INMIGRACIÓN Y SEGURIDAD

Trump desafía a demócratas con dura reforma migratoria

Plantea US$ 25.000 millones para el muro y terminar con la lotería de visas.

Trump llega a la sesión del viernes del Foro Económico Mundial de Davos. Foto: Reuters
Trump llega a la sesión del viernes del Foro Económico Mundial de Davos. Foto: Reuters

Los proyectos de ley propuestos por el presidente Donald Trump abrirán un camino hacia la ciudadanía estadounidense a 1,8 millones de jóvenes inmigrantes ilegales a cambio de poner fin a la política que facilita la inmigración cuando son patrocinados por familiares que ya viven en Estados Unidos, financiar el costoso muro fronterizo con México y perseguir a otros extranjeros que viven ilegalmente en territorio estadounidense.

Al describir el plan como "extremadamente generoso", jerarcas de la Casa Blanca expresaron su esperanza de que resulte apoyado por conservadores y centristas en el Congreso, como el primer paso de un esfuerzo mucho más ambicioso de corregir el sistema de inmigración.

Los funcionarios señalaron que los proyectos despejarán el camino hacia la ciudadanía a las 690.000 personas que se anotaron para estar protegidas bajo el programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), y también comprenderá a otros 1,1 millones de inmigrantes ilegales que califican para ese programa, pero nunca se inscribieron.

A cambio, el Congreso deberá crear un fondo de US$ 25.000 millones para el muro en la frontera con México, incrementar las detenciones de extranjeros ilegales, acelerar las deportaciones, y perseguir a las personas que permanecen en Estados Unidos después del vencimiento de sus visas.

Pero, el nuevo plan —diseñado por Stephen Miller, el asesor de políticas internas de línea dura del presidente, y el jefe de Gabinete, John F. Kelly— fue rechazado de inmediato por los demócratas y algunos republicanos, que lo describieron como un intento de liberar al país de inmigrantes y cerrar las fronteras.

La Casa Blanca publicó una lista de requisitos para la ley de inmigración que promueve el presidente Trump.

El siguiente es un resumen de lo que la Casa Blanca indicó que quiere ver aprobado.

Dreamers.

Ampliar la protección contra deportación a 1,8 millones de inmigrantes llamados "Dreamers" —que ingresaron ilegalmente al país cuando eran niños—, en comparación a las 700.000 personas actualmente inscriptas en un programa que comenzó en 2012 para protegerlos de la deportación y otorgarles permisos de trabajo. Trump decidió suspender el programa a partir de marzo.

—El incremento incluiría a personas que cuentan con los requisitos para la protección pero que no se inscribieron.

—Las nuevas normas permitirían que los "Dreamers" se conviertan en ciudadanos en 10 a 12 años, con requisitos aún por determinar de trabajo y educación, siempre y cuando no cometan delitos.

Seguridad fronteriza.

Establecer un fondo de 25.000 millones de dólares para financiar un muro en la frontera con México que busca frenar la inmigración ilegal, el tráfico de drogas y el contrabando, y mejorar la seguridad en la frontera norte con Canadá. Los recursos no podrían ser recuperados por el Congreso.

—Mayor gasto en guardias fronterizos, jueces de inmigración y funcionarios de policía fronteriza, revisar el sistema de contratación y pagar las calificaciones. Trump calculó que costaría 5.000 millones de dólares, pero la Casa Blanca dijo que podía discutirse.

—Deportar inmediatamente a inmigrantes ilegales que cruzan la frontera sur o norte, incluso si no son de México o Canadá. La medida afectaría a los migrantes centroamericanos que a menudo llegan a la frontera con Estados Unidos después de atravesar México.

Patrocinio familiar.

Limitarlo para cónyuges e hijos menores, y poner fin a la capacidad de patrocinar a padres, hijos mayores y hermanos. El cambio acabaría con al menos 287.700 permisos de residencia (green cards) al año, según el grupo de expertos del Instituto de Política Migratoria.

—El cambio se aplicaría de forma prospectiva, lo que significa que las personas que ya comenzaron los trámites se regirían por las reglas anteriores.

Lotería de visas.

Acabar con la lotería de permisos de residencia para postulantes de países con bajas tasas de inmigración. El programa ofrece unas 50.000 visas por año.

Habla ante el congreso: "país fuerte y orgulloso".

En su primer discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso, el martes próximo, el presidente Donald Trump hablará de la construcción de un país "seguro, fuerte y orgulloso" e impulsar cambios en seguridad, inmigración, comercio, economía e infraestructuras.

"El presidente hablará desde el corazón. Será un discurso que se hará eco de los valores estadounidenses y que nos unirá con patriotismo y también nos unirá en torno a las grandes oportunidades que están encontrando todos los estadounidenses", explicó un alto funcionario de la Casa Blanca que pidió el anonimato. FUENTE: EFE

El presidente califica de llorón al líder de los senadores demócratas.

El presidente Donald Trump culpó al líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, por las dificultades para alcanzar un acuerdo sobre inmigración.

Al retornar a Washington desde el Foro Económico Mundide Davos, Trump señaló que "DACA se ha vuelto cada vez más difícil por el hecho de que el llorón de Chuck Schumer recibió tal golpe por el cierre parcial del gobierno, que no puede actuar en materia de inmigración".

La referencia es a la negativa inicial demócrata a votar los recursos para que el gobierno siguiera funcionando, lo que causó un cierre de tres días.

La reacción del presidente se produjo porque en su cuenta de Twitter, el senador Schumer consideró que Trump está usando a los jóvenes como "una herramienta para desmantelar el sistema de inmigración legal" y presenta propuestas para satisfacer los planteos de los dirigentes políticos contrarios a la inmigración. FUENTE: EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)