Una cumbre tensa

Trump aumenta su presión a la OTAN por gasto militar

Ahora les reclama el 4% de sus PIB, en lugar del 2% acordado en 2014.

Sonrisas: Trump y Macron, pese a las tensiones entre los mandatarios en la cumbre, se mostraron distendidos. Foto: Reuters
Sonrisas: Trump y Macron, pese a las tensiones, se mostraron distendidos. Foto: Reuters

Donald Trump aumentó la presión sobre sus aliados de la OTAN, a quienes ahora reclama duplicar su compromiso en gasto militar y alcanzar el 4% de sus PIB. Pero la pretensión de Trump está lejos de concretarse, máxime cuando solo ocho de los 29 países de la OTAN cumplen con el objetivo marcado en 2014 en Gales de aproximarse a un 2% del PIB de gasto militar nacional en una década, y ninguno llega ahora al 4%, ni siquiera Estados Unidos.

"Durante su intervención en la cumbre de la OTAN, sugirió a los países que no solo cumplan con su compromiso de destinar el 2% de su PIB al gasto en defensa, sino que lo aumenten al 4%", señaló la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Trump, cuyo presupuesto militar alcanza el 3,5% del PIB y cuyas contribuciones directas al presupuesto de la OTAN representan el 22% del total, "quiere que (los) aliados compartan más la carga y como mínimo cumplan con sus obligaciones", agregó Sanders.

Sin sorpresa, Trump marcó desde el primer minuto el tono de la cumbre, al asegurar durante un desayuno de trabajo con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que su país pagaba "demasiado" a la Alianza.

Además de Estados Unidos, solo cuatro países europeos —Grecia, Estonia, Reino Unido y Letonia— cumplen con el objetivo de Gales de destinar el 2% del PIB a gastos militar.

Los países de la OTAN intentaron bajarle un cambio a las pretensiones de Trump. "Es una posición típica de Donald Trump", "forma parte de su lenguaje clásico sobre el asunto", dijo la presidencia francesa.

Preguntado por el planteo de Trump, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, instó a centrarse en el acuerdo de llegar al 2% del PIB. "Empecemos con eso", dijo.

Los aliados expresaron así en la declaración de la cumbre su "compromiso inquebran- table" con los objetivos de aumento de gasto, y apuntaron que presentarán "planes nacionales creíbles" sobre su implementación.

Gasoductos.

Las señales enviadas desde Washington los días previos a la cumbre anunciaban un actitud dura de Trump, si bien sorprendió con su diatriba contra Alemania por comprar gas a Rusia, el enemigo número uno de la OTAN. (Ver nota aparte). El trasfondo de sus declaraciones destila su oposición al proyecto de gasoducto Nord Stream 2, y su voluntad de imponer el gas de Estados Unidos en Europa.

¿Cuáles son los desafíos de este controvertido proyecto que Alemania defiende?

El gasoducto Nord Stream 2, cuya puesta en marcha está prevista para principios de 2020, tiene una capacidad de 55.000 millones de metros cúbicos por año, lo que permitirá duplicar las capacidades del vigente Nord Stream. El recorrido de ambos sería el mismo. Desde la costa báltica de Rusia hasta Alemania. Estos dos países, así como Suecia y Finlandia, ya dieron su autorización al proyecto que atraviesa sus aguas, pero todavía falta Dinamarca.

La ruta por el mar Báltico permite evitar que la distribución del hidrocarburo ruso pase por las tuberías que atraviesan Ucrania, país con el que Moscú mantiene relaciones tensas y al que arrebató en 2014 la península de Crimea.

En el primer trimestre de 2018, Nord Stream se convirtió en la entrada principal de gas ruso a la Unión Europea, con un 36% frente al 34% que transitó a través de Ucrania, según datos de la Comisión Europea.

Las importaciones de gas en la UE proceden principalmente de Rusia (41%), seguida de Noruega (35%), Norte de África (12%) y las importaciones de gas natural licuado (GNL), también 12%. Catar es el principal distribuidor de este último en la UE. En el primer trimestre, la cuota de mercado del GNL estadounidense cayó al 1% del total, contra el 6% del mismo período en 2017.

Tras intentar alcanzar su objetivo en la disputa comercial con los europeos, que terminó en una guerra comercial abierta, Trump cambia ahora de estrategia y vincula la cuestión energética a la idea de seguridad en la Alianza Atlántica.

"¿De qué sirve la OTAN si Alemania le paga a Rusia miles de millones de dólares por el gas y la energía? (...) Estados Unidos está pagando por la protección de Europa, pero pierde miles de millones en el comercio", tuiteó en la tarde.

Trump refuerza así sus críticas a Alemania, en su punto de mira por su excedente comercial y por no dedicar, a su juicio, lo suficiente a su gasto militar.

Rusia.

A pesar de no ser un miembro de la organización creada en 1949 para contrarrestar la influencia de la Unión Soviética tras la Segunda Guerra Mundial, la Rusia de Vladimir Putin, con quien se reunirá Trump el lunes en Helsinki, estuvo bien presente.

La anexión en 2014 de la península ucraniana de Crimea por Rusia supuso un momento clave para la OTAN, que adoptó el objetivo del 2%, un compromiso que cumplen especialmente los vecinos bálticos de Rusia. Ante su amenazante vecino oriental, los 29 líderes de la OTAN respaldaron en la cumbre su plan "30-30-30-30", que prevé que, para 2020, la OTAN pueda desplegar en 30 días, 30 batallones, 30 escuadrones aéreos y 30 buques de guerra.

Tras una cena de trabajo en el parque del Cincuentenario en el barrio europeo de Bruselas, los mandatarios continuarán hoy jueves con el segundo día de cumbre, en la que se reunirán con el presidente ucraniano, Petro Poroshenko.

Cruce con Merkel por dependencia de Rusia

La canciller Angela Merkel llega a una sesión del Parlamento de Alemania para exponer sobre los lineamientos del Presupuesto. Foto: AFP
Foto: AFP

Donald Trump acusó ayer miércoles a Alemania de ser "prisionera" de Rusia debido a su dependencia energética, en encendidas declaraciones antes de la cumbre de la OTAN.

Antes de que se reunieran los líderes, Trump dijo al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que Alemania se equivocaba al apoyar un nuevo gasoducto del mar Báltico de 11.000 millones de dólares para importar gas ruso, mientras demoraba el cumplimiento de las metas de gasto de la OTAN para su protección contra Rusia.

"Se supone que debemos protegerlos contra Rusia, y Alemania va y le paga miles de millones de dólares a Rusia por año", dijo Trump en presencia de periodistas en una reunión previa a la cumbre en la residencia del embajador estadounidense en Bruselas.

Merkel respondió a la observación de Trump de que "Alemania está totalmente controlada por Rusia" contando sobre su propia experiencia de crecer en Alemania Oriental, controlada por los soviéticos, con el país soberano y unido que ahora juega un papel importante en la OTAN.

Trump y Merkel sostuvieron conversaciones al margen de la cumbre. Trump dijo que mantiene una "muy, muy buena relación" con Merkel, quien describió a los dos como "buenos socios". Una fuente cercana al presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que Trump había expresado su"apego personal" a Europa y había dado "mensajes bastante positivos y constructivos" a sus aliados.

"No hay ruptura entre Estados Unidos y Europa", dijo la fuente después de que Macron y Trump sostuvieron conversaciones "amistosas".

Pero las nuevas declaraciones avivaron la preocupación entre los aliados sobre el rol de Estados Unidos para mantener la paz, durante un momento de alta tensión a causa de los aranceles impuestos por Trump al acero europeo.

La elección de López obrador y el TLCAN

Donald Trump y el primer ministro de Canadá Justin Trudeau analizaron el futuro del TLCAN y la elección del izquierdista Andrés Manuel López Obrador como presidente de México. "Hablaron del nuevo presidente mexicano" y coincidieron en que su elección el 1º de julio "cambia la dirección de las cosas" en el tema del TLCAN, indicó una fuente canadiense. López Obrador asumirá el 1º de diciembre. El diálogo entre Trump y Trudeau es el primero desde que el estadounidense calificara de deshonesto y malintencionado al canadiense durante la Cumbre del G7 en junio en Quebec. Canadá, Estados Unidos y México negocian la actualización del TLCAN exigida por Trump. Las discusiones están interrumpidas desde mediados de junio.

La polémica por el gasto militar

Alianza Atlántica. Foto: AFP
Alianza Atlántica. Foto: AFP

¿De qué se trata? El gasto militar de la OTAN es el tema central de la cumbre en Bruselas. "Estados Unidos está pagando demasiado", "no es justo para los contribuyentes de Estados Unidos", tuiteó Donald Trump, para quien los miembros europeos de la Alianza y Canadá no respetan su compromiso de consagrar un 2% del PIB nacional a la defensa.

EE.UU. primero. Trump afirmó el lunes que Estados Unidos "está pagando el 90% de la OTAN", aunque no queda claro cómo llegó a esta cifra. Los datos publicados el martes por la Alianza muestran que el presupuesto nacional en defensa de Estados Unidos representa dos tercios del conjunto de los aliados en 2018. Según precios constantes desde 2010, el presupuesto militar de Estados Unidos se eleva a unos 623.241 millones de dólares frente a los 935.557 millones de los 29 aliados en total. Reino Unido se sitúa en segunda posición con 59.755 millones, seguido de Francia (53.038 millones) y Alemania (48.862 millones).

¿Obligados?. Independientemente del volumen de su economía, los países de la OTAN se comprometieron en la cumbre de Gales de 2014 a aproximar su gasto al objetivo del 2% del PIB nacional para 2024. No obstante, Trump se ha referido en varias ocasiones al objetivo del 2% para asegurar que sus aliados no cumplen su promesa. Los aliados no lo ven exactamente igual. "No es una obligación legal vinculante, es una orientación política", reconoció una fuente diplomática de la OTAN.

¿Quién cumple?. En términos porcentuales respecto al PIB, Estados Unidos es por lejos el primer contribuyente con un 3,50%, según cifras de la OTAN. Además de Estados Unidos, Grecia cumple con el objetivo con un 2,27%, Estonia (2,14%) y Reino Unido (2,10%), a los que se sumó este año Letonia (2%). Polonia (1,98%), Lituania (1,96%) y Rumania (1,93%) también podrían sumarse al grupo en 2018, ya que estos países acordaron a nivel nacional alcanzarlo. Alemania, la primera economía europea, se mantendría estable este año en un 1,24%, lo que la convierte en el blanco preferido de las críticas de Trump. Luxemburgo registraría el menor gasto militar en 2018 con un 0,55% de su PIB nacional, por detrás de Bélgica y España, ambos con un 0,93%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)