaciones terroristas extranjeras.

Expone el drama que se produce por la frontera

“Mire, perdemos 100.000 personas por año a raíz de lo que ocurre y lo que viene a través de la frontera desde México”, indicó el presidente Donald Trump en la entrevista para señalar las repercusiones terribles que tiene la droga en Estados Unidos. Sostuvo que los carteles tienen dinero sin límites que proviene de la venta ilícita de drogas, así como del tráfico de personas.

Después de la masacre cometida contra la familia mormona estadounidense LeBarón, el presidente indicó en su cuenta de Twitter, que había llegado el momento “para que México, con la ayuda de Estados Unidos, libre la guerra contra los carteles de la droga y los elimine de la faz de la Tierra”.

Uno de los motivos por los que Trump quiere construir el muro a lo largo de la frontera con México es para frenar el flujo de drogas.

¿Cuáles son los criterios?

La cuestión es qué significa cartel para el Gobierno de Estados Unidos, a cuáles incluiría en su lista y qué consecuencias tendría esa decisión.

La doctora Iliana Rodríguez Santibáñez, profesora e investigadora del Tec de Monterrey, dice que Estados Unidos debería primero definir justo esto. “Se tendría que buscar a qué cartel incluir. Porque no todos los grupos criminales generan terrorismo. Cuando Al Qaeda empieza a fragmentarse, surgen agrupaciones, pero no todas fueron incluidos en la lista”.

Para Rodríguez Santibáñez, el problema de incluir organizaciones criminales mexicanas en esta lista radica sobre todo en las consecuencias económicas. “La repercusión es económica, en materia de inversión y congelamiento de activos”, explica. “No es cosa de una intervención directa, eso no ocurre. Decir que un territorio tiene organizaciones terroristas es decir que ese estado es incapaz, o sea, que cuenta con un Estado de derecho débil”.

Trump conversa con un funcionario de seguridad en la zona de ingreso fronterizo de Otay Mesa, en San Diego. Foto: AFP
Trump conversa con un funcionario de seguridad en la zona de ingreso fronterizo de Otay Mesa, en San Diego. Foto: AFP

A raíz de las amenazas de Trump, el internacionalista Mauricio Meschoulam escribía hace unos meses: “El terrorismo, más que una categoría de violencia, es empleado como etiqueta política para favorecer, respaldar o impulsar determinadas agendas (...) El uso de esa etiqueta por parte de Washington no nos dice nada acerca de si ese cuerpo utiliza o no utiliza el terrorismo como táctica. Lo único que nos dice es que la Casa Blanca tiene toda la intención de lanzar una ofensiva en contra de esa agrupación y el país al que pertenece, lo que puede incluir desde sanciones económicas, hasta operativos en países extranjeros”.

Preguntado ayer al respecto, Meschoulam sostuvo que su opinión es exactamente la misma que entonces.

Un país que está bajo violencia

Al asumir como presidente de México, López Obrador se encontró con un país roto con 25.000 muertos anuales y casi 50.000 desaparecidos.

Han surgido críticas al enfoque de López Obrador para encarar la lucha contra los carteles de la droga. Por ejemplo, Edgardo Buscaglia, académico de la Universidad de Columbia, señala que inteligencia, militares e investigación financiera actúan por su cuenta y de manera desorganizada.

Un fracaso que tuvieron las autoridades fue el 18 de octubre de este año cuando fue detenido Ovidio Guzmán López, el hijo de “El Chapo” Guzmán que se encarga del tráfico de cocaína a Estados Unidos. Los narcos lanzaron una ofensiva con gran poder de fuego y las autoridades optaron por dejar libre a Guzmán para evitar peores consecuencias a la población.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)