Uno de ellos es acusado de transportar “toneladas de marihuana” hacia ahí

Tres hijos de "El Chapo", en la mira de EE.UU.

Tres de los nueve hijos de Joaquín "El Chapo" Guzmán están en la mira del gobierno de Estados Unidos. Iván Archivaldo Guzmán (31), Jesús Alfredo Guzmán Salazar (29) y Ovidio Guzmán López (25) son investigados por la Administración para el Control de Drogas (DEA, por su sigla en inglés) por tráfico de drogas y lavado de dinero.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Un inspector explora el lugar por donde escapó el sábado Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Iván Archivaldo, mejor conocido con los apodos Luis o Chapito, es acusado de transportar "múltiples kilogramos de cocaína y varias toneladas de marihuana" desde México hasta la frontera de Estados Unidos, y que luego fue distribuida por todo ese país, señala un documento del Tribunal de Distrito de California, fechado en septiembre de 2013.

Luego, Iván recolectó entre sus clientes en Estados Unidos las ganancias de esa droga y "lavó y transfirió los dividendos desde Estados Unidos a México y a algún otro lugar para beneficio de los miembros y asociados del Cártel de Sinaloa", según el mismo escrito, basado en información de diversas agencias de investigación estadounidenses, DEA.

De los tres hijos de Guzmán Loera, los que más han llamado la atención de Estados Unidos son los mayores: Iván Archivaldo y Jesús Alfredo, hijos de la primera esposa de "El Chapo".

Ambos ya tienen antecedentes: en 2005, Iván Archivaldo fue detenido por lavado de dinero, en 2009 Jesús Alfredo fue acusado de tráfico de drogas. Este año, la DEA los ubicó como parte de la red criminal de Guzmán Loera, con grupos de personas a su cargo.

Ovidio Guzmán López es el más joven de los tres hermanos señalados por el gobierno de Estados Unidos. Aunque desde el 5 de agosto de 2012 fue mencionado como parte de la organización criminal de su padre, en los últimos dos años ha logrado mantener un perfil más bajo que sus hermanos Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar.

Sus hijos no son los únicos que están involucrados a la red criminal del hombre que se fugó por segunda vez de una cárcel de máxima seguridad de México.

La madre de Ovidio y segunda esposa de "El Chapo", Griselda López Pérez, también aparece como parte del sistema de financiamiento de la organización criminal, según un reporte de la Oficina para el Control de Fondos Extranjeros de Estados Unidos (OFAC).

Una de las preocupaciones de Estados Unidos se muestra en el informe de la propia DEA, fechado en noviembre de 2013, en donde se manifiesta que la agencia de seguridad previó que los cárteles mexicanos, entre ellos el de Sinaloa, planeaban expandir su influencia en ese territorio.

FBI y DEA se reunieron con fiscales de México.

Funcionarios de Estados Unidos se reunieron esta semana con agentes de la fiscalía general de México para discutir la reciente fuga de una prisión del capo narco Joaquín "El Chapo" Guzmán y coordinar esfuerzos para recapturarlo, dijo ayer un funcionario mexicano.

Representantes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) conversaron con representantes del Gobierno mexicano en Ciudad de México el lunes para compartir información.

El secretario de Gobernación (ministro del Interior), Miguel Ángel Osorio Chong, rechazó esta semana reportes de prensa que decían que México había sido alertado por autoridades de Estados Unidos sobre los planes de fuga de Guzmán.

Encargados de la seguridad de México se sorprendieron por la fuga y el Gobierno dijo que solo pudo ocurrir con la complicidad de funcionarios de la prisión. REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados