LAS PRIORIDADES DEL GOBIERNO DE EE.UU.

Trump asigna prioridad a la defensa en el Presupuesto

Aumenta el gasto militar y para el arsenal nuclear, y destina fondos para el muro en la frontera con México.

EE.UU. gasta más que las siete potencias juntas. Foto: Reuters
Donald Trump defiende la "reciprocidad" tarifaria con socios comerciales. VIDEO

Donald Trump presentó ayer lunes su plan presupuestal para el año fiscal 2019, en el que prioriza el gasto militar, y destina fondos para la construcción del muro en la frontera con México. Este presupuesto de Trump está atado al debate en el Senado sobre una ley para regularizar a 1,8 millones de inmigrantes, que corren riesgo ser deportados.

Este es el segundo plan presupuestario de Trump desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017. El plan total es de unos 4,4 billones de dólares, una cifra astronómica mirada desde Sudamérica.

La propuesta incluye 200.000 millones de dólares para el gasto en infraestructura y más de 23.000 millones de dólares en seguridad en la frontera y refuerzos migratorios. También considera 716.000 millones de dólares para gastos de programas militares y mantenimiento del arsenal nuclear.

En una apuesta para mostrar que el gobierno está adoptando cierta disciplina fiscal, el plan recomienda recortes en gastos no militares.

Los presupuestos presidenciales a menudo son ignorados por el Congreso, que tiene la autoridad constitucional para decidir los niveles de gasto.

La solicitud de presupuestos va al Congreso tan solo días después de que Trump firmase un acuerdo bipartidista para aumentar el gasto doméstico en 300.000 millones de dólares en dos años —incluyendo 165.000 millones en gasto para defensa.

El presupuesto también buscará unos 13.000 millones de dólares en nuevos fondos durante los próximos dos años para combatir la epidemia de los tratamientos con opioides.

"Después de gastar estúpidamente 7 billones de dólares en Oriente Medio, es hora de empezar a invertir en NUESTRO país", tuiteó Trump ayer lunes.

El plan desata críticas entre quienes cuestionan que el gobierno gaste dinero al mismo tiempo que reduce impuestos y se vislumbran déficits.

El director de Presupuesto de la Casa Blanca Mick Mulvaney dijo en cambio que el plan demuestra una adecuada administración de gastos. "Como a cualquier familia estadounidense, el presupuesto ofrece opciones: gastos que debemos hacer, recortes en lo que podamos y reducción de lo que pedimos prestado", dijo Mulvaney.

Sin embargo Mickey Levy, economista jefe de Berenberg Capital Markets, dijo que el programa coloca a Estados Unidos en un sendero insostenible. Indicó que agrega gastos al gobierno federal cuando crecen los ingresos fiscales pero los déficits ya son altos y la deuda "es incómodamente alta y creciente", dijo en una nota. "En este contexto, es fiscalmente irresponsable" aumentar los gastos, afirmó.

Dreamers.

En este marco, desde ayer la esperanza de obtener la ciudadanía de 1,8 millones de inmigrantes, llevados ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños, está en manos del Senado.

Trump promete la ciudadanía a todos esos jóvenes, excediendo el número de beneficiarios que contemplaba la oposición demócrata, pero solo a cambio de duras restricciones a la inmigración legal y del financiamiento para construir del muro.

La propuesta migratoria de Trump está en el centro de un proyecto de ley que debe presentar un grupo de senadores de la mayoría republicana, y que podría sentar nuevas bases en el sistema migratorio o diluirse en fracaso.

El tiempo corre. Casi 700.000 "dreamers", que se acogieron al programa DACA, están en riesgo de perder sus protecciones legales. Ese programa, que les permitía desde 2012 trabajar y estudiar, fue cancelado por Trump, quien dio al Congreso hasta el 5 de marzo para dar una solución definitiva, si bien un juez federal de San Francisco temporalmente suspendió esa decisión.

"Impuesto recíproco" para socios comerciales.

Donald Trump dijo ayer lunes que impulsaría un "impuesto recíproco" para los países que fijen tarifas a productos estadounidenses, incluidos aliados de Washington. "Vamos a imponer cargos a los países (...) que se aprovechan de Estados Unidos; algunos de ellos se denominan aliados pero no son aliados comerciales", dijo Trump. "Impondremos un impuesto recíproco, y escucharán sobre eso durante la semana y durante los próximos meses", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)