ESTADOS UNIDOS

Trump arriesga alejarse de su base de apoyo populista

El despido de Bannon fue por discrepancias sobre Corea del Norte.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente Trump sigue haciendo cambios en su equipo. Foto: AFP

Donald Trump se arriesgó a alejarse de la base populista que le hizo presidente al despedir a su principal altavoz en la Casa Blanca: el controvertido estratega jefe, Steve Bannon.

Reincorporado a su cargo en la publicación web de ultradercha Breitbart News, Bannon avisó, en Weekly Standard: "Ahora soy libre. Tengo mis manos de vuelta en mis armas. Alguien dijo es Bannon el Bárbaro. Indudablemente voy a machacar a la oposición. No hay duda. Construí una jodida máquina en Breitbart. Y ahora estoy de vuelta, sabiendo lo que sé, vamos a acelerar esa máquina".

El plan inicial de Trump, según fuentes de CNN, era despedir hace tres semanas a Bannon y al entonces jefe de gabinete, Reince Priebus, —con quien se había alineado el asesor—, al mismo tiempo, pero terminó apartando solo al segundo ante la presión de Mark Meadows, presidente del Freedom Caucus, la facción ultraconservadora del partido.

Pero Meadows dejó de abogar por mantener a Bannon en la Casa Blanca después de la entrevista del asesor en la publicación The American Prospect, en la que contradice la política de Trump sobre Corea del Norte. Fuente: EFE

Kelly harto de choques.

El enfrentamiento que más agotó la paciencia del jefe de gabinete, el general John Kelly, fue el de Steve Bannon con el asesor de seguridad nacional, H.R. McMaster, con quien tenía sonoras discusiones por su rechazo frontal a que Estados Unidos incremente su presencia militar en Afganistán y del que, supuestamente, habría suministrado información negativa a medios de prensa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º