ESTADOS UNIDOS

Trump deportará a millones de ilegales la próxima semana

Trump hizo de la lucha contra la inmigración ilegal la piedra angular de la campaña para su elección en 2016 y ha colocado este tema como un eje de su gobierno.

Donald Trump. Foto: EFE.
Donald Trump. Foto: EFE.

El presidente Donald Trump anunció que Estados Unidos deportará a “millones de extranjeros ilegales”.

En un momento en que aumentan las detenciones de inmigrantes en la frontera sur del país, el mandatario afirmó que la agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) iba a comenzar a deportar a millones de extranjeros en situación irregular la próxima semana.

Indicó asimismo que “Guatemala se está preparando a firmar un acuerdo de tercer país seguro”, que implica acoger a los demandantes de asilo y evitar que las peticiones se hagan en Estados Unidos.

Trump hizo de la lucha contra la inmigración ilegal la piedra angular de la campaña para su elección en 2016 y ha colocado este tema como un eje de su gobierno, embarcándose en una agria pugna con el Congreso para conseguir fondos para construir el prometido muro en la frontera con México para frenar la llegada de personas.

A principios de 2017, anunció un endurecimiento de la política migratoria y en 2018 lanzó su política de “tolerancia cero” que propició que más de 2.300 niños fueran separados de sus padres migrantes.

Desde octubre del año pasado Trump denunció como una “invasión” las caravanas de migrantes centroamericanos que buscaban llegar a Estados Unidos para huir de la pobreza y de la violencia.

El mandatario amenazó hace poco a México con imponer aranceles progresivos si no lograba frenar a los migrantes. Tras unas tensas negociaciones, el gobierno mexicano logró una tregua de 45 días en la que se comprometió a desplegar 6.000 efectivos de la Guardia Nacional en su frontera sur.

Las amenazas de deportaciones en el arranque de su campaña electoral en Orlando, Florida, apunta a que Trump busca colocar el tema como parte de su agenda para las presidenciales de 2020.

Los demócratas lo acusaron de complacer cínicamente a su base conservadora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados