Hollande condecora a los tres policías muertos con la Legión de Honor

Tristeza en los funerales de las víctimas, en Francia e Israel

En Francia e Israel, ayer fue el día de los homenajes a las víctimas de los ataques terroristas de la semana pasada en París.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Familiares de Yoav Hattab, una de las víctimas de París, llaoran durante su funeral. Foto: Reuters

El presidente François Hollande rindió homenaje a los tres policías muertos en los atentados, en una ceremonia en la que aseguró que Francia "hace frente" a la amenaza extremista que "sigue existiendo".

"Nuestra gran y bella Francia jamás se quiebra, no cede nunca, jamás se inclina. Hace frente, está de pie", proclamó Hollande en un discurso que cerró la ceremonia solemne en la prefectura de policía en el centro de París. "La amenaza sigue existiendo", "adentro" y "afuera" de Francia, advirtió.

"Clarissa, Franck y Ahmed murieron para que podamos vivir libres", dijo Hollande, al saludar la memoria de Clarissa Jean-Philippe, joven policía asesinada el jueves al sur de París, y de Franck Brinsolaro y Ahmed Merabet, los dos agentes abatidos la víspera durante el ataque al semanario Charlie Hebdo. Los atentados dejaron en total 17 muertos y una veintena de heridos.

"Tres policías que ilustran lo que es el profesionalismo, la devoción y el apego a los valores que fundan nuestra República", dijo Hollande, que condecoró a los tres policías a título póstumo con la Legión de Honor, la más alta distinción del país creada hace dos siglos por Napoleón.

Asesinada por la espalda por un yihadista, Clarissa Jean Philippe, era oriunda de la isla caribeña de Martinica. Ahmed Merabet, francés de confesión musulmana, fue ejecutado en el suelo con un balazo en la cabeza por los autores del ataque de Charlie Hebdo, mientras que Franck Brinsolaro asistía poco antes a la conferencia de redacción del semanario al que estaba encargado de proteger, cuando fue abatido por los extremistas islámicos.

En Israel.

Las cuatro víctimas judías del asalto al supermercado kosher de París recibieron ayer exequias de Estado en Jerusalén, donde el premier Benyamin Netanyahu dijo que Israel es "la verdadera casa" de los judíos.

Primero se rezó el kaddish, la oración fúnebre, luego el himno nacional, para saludar en el cementerio Har Hamenuhot de Jerusalén a Yoav Hattab, Yohan Cohen, Philippe Braham y Francois-Michel Saada, los cuatro asesinados en la toma de rehenes.

Acompañados en su último viaje por miles de personas presentes en las exequias, desde ahora reposan cerca de los judíos muertos en la escuela de Tolosa, sur de Francia, en otro atentado de matriz islamista.

Funerales de Estado, emitidos en directo por los canales de televisión israelíes, que emocionaron en lo profundo al país en un abrazo colectivo con la diáspora judía del mundo.

En nombre de Francia, estuvo la ministra Segolene Royal, quien condecoró a las víctimas —que arribaron por la mañana al aeropuerto Ben Gurion— con la Legión de Honor, el máximo galardón del país.

El policía.

Ahmed Merabet, el agente de policía asesinado frente a la redacción de Charlie Hebdo, fue sepultado ayer en el cementerio musulmán de Bobigny, en un suburbio de París. Cientos de personas acudieron a despedirlo, entre ellas algunas mujeres con velo.

Algunos llevaron un cartel negro donde estaba escrito "Je suis Ahmed", que resuena al "Je suis Charlie" que en los últimos días ha tapizado Francia y el mundo entero.

El rector de la Gran Mezquita de París, Dalil Boubakeur, presidió la ceremonia, acompañado por algunos representantes de la comunidad judía parisina, como el rabino Philippe Haddad de la sinagoga de rue Copernic, atacada en 1980 por fundamentalistas palestinos.

"Su dolor es el dolor de todos, estamos aquí para traer nuestra comprensión", dijo, poco después de haber estrechado la mano del rector musulmán, en un gesto de gran valor simbólico.

El obispo católico de la Seine-Saint-Denis envió un representante para llevar "la solidaridad de todas las parroquias". Sin embargo, no hubo representantes del Gobierno francés, un hecho que fue destacado por los presentes.

Alemania: actos a favor y en contra del Islam


Alemania registró manifestaciones a favor de la tolerancia interreligiosa pero también antiislámicas en varios ciudades el lunes y ayer.

La canciller Angela Merkel participó ayer de una marcha convocada por organismos musulmanes en Berlín, frente a la Puerta de Brandenburgo, donde los asistentes pidieron tolerancia y condenaron el ataque terrorista al semanario francés Charlie Hebdo.

El día anterior por la noche, unas 100.000 personas protestaron en varias ciudades de Alemania contra el movimiento islamófobo Pegida, que reunió por su parte a varios miles de manifestantes en su feudo en Dresde (este)

Días después de los atentados yihadistas en París, los partidarios de la tolerancia eran unos 30.000 en Leipzig (este), 20.000 en Munich (sur), 17.000 en Hannover (norte) y 4.000 en Berlín, entre otras ciudades.

En Dresde, muchos portaban pancartas con referencias a los atentados parisinos: "No pueden matar nuestra libertad" o "Libertad de pensar en lugar de terror salafista". La islamófoba organización convocante llamó en esta ocasión a rendir homenaje a las "víctimas del terrorismo de París" e instó a sus simpatizantes a manifestarse con un brazalete negro.

Desde octubre, Pegida (acrónimo de Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente) protesta cada lunes contra el islam y los solicitantes de asilo.

Este lunes alcanzaron su récord de participación, al lograr reunir a 25.000 personas. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)