Estados Unidos

Trump se despachó contra Brasil: "Nos trata injustamente"

Dijo que es el país del mundo “más difícil” para negociar.

Brasil: vota el domingo en medio de gran incertidumbre. Foto: Reuters
Brasil: vota el domingo en medio de gran incertidumbre. Foto: Reuters

Donald Trump acusó ayer lunes a Brasil de tratar "injustamente" a las empresas estadounidenses, considerándolo como uno de los países más difíciles del mundo con el cual mantener relaciones comerciales.

"Es una belleza. Nos cobran lo que quieren. Si uno le pregunta a las empresas dicen que Brasil está entre los más difíciles, tal vez el más difícil del mundo", dijo Trump, durante la rueda de prensa sobre el nuevo acuerdo comercial alcanzado entre Estados Unidos, México y Canadá.

"Nosotros no los llamamos y les decimos: Ustedes están tratando injustamente a nuestro país", agregó en los jardines de la Casa Blanca, al hacer alusión a los aranceles que cobra Brasil.

Trump se refirió a la ausencia de negociaciones comerciales con Brasil, comparando el caso con el de India, el cual según dijo quiere iniciar negociaciones comerciales con Estados Unidos "inmediatamente". India "llamó y nos dijo: Queremos comenzar las negociaciones inmediatamente", contó Trump, describiendo al país asiático como el "rey de los aranceles".

"Tuvimos presidentes de Estados Unidos y representantes comerciales que nunca hablaron con India. Brasil es otro", dijo.

Estados Unidos es el segundo socio comercial de Brasil después de China.

Brasil registró un superávit comercial de 4.970 millones de dólares en septiembre, el segundo mejor resultado para dicho mes desde que el Gobierno comenzó a divulgar el dato en 1989, informó ayer lunes el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior. Brasil realizó exportaciones por valor de 19.080 millones de dólares e importó bienes por 14.111 millones de dólares el mes pasado. El superávit, sin embargo, fue menor que los 5.900 millones de dólares que arrojó el promedio de las estimaciones de analistas en un sondeo de Reuters.

La economía de Brasil se aproxima al final de un período marcado por la peor recesión de su historia, unos índices de desempleo aún preocupantes y un déficit fiscal descontrolado.

El vencedor de las elecciones de este mes se encontrará con una economía estancada, con casi trece millones de personas sin trabajo y a la que le cuesta superar los efectos todavía visibles de la severa crisis de 2015 y 2016 que desplomó el PIB un 7%.

"Brasil está sentado sobre una falla tectónica. Esa falla es un déficit público brutal que tiene que ser controlado", afirmó Antonio Porto, economista de la Fundación Getulio Vargas.

Los cinco principales compradores de Brasil en septiembre fueron China (US$ 5.187 millones), Estados Unidos (2.665 millones), Argentina (927 millones), Holanda (682 millones) y Chile (605 millones). Los mayores proveedores fueron también China (2.553 millones), Estados Unidos (2.423 millones) y Argentina (933 millones).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º