Chérif, que atraía a las chicas, estuvo preso; Said se especializó en armas

Tres historias y un final violento

Los tres hombres que atorrizaron a Francia, afirmaron actuar de manera coordinada y reivindicaron su pertenencia a Al Qaeda en el Yemen y al grupo Estado Islámico (ISIS).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los hermanos Said y Chérif Kouachi en una imagen de sus tiempos juveniles.

Chérif y Said Kouachi, de 32 y 34 años, —fueron abandonados por sus padres argelinos en la infancia—murieron el viernes en un asalto de las fuerzas de seguridad contra la imprenta donde se atrincheraban al noreste de París, dos días después de perpetrar un atentado contra Charlie Hebdo.

En una conversación con la televisión francesa BfmTv horas antes del asalto, Chérif afirmaba cumplir una misión en Francia para Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), rama de esta red extremista en Arabia Saudita y Yemen.

Chérif Kouachi, "un joven bastante clásico, que fumaba, bebía y ligaba con chicas", según su abogado, nació en noviembre de 1982 en París y era un conocido de los servicios antiterroristas franceses desde que se radicalizó.

De nacionalidad francesa, este hombre, apodado Abou Issen, formaba parte de la denominada red de Buttes-Chaumont —nombre de un parque del norte de París—, que reclutaba yihadistas para la rama iraquí de Al Qaeda.

Detenido.

En 2005, cuando se disponía a viajar a Irak tras formarse en el mantenimiento de fusiles kalashnikov, Chérif fue detenido y encarcelado. Finalmente, fue condenado a tres años de prisión.

Durante su estancia en la cárcel, de noviembre de 2005 a octubre de 2006, conoció a Djamal Beghal, una figura del islam radical en Francia condenado a una pena de 10 años por preparar atentados.

Asimismo, también conoció en prisión a Amedy Coulibaly, quien murió el viernes en un asalto de las fuerzas de seguridad contra un comercio judío donde se atrincheraba y un día después de que matara a una policía al sur de la capital.

En 2010, el nombre de Chérif aparecía en un proyecto de fuga de la cárcel de un islamista, Smain Ait Ali Belkacem, ex miembro del Grupo Islámico Armado argelino (GIA). Inculpado en este caso, fue sobreseído.

Por su parte, Said, nacido en septiembre de 1980 también en París, pasó más inadvertido. Sin embargo, frecuentó en Yemen una universidad fundamentalista antes de formarse en el mantenimiento de armas con Al Qaeda. En 2013, participa con otros estudiantes extranjeros armados en la defensa del centro salafista de Dammaj, en el norte de Yemen, contra milicias chiitas.

En Francia, Said residía en Reims (noreste) con su esposa y un hijo de corta edad.

Amedy Coulibaly, autor de un tiroteo y de una toma de rehenes en París, adoptó una visión radical del islam en prisión. Antes de morir el viernes a manos de la policía, se reivindicó como miembro del grupo Estado Islámico.

Este hombre menudo, de 32 años y cuyos padres son de origen malí, inició su trayectoria delictiva en 2000. Su primera condena, seguida de muchas otras, tuvo lugar en 2001 por robo.

En 2010, aparece por primera vez en un caso vinculado al islam radical: el proyecto de fuga de Smain Ait Ali Belkacem. Condenado a cinco años de prisión, termina de cumplir su condena en mayo de 2014.

Coulibaly, nacido en la región parisina, vivía en Fontenay-aux-Roses, a las afueras de París. El yihadista, que cuenta con estudios superiores, en julio de 2009, junto a otros jóvenes, fue recibido en el Elíseo por el entonces presidente de Francia, Nicolas Sarkozy.


Si no puede ver la infografía haga click aquí


DOS VISIONES ANTE LA VIOLENCIA


Manuel Valls. "Es una guerra con el terrorismo y no con Islam


"Estamos en una guerra contra el terrorismo, no contra una religión y tampoco contra el Islam", afirmó el primer ministro de Francia, Manuel Valls, en entrevista con la cadena de televisión TF1. "Sin duda, hay un antes y un después del ataque a Charlie Hebdo para la sociedad francesa. En el ataque hubo doce muertos. Esta es una gran herida que hemos sufrido, pero Francia no puede entrar en pánico".

Ayer, al participar de un homenaje a las personas que murieron en el copamiento del supermercado kosher, en París, Valls afirmó: "Francia sin los judíos de Francia, no es más Francia. Hoy somos todos Charlie, todos los policías, todos los judíos de Francia. Todos debemos estar unidos ante la agresión que ha sufrido nuestra sociedad porque es la mejor respuesta ante la violencia".

"Marvin Hier. "El trabajo de inteligencia fue un desastre"


"La labor de los servicios de inteligencia franceses fue un desastre", dijo a AFP el rabino Marvin Hier, fundador del Centro Simon Wiesenthal, con sede en Los Angeles, al referirse a los homicidios en Charlie Hebdo y el comercio kosher. "Las autoridades deberían haber investigado más a quién entra al país".

"No estamos frente a un par de cientos de yihadistas. Estamos frente a millones", sostuvo.

Asimismo, consideró que los 6.000 imanes que hay en Francia "no pueden eludir su responsabilidad", debido a la gran influencia que tienen sobre la población musulmana. "La sociedad francesa debería saber si ellos son los que inspiran a la gente, (los que dicen que) esto es lo que Dios quiere, que aprueba los asesinatos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)