ELECCIONES EN EE.UU.

Trump eludió decir si aceptará el resultado

“Está denigrando la democracia”, reaccionó Hillary Clinton.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Donald Trump y Hillary Clinton llegando al debate. Foto: Reuters

El último debate anoche entre Hillary Clinton y Donald Trump reflejó fielmente cómo están las relaciones entre los candidatos: un quiebre total, al punto que ni siquiera se saludaron para las cámaras, ni al comienzo ni al final. Pero la nota la dio el republicano, que evitó comprometerse a reconocer el resultado de las elecciones del próximo 8 de noviembre, dejando abierta la posibilidad de impugnar las cifras finales.

En el tercer y último debate presidencial, Trump dijo que esperaría para decidir si el resultado es legítimo.

"Les diré en su momento, los mantendré en suspenso", sostuvo Trump.

Clinton respondió: "Seamos claros sobre lo que él está diciendo y lo que eso significa: Él está denigrando, está menospreciando a nuestra democracia y yo estoy horrorizada de que el nominado de uno de los dos principales partidos asuma esa postura".

En un encendido debate que se concentró más en política que en ataques personales, Trump acusó a la campaña de Clinton de orquestar una serie de acusaciones de mujeres que dijeron que el millonario realizó avances sexuales indeseados en su contra.

Trump dijo que todas las historias eran "totalmente falsas" y sugirió que Clinton estaba detrás de las acusaciones. Afirmó que la campaña de la ex secretaria de Estado es "sórdida".

"Creo que ellas quieren fama o que su campaña lo hizo, y creo que es su campaña", refirió el magnate de Nueva York.

Clinton dijo que las mujeres dieron un paso al frente después de que Trump declaró en el último debate que nunca había realizado avances sexuales indeseados. En un video del 2005, el millonario fue grabado mientras se jactaba de manosear a mujeres en contra de su voluntad.

"Donald cree que desprestigiar a las mujeres lo hace más grande. Él ataca su dignidad, su autoestima y yo no creo que exista una mujer en alguna parte que no sepa cómo se siente eso", declaró Clinton. Ella citó a otras minorías que han sido blanco de los ataques de Trump.

"Este es un patrón. Un patrón divisionista, una visión muy oscura y, en muchas formas, muy peligrosa de nuestro país, en la que él incita a la violencia, donde aplaude a la gente que empuja, tira y golpea en sus mítines. Estados Unidos no es eso", sostuvo.

Trump busca revertir su caída en los sondeos de opinión. El empresario ha generado preocupaciones debido a sus afirmaciones de que la elección será manipulada en su contra. Ha instado a sus partidarios a vigilar los centros de votación en las ciudades del interior del país para evitar fraudes.

Los dos rivales en la carrera a la presidencia mantuvieron duros intercambios sobre el aborto, el derecho a la posesión de armas y la inmigración durante el debate de 90 minutos.

Marioneta de Putin.

Trump, de 70 años, y Clinton, de 68, discutieron con dureza sobre la influencia del presidente de Rusia y la candidata demócrata dijo que su rival republicano era una marioneta de Vladimir Putin, a lo que el millonario respondió que el líder ruso ha sido más astuto que la ex secretaria de Estado.

Clinton dijo que Trump se ha negado a condenar a Putin y a Rusia por los recientes ciberataques contra el país.

"Él prefiere creerle a Vladimir Putin en lugar de al Ejército y a los funcionarios civiles de inteligencia que han jurado protegernos", afirmó Clinton.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos y el Departamento de Seguridad Nacional han dicho que los líderes rusos son responsables de los recientes ciberataques contra el Comité Nacional Demócrata y la filtración de correos electrónicos robados.

Trump rechazó la idea de que fuese alguien cercano a Putin, pero sugirió que él tendría una mejor relación que Clinton con el líder ruso.

"Él dijo cosas agradables sobre mí", dijo Trump. "Él no la respeta a ella, él no respeta a nuestro presidente y les diré algo, estamos en problemas muy graves", agregó.

Clinton respondió: "Bueno, eso es porque él prefiere tener a una marioneta como presidente de Estados Unidos".

Trump reaccionó y dijo, "no, tu eres una marioneta". "Putin ha sido más astuto que ella y que Obama en cada oportunidad", declaró, refiriéndose al presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

La ex secretaria de Estado dijo que Trump ha sido "displicente" sobre las armas nucleares y no se le deberían confiar los códigos nucleares.

Inmigración.

Los candidatos llegaron al debate final en condiciones muy diferentes: Clinton liderando en las encuestas y Trump golpeado por las denuncias de acoso sexual. Los últimos sondeos dan una ventaja de entre siete y nueve puntos a la candidata demócrata.

Al abordar el tema de la inmigración, Trump afirmó que Estados Unidos no será un país sin fronteras, mientras que Clinton recordó que son "una nación de inmigrantes".

"Necesitamos fronteras seguras; construiré el muro", aseguró el candidato presidencial republicano, al defender su propuesta de levantar un cerco entre Estados Unidos y México. "Tenemos malos hombres aquí, y los vamos a sacar", afirmó.

"Somos una nación de inmigrantes y somos una nación de leyes", subrayó por su parte la candidata demócrata. "La deportación masiva no es factible", añadió.

"No quiero ver materializarse una deportación forzada como la que quiere Trump, separando a los niños de sus familias", agregó Clinton.

El plan de Trump de implementar la deportación masiva de millones de inmigrantes en situación irregular "desgarrará" a Estados Unidos, afirmó Clinton.

De acuerdo con Clinton, en caso de que se aplique esa iniciativa el país tendrá que salir a buscar inmigrantes "escuela por escuela, casa por casa, comercio por comercio".

Clinton dijo que no quería "dividir familias. No quiero separar familias de sus hijos".

En respuesta, Trump recordó que el propio Obama ha mantenido un volumen constante de deportaciones diarias. "Lo que quiero decir es que el presidente Obama ya ha deportado a millones y millones de personas", sostuvo.

Obama tiene su candidato al Senado en Florida.

El presidente Barack Obama pide en español votar por Patrick Murphy, candidato demócrata al Senado en representación de Florida, que compite con el cubano-estadounidense Marco Rubio, republicano. "Patrick luchará por una reforma migratoria, mejor educación y sueldos más altos", asegura Obama en el breve mensaje en YouTube. Murphy, de 33 años, peleará "cada día para mejorar nuestras vida", señala Obama en el mensaje. Florida es uno de los estados claves para ganar las elecciones presidenciales y legislativas del 8 de noviembre.

Florida, que aporta 29 de los 538 miembros del Colegio Electoral, es el tercer estado de EE.UU. con un mayor potencial de electorado latino, que representa el 18%. En su mayoría estos votantes son de origen cubano (31%), seguidos de los puertorriqueños (27%), y los mexicanos (9 %).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)