ATAQUES SUICIDAS

Tres atentados suicidas en una sola mañana en Afganistán: murieron más de 35 personas

El primer atentado golpeó la sede de los servicios de inteligencia en Kabul y el segundo a los periodistas que acudieron al lugar. El tercer atentado fue frente a un convoy de la OTAN y murieron 11 niños. 

Atentado en Kabul, mueren 11 periodistas. Foto: Reuters
Atentado en Kabul, mueren 11 periodistas. Foto: Reuters

Al menos 11 niños que se habían congregado en torno a un convoy de la OTAN murieron este lunes en un atentado suicida cerca del aeropuerto de Kandahar (sur), indicaron a la AFP fuentes oficiales.

Otras 16 personas resultaron heridas, entre ellas cinco soldados rumanos de la OTAN y dos policías afganos, precisó el portavoz del gobernador de la provincia de Kandahar, Said Aziz Ahmad Azizi.

El contingente rumano de la operación "Resolute Support" está ecargado de la seguridad del aeropuerto de Kandahar, señaló. "El convoy estaba en el pueblo de Abdullh, cerca del aeropuerto, cuando un kamikaze se hizo explotar contra los vehículos en torno a los cuales se aglomeraban muchos niños", informó.

Este ataque no ha sido reivindicado todavía.

Antes, en la mañana, un doble atentado suicida en Kabul reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI) mató al menos a 25 personas, entre ellas un fotógrafo de la AFP y otros cinco periodistas.

El ataque fue reivindicado por la rama afgana del grupo Estado Islámico (EI) en un comunicado. La organización yihadista afirmó que el primer atentado golpeó la sede de los servicios de inteligencia en Kabul y el segundo a los periodistas que acudieron al lugar.

"Los apóstatas de las fuerzas de seguridad, de los medios y otras personas acudieron al lugar de la operación, donde un segundo hermano kamikaze los sorprendió con su chaleco explosivo", subrayó.

Según un balance del ministerio de Interior actualizado hacia mediodía, el doble atentado causó al menos 25 muertos y 49 heridos. "Seis periodistas y cuatro policías figuran entre los muertos en estas dos explosiones", precisó a la AFP el portavoz del ministerio, Najib Danish.

Shah Marai, jefe del servicio fotográfico de la oficina de la AFP en Kabul que se había trasladado al lugar de la primera explosión, murió en la segunda, ocurrida unos 30 minutos más tarde.

Shah Marai trabajaba desde 1996 para la AFP y había cubierto ampliamente la situación en el país bajo el régimen talibán y la invasión estadounidense de Afganistán en 2001, consecutiva a los atentados de Al Qaida en Nueva York y Washington.

"Mis mejores recuerdos son cuando gano a la competencia logrando la mejor fotografía del presidente o de otra persona, o de la escena de un atentado. Me gusta ser el primero", decía Shah Marai sobre su trabajo.
Otros cinco periodistas perdieron la vida en esta explosión. Todos trabajaban para televisiones afganas, uno de ellos para el canal Tolo News, que en 2016 fue blanco de un atentado que dejó siete muertos y fue reivindicado por los talibanes.

Según una fuente de la seguridad afgana, el kamikaze que atacó el lunes a la prensa se había mezclado entre los reporteros "llevando una cámara".
"El kamikaze se hizo estallar entre los periodistas y causó víctimas", dijo a la AFP el portavoz de la policía de Kabul, Hashmat Stanikzai.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)