ATAQUE A LA RED SOCIAL

Tres jóvenes acusados por el hackeo masivo a Twitter

Además de las de Obama, Gates y Musk también fueron pirateadas las cuentas de Joe Biden, Jeff Bezos, Kanye West y de las compañías Uber y Apple.

Twitter. La red social del pajarito es el escenario donde los clubes se lucen en la presentación de sus nuevos jugadores.
Foto: Reuters

Un adolescente de 17 años y dos jóvenes de 19 y 22 fueron acusados del ataque masivo a las cuentas de Twitter, incluidas las del expresidente Barack Obama, el multimillonario Bill Gates y el CEO de Tesla, Elon Musk, como parte de una estafa que ofrecía pagos con la divisa virtual Bitcoin.

Mason Sheppard, un británico de 19 años de alias “Chaewon”, fue acusado de llevar a cabo el ataque, así como de fraudes electrónicos y delitos de lavado de dinero, según un comunicado del Departamento de Justicia. Nima Fazeli, de 22 años y residente de Orlando, apodada “Rolex”, fue acusada de ayudar e incitar esos delitos.

El Departamento de Justicia no nombró al tercer acusado, pero la Oficina del Fiscal del Estado del Condado de Hillsborough, en Tampa, dijo que había arrestado a Graham Clark, de 17 años.

Clark fue detenido en su apartamento y, según señaló el fiscal Andrew Warren en un video en Twitter, este adolescente fue “la mente pensante que perpetró el ataque”.

Warren detalló que el adolescente ha sido acusado de un total de treinta delitos entre los que se incluyen fraude organizado, fraude electrónico, robo de identidad y piratería electrónica, unos crímenes que fueron organizados “en nuestro propio patio trasero”.

Además de las de Obama, Gates y Musk también fueron pirateadas las cuentas del candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden; del propietario de Amazon, Jeff Bezos; del artista Kanye West y de las compañías Uber y Apple.

“Los delitos de este individuo fueron perpetrados usando los nombres de gente famosa y celebridades, pero ellos no son las víctimas principales. Este fraude estaba diseñado para robar dinero a miles de estadounidenses a lo largo de todo el país”, añadió el fiscal.

Los “hackers” publicaron el pasado 15 de julio mensajes parecidos que ofrecían doblar el dinero que usuarios ingresasen en Bitcoin a un monedero virtual de criptomonedas.

“¡Todo el Bitcoin ingresado a la dirección siguiente será retornado duplicado! Si mandas 1.000 dólares, te retornaré 2.000 dólares. Solo lo haré durante 30 minutos”, afirmaba un mensaje en la cuenta de Biden. Un mensaje similar en la cuenta de Bezos prometía repartir 50 millones de dólares, mientras que Uber se comprometía con 100.

“Debido a la COVID-19 estamos devolviendo 10 millones de dólares en Bitcoin. Todos los pagos enviados a nuestra dirección se retornarán doblados”, apuntaba el mensaje en la cuenta de la empresa de transporte compartido.

Twitter reconoció la brecha en su sistema de seguridad y mantiene abierta una investigación interna al respecto.

El jueves, Twitter había proporcionado nuevos detalles sobre el espectacular ataque.

“El ataque consistió en un intento importante y concertado de engañar a ciertos empleados y explotar vulnerabilidades humanas para acceder a nuestros sistemas internos”, dijo la red social en un comunicado sobre el ataque de los piratas informáticos a través del mecanismo de “phishing”, coordinado por teléfono.

Esta técnica capta los datos privados falsificando páginas que los usuarios conocen, que se duplican y solicitan que se introduzcan en ella los datos confidenciales que se quiere obtener.

Warren también explicó que Clark tuvo acceso a las cuentas de estas personalidades al comprometer a un trabajador de Twitter, tras lo cual vendió el acceso a esas cuentas que solicitaban dinero en forma de Bitcoin prometiendo que donaría el doble que se ingresara.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados