VIDEO

Trump cambia a su equipo para luchar contra Clinton

Despide al jefe de campaña y busca nuevas figuras para unificar al partido.

Las explosivas declaraciones del virtual candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, tras la masacre de Orlando no gustaron nada al electorado estadounidense. El magnate empieza a observar que su retórica no es tan aceptada como antes por lo que ayer empezó a dar señales de cambio: ayer, por lo pronto, despidió a su jefe de campaña y planea introducir caras nuevas en su equipo para "unir" al partido y luchar contra Hillary Clinton en las presidenciales de noviembre.

"Corey Lewandowski ya no seguirá trabajando para la campaña", anunció en un escueto comunicado Hope Hicks, una portavoz del magnate neoyorquino, al término de una reunión de Trump y sus estrategas electorales en sus oficinas de Manhattan.

El diario The New York Times, que adelantó en su edición digital el despido del jefe de campaña, mencionó entre otros motivos las relaciones "hostiles" que mantenía con muchos periodistas y el malestar de algunos miembros del Comité Nacional Republicano (RNC).

Desde que Trump anunció hace un año su intención de llegar a la Casa Blanca, Lewandowski ha sido uno de los pilares de su campaña, en un largo proceso de primarias que lo ha convertido en el virtual candidato republicano pero que no ha estado exento de polémicas.

Uno de los episodios más controvertidos fue en marzo pasado, cuando una reportera de un portal conservador acusó a Lewandowski de una supuesta agresión en una rueda de prensa en Florida, aunque un mes más tarde la demanda fue desestimada por la falta de pruebas.

"Agradecemos a Corey su gran trabajo y dedicación y le deseamos lo mejor en el futuro", añadió la portavoz de la campaña en el mismo comunicado, en el que recordó que Trump ha logrado "casi 14 millones de votos" durante las primarias.

Pero ahora el magnate neoyorquino quiere centrarse en la segunda fase de la campaña y rodearse de caras nuevas para "unir" a los republicanos en torno a su candidatura y luchar contra su más que previsible rival en noviembre, la demócrata Hillary Clinton.

El objetivo es renovar el equipo y tener todos los cambios listos antes de la Convención Nacional Republicana, que se celebrará a finales de julio en Cleveland (Ohio), y se da por descontado que una de esas caras nuevas será Paul Manafort.

Fue contratado hace meses para limar asperezas con el aparato del Partido Republicano, pero sus relaciones con Lewandowski han sido muy tirantes y la falta de sintonía entre ambos generó "frustración" en muchos asesores de Trump, según el canal de televisión ABC News.

Lewandowski fue uno de los principales responsables de incitar a "Trump a seguir siendo Trump", a quien Manafort presionaba para ser más candidato, preparándose sus intervenciones o incluso echando mano del teleprompter, según The Wall Street Journal.

Algunos aliados del magnate y muchos donantes, incluso sus propios hijos, no escondían sus dudas y confiaban en que Trump se rodeara de gente con más experiencia en procesos electorales en esta "recta final" de la campaña.

Decisión: Donald Trump quiere renovar su equipo de campaña. Foto: Reuters
Decisión: Donald Trump quiere renovar su equipo de campaña. Foto: Reuters

Encuestas.

Lo cierto es que los apoyos a Trump en las encuestas han ido mermando desde finales de mayo, sobre todo una vez que Clinton logró sumar los votos para garantizarse la nominación demócrata, según el promedio de sondeos que elabora el portal Real Clear Politics.

Ayer, la Universidad de Monmouth (Nueva Jersey) divulgó un sondeo realizado entre el 15 y el 19 de junio que le da claro favoritismo a la exsecretaria de Estado. Trump consigue un respaldo del 40 % y Clinton logra el apoyo del 47%.

"Clinton tiene la ventana en el inicio de la campaña de las elecciones generales, particularmente en estados indecisos clave", afirmó el encuestador de Monmouth Patrick Murray. "Sin embargo, todas las señales indican que 2016 está produciendo uno de los electorados más polarizados que se recuerdan", matizó Murray.

El sondeo prueba la buena sintonía de la virtual candidata demócrata con las minorías, como los hispanos, los negros y los asiáticos, que le dan un espaldarazo del 72 %, frente al 17 % del multimillonario aspirante republicano.

La exprimera dama también se impone entre las mujeres (57 a 30), mientras Trump tiene una preferencia entre los hombres (50 a 37) y los votantes blancos (49 a 38).

El vice Biden refuta ideas del candidato republicano.

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, denunciará el planteo del precandidato republicano Donald Trump para detener la inmigración de musulmanes como un llamado a la intolerancia y defenderá el combate del país contra Estado Islámico.

Biden refutará a Trump, el posible nominado republicano para la elección del 8 de noviembre, en una serie de temas durante un discurso en el Center for New American Security, según extractos publicados por la Casa Blanca.

Biden, que apoya a la precandidata demócrata Hillary Clinton, planea involucrarse más en la campaña, una semana después de que Trump fue muy criticado por sus comentarios sobre musulmanes estadounidenses luego de que un musulmán nacido en Estados Unidos mató a 49 personas en un club nocturno gay en Orlando, Florida.

En sus comentarios, Biden dirá: "Usar la política del miedo y la intolerancia pone en duda el estatus de EE.UU. como la más grande democracia".

Fracasó ayer la medida de control de armas.

El Senado de Estados Unidos rechazó el lunes una propuesta del Partido Demócrata para generalizar las verificaciones de antecedentes criminales y psiquiátricos a las personas que quieren comprar armas.

La bancada republicana en la Cámara alta votó contra la iniciativa que los demócratas intentan adoptar desde años, en una sesión realizada ocho días después de la masacre de Orlando, Florida.

Al mismo tiempo, ayer la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó varios recursos contra la prohibición de fusiles de asalto en los estados de Connecticut y Nueva York.

Al negarse a programar audiencias para estos recursos, la mayor instancia judicial estadounidense confirmó la validez de la legislación en los dos estados impulsada tras otra masacre cometida en 2012 en una escuela primaria de la ciudad Newtown, en Connecticut.

Este ataque, que causó la muerte de 26 persona (20 niños), también fue ejecutado por un hombre armado de un fusil de asalto semiautomático (puede disparar muchas balas en pocos segundos).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados