ESTADOS UNIDOS

Trump y Biden, cada vez más divididos por la pandemia del coronavirus

El tramo final de las elecciones encuentra al candidato demócrata y al presidente cada vez más enfrentados sobre la estrategia para combatir el COVID-19

Centro de votación anticipada en EE.UU. Foto: AFP
Centro de votación anticipada en EE.UU. Foto: AFP

El tramo final de la campaña para las elecciones del próximo martes 3 de noviembre en Estados Unidos, encuentra al presidente Donald Trump y al candidato demócrata Joe Biden cada vez más enfrentados sobre la estrategia para combatir la pandemia del COVID-19, y apostando fuete a un triunfo en el estado de Florida, clave para definir quién estará en la Casa Blanca.

Biden volvió a criticar ayer miércoles a Trump por la pandemia, que en Estados Unidos ha causado más de 226.700 muertos, más que en ninguna otra nación del mundo.

El candidato demócrata lleva una cómoda ventaja en las encuestas nacionales, que también muestran a un público cada vez más desconcertado por el manejo de Trump de la crisis sanitaria. Las encuestas en los estados que podrían decidir la elección, muestran resultados más estrechos.

Según el promedio de sondeos FiveThirtyEight.com, un 57,4% de los estadounidenses desaprueban la gestión de Trump frente al COVID-19.

“Este virus está golpeando a las minorías con mucha más fuerza, especialmente a los negros, a los latinos y a los indígenas”, afirmó Biden.

El candidato demócrata advirtió que incluso si gana las elecciones “terminar con la pandemia va a requerir un esfuerzo inmenso”.

“No estoy haciendo campaña con una promesa falsa de que puedo terminar con la pandemia como quien aprieta un interruptor”, afirmó.

Con una estrategia opuesta, Trump siguió con su ritmo frenético de actos y ayer miércoles centró su campaña en Arizona, un estado de tradición republicana donde Biden lidera ligeramente las encuestas.

En una pista de aterrizaje de Bullhead, Trump -vestido con traje y con la gorra roja “Make America Great Again” (Hacer que Estados Unidos recupere su grandeza)- ignoró la crisis del COVID-19, en un entorno en el que muchos de sus simpatizantes ni siquiera usaron mascarillas mientras lo vitoreaban con energía.

“Va a ser fantástico, una verdadera ola roja”, dijo el presidente en relación al color insignia del Partido Republicano.

Trump volvió a acusar a los medios de comunicación de perjudicarlo. “COVID, COVID, COVID es el canto unificado de los medios de comunicación falsos, medios aburridos. No hablarán de otra cosa hasta el 4 de noviembre, cuando las elecciones terminen (¡esperemos!)”, escribió el presidente en Twitter ayer miércoles.

Campaña en Florida.

Conscientes de que la carrera está reñida, los demócratas apostarán fuerte el fin de semana con un mitin que reunirá por primera vez a Biden y al expresidente Barack Obama en Michigan, otro estado clave para llegar a la Casa Blanca.

Antes, hoy jueves, Trump y Biden coincidirán en Florida, el estado donde están más parejos según las encuestas.

Biden aventaja a Trump en intención de voto. Foto: AFP
Biden aventaja a Trump en intención de voto. Foto: AFP

Biden estará en el sureño condado Broward, vecino de Miami-Dade, y en la ciudad de Tampa, donde también irá Trump aunque no a la misma hora.

Florida otorga 29 votos en el Colegio Electoral. En 2016, Trump se hizo con el triunfo en Florida por muy pocos votos de diferencia, mientras que su antecesor, Barack Obama, ganó en sus dos mandatos en este estado, que suele decidir al ganador de las elecciones.

La afluencia a las urnas en Florida es masiva y hasta este miércoles casi 7 millones de personas ya habían sufragado, una cifra superior al total de 2016 en estas dos modalidades.

La economía.

Otro eje de la campaña es la capacidad que tenga Estados Unidos de emerger de la dura recesión por la pandemia.

Ante un panorama actual marcado por los millones de empleos destruidos, el martes Trump prometió que habrá una “prosperidad récord, un crecimiento épico y una vacuna segura”.

Hoy jueves, el Departamento de Comercio publicará las cifras de crecimiento para el tercer trimestre, después de que en el trimestre anterior la economía absorbiera el golpe de la pandemia y registrara una contracción récord de 31,7%.

Según el FMI, Estados Unidos cerrará el año con una contracción menos aguda a lo esperado, con una caída del PIB de 4,3%.

Voto por adelantado sigue a buen ritmo

El candidato demócrata Joe Biden votó ayer miércoles por adelantado.

“Acabamos de votar”, dijo Biden, acompañado de su esposa, Jill, al salir de un centro de votación en Wilmington (Delaware).

Biden adelantó poco antes, durante un discurso sobre cómo afrontar la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, que no solo votaría por sí mismo, sino por una serie de candidatos a cargos locales y estatales que se presentan a los comicios del próximo 3 de noviembre. “Los estadounidenses tienen en sus manos la posibilidad de situar a este país en un camino infinitamente diferente”, afirmó Biden en ese discurso, también desde Wilmington.

Más de 74 millones de personas han votado ya por adelantado, lo que supone más del 53% de todos los que participaron en los comicios de 2016, según el recuento del independiente US Elections Project.

Mientras que muchos de ellos lo han hecho por correo, tanto Biden como Trump han optado por acudir en persona a su centro de votación: el presidente hizo lo mismo el pasado sábado en Florida.

En su discurso sobre la pandemia, Biden advirtió que si Trump gana y consigue debilitar la reforma sanitaria del ex presidente Barack Obama, se acabaría la obligación para que la vacuna contra el COVID-19 sea gratis para los estadounidenses.

Estados clave.

Florida: Biden por dos puntos.

Biden 49% y Trump 47%. Un sondeo anterior había mostrado una ventaja de Biden de 50% a 46%, en límite del intervalo de credibilidad de la encuesta, según el sondeo de Reuters/Ipsos. Un 32% dijo que ya había votado.

Wisconsin: Biden por nueve puntos.

Biden está primero con una intención de voto del 53%. Trump recibe el 44%. La ventaja de Biden es mayor que el 51%-43% que tenía la semana anterior. Un 33% de los encuestados en Wisconsis dijo que ya había votado.

Arizona: empate técnico

Biden 48%, Trump 46%. Los dos están estadísticamente empatados porque la diferencia está dentro del margen de error. En la encuesta anterior, Biden tenía un 49% frente a un 46% de Trump. Un 37% dijo que ya había votado.

Michigan: Biden por nueve puntos.

Biden lidera con una intención de voto del 52%, frente al 43% que recibe Trump, según el sondeo de Reuters/Ipsos. Biden lideraba 51%-44% la semana anterior. El 32% de los encuestados en Michigan dijo que ya había votado.

Carolina del Norte: empate técnico.

Biden 49%, Trump 48%.Debido a que la diferencia está dentro del margen de error, la carrera está estadísticamente igualada, como lo estaba en la encuesta previa cuando Biden tenía un 49% y Trump un 46%. Un 35% ya votó.

Cruce por el control de las redes sociales
Mark Zuckerberg. Foto: EFE

A días de las elecciones, republicanos y demócratas se trenzaron ayer miércoles sobre cómo controlar los contenidos de las redes sociales. El choque se dio en una audiencia en el Senado de Estados Unidos.

Los legisladores están divididos sobre cómo hacer responsable al “Big Tech” bajo la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, que protege a estas empresas de culpabilidad por contenido publicado por sus usuarios, pero deja también que modelen el discurso político.

Cuando la audiencia llevaba algo más de un hora, la conversación se convirtió en un acalorado intercambio entre los senadores.

El republicano Ted Cruz cargó contra el CEO de Twitter, Jack Dorsey, después de que este último dijera que su plataforma no tiene influencia sobre las elecciones.

“¿Quién demonios le eligió y le puso a cargo de lo que los medios pueden reportar y lo que el pueblo estadounidense puede escuchar?”, preguntó Cruz.

El demócrata Brian Schatz afirmó que no tenía preguntas, calificando la audiencia como una “tontería”. “Esto es intimidación por propósitos electorales”, señaló.

Sundar Pichai, de Google, dijo que su empresa opera sin sesgo político y que hacer lo contrario estaría en contra de sus intereses empresariales.

El comité no pudo contactar con Mark Zuckerberg, de Facebook, y declaró un corto receso. Apareció poco después diciendo que “tuve problemas para conectarme”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados