ELECCIONES EN ESTADOS UNIDOS

Embestida de Donald Trump antes del debate final: "Joe Biden es corrupto"

"Joe Biden es un político corrupto y todo el mundo lo sabe. Ahora tienen la prueba", dijo el presidente de Estados Unidos tras compartir una polémica historia de dudosa procedencia.

El presidente Trump a su llegada ayer a California para una gira por ese estado de tradición demócrata. Foto: AFP
El presidente Trump a su llegada ayer a California para una gira por ese estado de tradición demócrata. Foto: AFP

Donald Trump y Joe Biden se verán las caras este jueves 22 en Nashville, Tennessee, en el último debate presidencial antes de las elecciones del 3 de noviembre. Ambos llegarán en medio de un cruce de acusaciones, que ha llevado al máxima las tensiones entre republicanos y demócratas.

Trump aprovechó los artículos del tabloide New York Post sobre Hunter Biden, hijo del candidato demócrata, para acusar a su rival de corrupción. “Muy orgullo del New York Post, mi antiguo ‘periódico en casa’. Han dicho y mostrado lo que todo el mundo sabe sobre Joe Biden. ¡¡¡Es un POLÍTICO CORRUPTO!!!”, aseguró Trump en Twitter. Y agregó: “¡Este es el segundo mayor escándalo político de nuestra historia!”.

Los artículos del New York Post se basan en correos electrónicos y otros materiales digitales recuperados de un ordenador portátil que supuestamente pertenecía a Hunter Biden, una copia de los cuales fue facilitada al diario por el exalcalde de Nueva York y abogado de Trump, Rudy Giuliani.

Según estos, cuando su padre aún era vicepresidente de Estados Unidos, Hunter Biden le presentó a un ejecutivo de la firma de gas natural ucraniana Burisma Holdings, que estaba siendo investigada por el entonces fiscal general de Ucrania, Víktor Shokin (2015-2016).

El entorno de Trump siempre ha sostenido que Joe Biden forzó la destitución de Shokin mediante una llamada telefónica al expresidente ucraniano Petró Poroshenko para proteger a su hijo, que asesoraba a la empresa.

Tras la publicación del primero de los artículos de New York Post, Twitter decidió la pasada semana retirar la historia por completo al alegar que violaba su política interna contra la publicación de material digital robado, dado que los contenidos del ordenador se habrían logrado sin el consentimiento de su supuesto dueño, Hunter Biden.

Facebook, por su parte, no la eliminó completamente de la plataforma, pero limitó su distribución de forma preventiva mientras sus verificadores independientes la revisan.

Sin embargo, Twitter dio marcha atrás y permitió que los internautas compartieran el artículo del New York Post.

Biden en un alto en su recorrida por Carolina del Norte, uno de los estados clave para la definición de las elecciones del 3 de noviembre. Foto: Reuters
Biden en un alto en su recorrida por Carolina del Norte, uno de los estados clave para la definición de las elecciones del 3 de noviembre. Foto: Reuters

En su mitin del sábado en Michigan, Trump llamó a Biden “criminal” y dijo que representaba “un riesgo para la seguridad nacional”. También atacó a la gobernadora demócrata de ese estado, Gretchen Whitmer, quien impuso severas restricciones para combatir la pandemia del coronavirus.

Whitmer fue blanco de un grupo de extrema derecha que planeaba secuestrarla y juzgarla por “traición”. Los integrantes de este grupo fueron arrestados antes de que pudieran perpetrar su plan.

“Es increíblemente perturbador” que el presidente “inspire, aliente e incite a este tipo de terrorismo doméstico”, afirmó Whitmer ayer domingo a la cadena NBC.

“La gente está frustrada con esta gobernadora y eso no tiene nada que ver con el intento de atacarla”, dijo Lara Trump, nuera del presidente, a CNN, argumentando que el mandatario no hizo “absolutamente nada para incitar a la gente a amenazar” a Whitmer, sino que se estaba “divirtiendo” en un mitin.

Trump “debe darse cuenta de que las palabras de un presidente de Estados Unidos tienen peso”, agregó por su parte la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a la cadena ABC.

De su lado, Biden renovó ayer domingo sus críticas al manejo de la pandemia por parte de la Casa Blanca, en un momento en que Estados Unidos registra más de 8 millones de casos y casi 220.000 muertes por COVID-19. “En lugar de asumir su responsabilidad y ser un líder, el presidente Trump continúa restando importancia al COVID-19”, dijo Biden en un comunicado. “No tomó las precauciones necesarias para protegerse a sí mismo y a los demás. ¿Se puede confiar en él para proteger a las familias?”, cuestionó.

La apuesta por el voto latino

Fuera Trump”, la campaña contra la reelección del presidente Donald Trump, se movilizó ayer domingo en una caravana motorizada por las calles de Miami para incentivar el voto anticipado que comienza este lunes en el estado crucial de Florida. Medio centenar de vehículos con pancartas en las que se pidió votar “por nuestra gente y por Puerto Rico” recorrieron las calles del oeste de Miami acompañados además con al menos dos piñatas con la figura de Trump. Mijente, promotora de la inicia nacional, que prevé movilizaciones similares en Arizona, busca incentivar el voto latino en Estados Unidos, donde una cifra récord de 32 millones de hispanos votar.

Al ritmo de salsa, los activistas bailaron en las calles de Miami.

Los activistas de Florida se sumaron así a la campaña nacional de Mijente, que fomenta el voto latino con materiales electorales en español, a través de las redes sociales y con llamadas telefónicas y mensajes de texto a los votantes.

Una carroza con las fotos del candidato demócrata Joe Biden, y su compañera de fórmula, Kamala Harris, con banderas de países latinoamericanos colgadas, se sumó al desfile que comenzó en la comunidad de Westchester y terminó en la ciudad de Doral, con una gran población venezolana. Con más de 350.000 latinos inscritos este año en Florida, estos inmigrantes son ahora el 17% del total del padrón electoral del estado, de un total de unos 14 millones hasta agosto pasado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados