BÉLGICA BAJO EL TERROR

Tres nuevos inculpados en Bruselas

La cifra de fallecidos por los ataques terroristas del martes pasado subió a 35 personas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los belgas homenajean desde el martes pasado a las víctimas del doble atentado. Foto: Reuters

Cuatro personas hospitalizadas más han perdido la vida tras el doble atentado del pasado martes en Bruselas, lo que ha elevado ayer el balance a 35 víctimas mortales, mientras avanza la investigación judicial con tres nuevos inculpados y otro inculpado por terrorismo en libertad por falta de pruebas.

La Fiscalía federal sorprendió ayer al anunciar la puesta en libertad de Fayçal Cheffou, que el sábado pasado había sido inculpado por liderar las actividades de un grupo terrorista, y del que se sospechaba que era el tercer terrorista del aeropuerto, aparecido junto a los dos terroristas suicidas en una imagen tomada por las cámaras de seguridad con un sombrero negro.

Los indicios que habían conducido a la detención de Cheffou "no se han visto consolidados por la evolución de la instrucción en curso", señaló el Ministerio Público, lo que explica que el individuo ha sido puesto en libertad por el juez instructor.

La Fiscalía federal belga se había mostrado prudente con respecto a su identidad y a su supuesta participación en los atentados.

Los medios belgas, en cambio, apuntaban a que Cheffou podría ser el tercer terrorista del atentado en el aeropuerto de Zaventem y que el taxista que llevo a los tres terroristas al aeropuerto le había identificado claramente.

Esta hipótesis perdió peso cuando la Policía federal publicó ayer el video del presunto tercer terrorista del aeropuerto, al que aún estaría buscando activamente, e hiciese un llamamiento a la ciudadanía para que colabore en las tareas para localizarlo.

Inculpados y víctimas.

El Ministerio anunció también que otras tres personas han sido inculpadas, aunque sin precisar si están relacionadas con los atentados de Bruselas, la preparación de un ataque en la periferia de París la semana pasada o la masacre perpetrada el 13 de noviembre en la capital gala.

Se trata de Yassine A., Mohamed B. y Aboubaker O., tres de las cuatro personas en prisión preventiva desde los 13 registros de este domingo en la provincia de Amberes y en la región de Bruselas. La cuarta persona fue finalmente puesta en libertad sin cargos.

Tras estas tres nuevas inculpaciones y la liberación de Cheffou, son seis las que se han producido en Bélgica desde el pasado martes, aunque dos de ellas (Rabah N. y Abderamane A.) están relacionadas con la red que preparaba el proyecto de atentado en Francia.

El único inculpado que queda directamente relacionado con los atentados de Bruselas es Aboubakar A., sobre el que también pesan cargos por supuesto liderazgo de las actividades de un grupo terrorista.

En cuanto a las víctimas del atentado, la ministra belga de Asuntos Sociales y Salud Pública, Maggie De Block, anunció ayer la muerte de otros cuatro pacientes que estaban hospitalizados, lo que elevaba el balance a 35.

También indicó que un total de 96 víctimas permanecen aún hospitalizadas, de las que 93 están en Bélgica, dos en Francia y uno está de camino a Estados Unidos. En el doble atentado resultaron heridas más de 300 personas.

El Centro de Crisis de Bélgica, por su parte, no precisó tras cuál de los dos atentados murieron estas cuatro personas, el del aeropuerto o el la parada de metro de Maalbeek, en el barrio europeo, próximo a las sedes de instituciones europeas.

El Iphone fue desbloqueado.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo ayer que el FBI ha accedido al teléfono iPhone utilizado por el autor de un tiroteo en la localidad californiana de San Bernardino en diciembre pasado y no necesitará ya la ayuda de Apple para desbloquear el aparato. El FBI dijo que los investigadores están revisando la información en el teléfono.

REPERCUSIONESDE LOS ATENTADOS.

La tensión política va en aumento.

La clase política de Bélgica protagonizó ayer un cruce de acusaciones por no haber impedido la llegada de cientos de radicales de la ultraderecha a Bruselas el domingo, donde crearon altercados al irrumpir en una concentración en honor de las víctimas del doble atentado del 22-M.

El alcalde de Bruselas, el socialista Yvan Mayeur, y el ministro de Interior, el nacionalista flamenco Jan Jambon (N-VA), pidieron el sábado a los ciudadanos que no acudieran a la concentración por motivos de seguridad, pero aún así cientos se acercaron al memorial de la Bolsa, donde fueron sorprendidos por la presencia violenta de unos 400 ultra.

Mayeur culpó ayer a Jambon y al alcalde socialista flamenco de Vilvorde, una localidad cercana a la capital, de no haber impedido que los ultras llegaran a Bruselas aún a sabiendas de que se habían citado en esa localidad del Brabante Flamenco para llegar a Bruselas para perturbar la concentración. El primer edil de Bruselas se mostró "escandalizado" y apuntó a Jambon, ya en el ojo de la polémica al haber omitido antes de los atentados información importante sobre uno los presuntos terroristas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados