terrorismo

Tres muertos por violencia entre Israel y Hezbollah

Dos soldados israelíes y un casco azul español murieron este miércoles en un intercambio de fuego entre Hezbollah e Israel, en uno de los enfrentamientos más violentos entre las dos partes desde la guerra que les enfrentó en 2006.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vehículos militares israelíes arden tras un ataque de Hezbollah. Foto: AFP

Los soldados murieron después de que Hezbollah lanzó cinco misiles contra un convoy de vehículos militares israelíes en la frontera con Líbano.

El casco azul, miembro de la fuerza de paz de Naciones Unidas en el sur de Líbano, pereció cuando Israel respondió con ataques aéreos y fuego de artillería, informaron un portavoz de la ONU y funcionarios españoles.
Hezbollah dijo que una de sus brigadas en la zona fue la responsable del incidente, que pareció ser una represalia por un ataque aéreo israelí del 18 de enero en el sur de Siria, que provocó la muerte de varios miembros de Hezbollah, así como de un general iraní.

"Los responsables del ataque de hoy pagarán el precio", advirtió más tarde el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en declaraciones televisadas mientras se reunía con altos cargos de seguridad.

El Ejército israelí confirmó el fallecimiento de los soldados, indicando que fueron atacados cuando conducían vehículos civiles sin distintivos en una carretera paralela a la cerca que marca la montañosa frontera.
Otros siete soldados resultaron heridos.

Andrea Tenenti, portavoz de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (UNIFIL, por sus siglas en inglés), que emplea a más de 10.000 tropas, dijo que la muerte del casco azul está siendo investigada.

El coordinador especial de la ONU para Líbano instó a todas las partes a que se abstengan de desestabilizar más la situación, mientras el primer ministro del Líbano dijo que su país está comprometido con la resolución de la ONU que puso fin a la guerra de 2006.

La frontera de 80 kilómetros había estado mayormente tranquila desde 2006, cuando Hezbollah e Israel libraron una guerra de 34 días en la que murieron 120 personas en Israel y más de 500 en Líbano.

Desde el fin de la guerra con milicianos de Hamas en Gaza el año pasado, Israel ha advertido sobre tensiones en la frontera norteña, incluyendo la posibilidad de que Hezbollah cave túneles para infiltrarse en su territorio.

En los últimos días ha trasladado más soldados y equipamiento militar hacia el área.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)