CORRUPCIÓN EN BRASIL

Tribunal multa al PT con US$ 1,6: por irregularidades en manejo de cuentas

El organismo reprobó parcialmente la presentación realizada por el partido de la presidenta Dilma Rousseff, que ya está empantanado en un millonario fraude en la estatal Petrobras.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

El tribunal electoral de Brasil multó el jueves con 1,6 millones de dólares al Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), de la presidenta Dilma Rousseff, por irregularidades en el manejo de sus cuentas de 2009.

El organismo reprobó parcialmente la presentación realizada por el PT, que ya está empantanado en un millonario fraude en la estatal Petrobras, y ordenó suspenderle por tres meses el acceso a los fondos partidarios, constituidos mayoritariamente por aportes federales proporcionales a los votos que haya obtenido cada fuerza.

La sentencia obliga al PT a reintegrar el monto cuestionado.

"Los ministros determinaron la devolución al erario del valor de 4,9 millones de reales, además de suspender por tres meses las cuotas del Fondo Partidario", dijo la corte en un comunicado.

Además de una polémica amortización de una deuda bancaria que fue juzgada como "simulada" durante un proceso ligado a otro sonado episodio de corrupción que también embarró al PT, conocido como el "mensalao", fueron detectadas falta de pago de intereses en mora, ausencia de documentos fiscales y recursos sin origen identificable, entre otros.

Por ley, los partidos deben discriminar el dinero utilizado de los fondos partidarios, y su destino puede ser investigado en cualquier momento.

Más temprano, un asesor de prensa del tribunal había dicho a la AFP que la presentación fue evaluada ahora, pese a tener más de cinco años, por motivos "procesales".

Las elecciones presidenciales de 2010 llevaron a Rousseff al Palacio de Planalto por primera vez, y luego la mandataria revalidó su cargo en los comicios de 2014 para iniciar su segundo mandato en enero de este año.

El PT, una de las agrupaciones políticas clave de Brasil desde el retorno de la democracia, atraviesa una crisis delicada tras más de 12 años ininterrumpidos de detentar el poder. La ajustada victoria en las presidenciales, combinada con un agudo deterioro de la economía y el estallido del escándalo en Petrobras erosionaron su poder rápidamente.

Mientras sus aliados en el Congreso se desmarcan y buscan ganar terreno obstaculizando capítulos clave para el programa de gobierno de Rousseff, como un meneado ajuste fiscal, la justicia lo investiga por su supuesta participación en la confabulación política-empresarial que desfalcó a Petrobras.

Joao Vaccari Neto, el articulador financiero del partido, debió renunciar a su cargo de tesorero luego que la policía lo arrestara por lavado de dinero, corrupción y recepción de sobornos en la trama que reveló la "Operación Lava Jato" (lavadero de autos), que costó a Petrobras pérdidas por más de 2.000 millones de dólares según sus resultados 2014 publicados este mes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)