La carrera armamentista

Trump crea Comando Espacial para su "Guerra de las Galaxias"

Estados Unidos reconoce que busca mantener la supremacía sobre China y Rusia.

Donald Trump aceptó cerrar su fundación de caridad. Foto: Reuters
Donald Trump aceptó cerrar su fundación de caridad. Foto: Reuters

"Guerra de las Galaxias" fue como se conoció popularmente al plan ideado por el presidente Ronald Reagan en 1983 para crear un sistema de defensa que detectara desde el espacio misiles lanzados contra Estados Unidos por la entonces Unión Soviética. Hoy, más de tres décadas después, Donald Trump retoma la idea pero con una proyección mucho más ambicioso y un desarrollo de la tecnología que tal vez Reagan no imaginó en su época.

Ayer martes, Trump ordenó formalmente al Pentágono la creación de un comando militar del espacio, para asegurar la supremacía de Estados Unidos sobre China y Rusia. "Ordeno el establecimiento, de acuerdo con la ley estadounidense, del Comando Espacial de Estados Unidos, como un Comando Combatiente Unificado operativo", indicó el presidente en un memo dirigido al secretario de Defensa Jim Mattis y publicado por la Casa Blanca.

Este nuevo comando surge como un paso hacia la implantación de la nueva organización que Trump quiere crear en el ejército estadounidense: la Fuerza del Espacio.

El presidente también ordenó al Pentágono que recomiende el nombramiento de un oficial de alto rango para supervisar este nuevo comando del espacio, nombramiento que tendrá que ser confirmado por el Congreso.

Trump ya había anunciado en junio que deseaba crear una Fuerza del Espacio que sería la sexta rama del ejército estadounidense, junto al Ejército de Tierra, la Marina, la Fuerza Aérea, el cuerpo de Marines y la Guardia Costera.

Ayer martes, en un discurso pronunciado en el Kennedy Space Center, en Florida, el vicepresidente Mike Pence señaló que el nuevo comando, que será conocido con el nombre Spacecom, será el onceavo comando militar del Pentágono. La nueva estructura tendrá funciones operacionales como los comandos de Europa (Eucom) o de África (Africom), y funcionales como Stratcom, encargado de la defensa estratégica.

El vicepresidente recordó que Estados Unidos se enfrenta actualmente a la competencia estratégica de Rusia y de China, que desarrollaron sus capacidades tecnológicas, sobre todo en el espacio. "La verdad es que desde hace años países extranjeros desarrollan armas electrónicas para interferir y desactivar satélites", declaró. "China ha probado misiles destinados a destruir satélites. China y Rusia tratan de posicionar nuevas armas en el espacio".

Pero constituir una Fuerza del Espacio requerirá el visto bueno del Congreso, y no está claro que Trump pueda convencer a los legisladores de la necesidad de establecer esta nueva rama dado que no ocurre desde que en 1947 se crearon las Fuerzas Aéreas.

El objetivo de la Casa Blanca, que ya ha solicitado al Congreso que destine un total de 8.000 millones de dólares a lo largo de los próximos años para sacar adelante el proyecto, es que estas nuevas tropas estén operativas en 2020.

Pence habló ayer delante de los militares de la base de Cabo Cañaveral, desde donde despegaron los míticos cohetes del programa especial estadounidense Apolo.

Está previsto que el vicepresidente asista al lanzamiento del primero de los diez satélites de geolocalización encargados por la Fuerza Aérea para crear la futura red GPS (Global Positioning System: sistema de posicionamiento global) de tercera generación. El lanzamiento fue pospuesto hasta hoy miércoles ya que fue identificada una anomalía en los captores, según indicó SpaceX, la compañía espacial de Elon Musk.

Presupuesto en alza.

Los presupuestos de defensa aumentaron en 2018 más de 87.000 millones de dólares, equivalentes a un alza de 4,9% hasta alcanzar 1,78 billones de dólares, siendo la mayor subida registrada en una década, afirmó la consultora IHS Markit, en un informe publicado ayer.

Los países miembros de la OTAN se destacaron por un mayor crecimiento de sus presupuestos de defensa, en 54.000 millones de dólares (5,8%) en especial por el alza de gastos militares estadounidenses. El gasto de los países miembros de la OTAN superará el billón de dólares en 2019, prevé IHS Markit

También señala que, como consecuencia del aumento de los precios del petróleo, Arabia Saudita ha superado a Francia en términos de presupuesto de defensa en 2018 y ocupa el quinto lugar en el mundo, con 56.000 millones de dólares en 2018 contra 53.600 en Francia.

Otra evolución destacada en la clasificación anual es la de Irán, que ha superado a Israel y Canadá para ubicarse en el 15º puesto.

En América Latina destaca Brasil por un mayor crecimiento del gasto en el sector, con casi la mitad del total en la región, lo que lo ubica en el 12º puesto mundial (casi 30.000 millones de gasto).

El tope de este año "supera significativamente el récord posterior a la Guerra Fría, de 1,6 billones de dólares en 2010", añade el documento.

"Tras un período difícil para los miembros de la OTAN por la crisis financiera mundial, los países miembros han comenzado a aumentar sus presupuestos de defensa debido a las amenazas emergentes", explicó Fenella McGerty, analista principal del gabinete IHS Markit, en la revista Janes, semanario especializado en cuestiones militares.

En el próximo quinquenio, Janes prevé un crecimiento moderado del gasto de defensa en todo el mundo, de alrededor del 2%. "En 2018, observamos una inversión de la reciente tendencia, en que los países occidentales son los que impulsan el crecimiento", dijo Craig Caffrey, analista de Janes. En cierto plazo, "veremos a Asia y Oriente Medio como los motores claves del crecimiento duradero en los gastos vinculados a la defensa", añade.

IHS Markit observa que nueve países de la OTAN alcanzarán el 2% de su PIB en gastos de defensa en 2019, en tanto en 2014 eran cuatro. Se trata de Estados Unidos, Grecia, Estonia, Lituania, Letonia, Reino Unido, Polonia, Rumania y Francia.

Aplazan sentencia sobre exasesor de seguridad

Renunció el asesor en seguridad nacional de la Casa Blanca, Michael Flynn. Foto: EFE
Michael Flynn. Foto: EFE

Michael Flynn, el exasesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, juzgado por haber mentido sobre sus contactos con funcionarios rusos, obtuvo ayer martes un aplazamiento de su sentencia después de que el magistrado que lleva el caso lo acusara de haber "vendido a su país".

El juez Emmet Sullivan dijo a Flynn que se había comportado como un traidor, por lo que le ofreció recibir un castigo potencialmente más severo ahora o esperar hasta que la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones haya avanzado para demostrar cuál fue su cooperación con los fiscales.

"Voy a ser franco con usted, este es un crimen muy serio", afirmó el juez Sullivan. "No voy a esconder mi indignación y mi desdén (...) posiblemente usted vendió a su país", agregó.

Flynn enfrenta una sentencia estándar de hasta seis meses de cárcel después de haberse declarado culpable de mentir al FBI en enero de 2017.

El general retirado de 60 años fue asesor de Trump durante la campaña y después ejerció por 22 días como su consejero de seguridad nacional. Flynn fue uno de los primeros imputados en la investigación sobre la presunta colusión del equipo de campaña de Trump con Moscú en las elecciones de 2016 luego que admitió que mintió a las autoridades sobre sus contactos con el embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kislyak. (AFP)

Contra los gigantes de internet
(AFP)

Donald Trump acusó de nuevo ayer martes a los gigantes de internet de dar muestra de parcialidad a favor de sus adversarios demócratas. "Facebook, Twitter y Google son tan favorables a los demócratas, ¡es ridículo!", tuiteó una semana después del testimonio ante el Congreso del CEO de Google, Sundar Pichai, que negó vigorosamente esas acusaciones. Trump arremetió especialmente contra Twitter, que, según él, ha hecho que sea más difícil abonarse a su cuenta @realDonaldTrump, con unos 56 millones de seguidores. "Han retirado muchos nombres y han ralentizado considerablemente el nivel y la velocidad de crecimiento", agrega. "¡No han reconocido ni hecho NADA!", añade el presidente, que parece seguir de cerca la evolución de su cifra de abonados. Estos últimos meses los gigantes de internet se han encontrado en varias ocasiones bajo el fuego de las críticas del presidente y de algunos legisladores republicanos que denuncian, sin pruebas, su "parcialidad". Interrogado por la comisión judicial de la Cámara de representantes, Pichai se ha levantado repetidamente contra la idea de que su grupo pueda estar "políticamente sesgado". 

El muro de US$ 5.000 millones
(Reuters)

La Casa Blanca dijo ayer martes que encontró una manera de construir sin nuevos fondos del Congreso el muro en la frontera con México. "Tenemos otras formas en que podemos llegar a esos 5.000 millones de dólares", dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca Sarah Sanders en Fox News. "Al final del día no queremos paralizar el gobierno, queremos cerrar la frontera", agregó.

El presidente Donald Trump y el Congreso, envueltos en una disputa por el muro fronterizo, tienen cuatro días para llegar a un acuerdo antes de que una parálisis parcial del gobierno pueda dejar a una cuarta parte de la fuerza laboral federal sin cheques de sueldo. Trump ha exigido 5.000 millones de dólares como pago inicial para la construcción del muro que, según él, es necesario para evitar que los inmigrantes ilegales y las drogas ingresen a Estados Unidos. Los demócratas y algunos republicanos argumentan que hay controles fronterizos menos costosos y más eficaces. Sanders indicó que la Casa Blanca se estaba apartando de la amenaza de Trump de paralizar el gobierno federal si el Congreso se negaba a proporcionar dinero para su muro. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)