Brumadinho

Tragedia minera genera enorme daño a flora y fauna

Equipos de rescate en Brasil buscan a más de 226 desaparecidos.

Hay siete muertos y al menos 150 desaparecidos, según las autoridades. Foto: Reuters
Foto: Reuters

Brasil evalúa los descomunales daños medioambientales que ha dejado el desastre minero en la ciudad de Brumadinho, de 34.000 habitantes, una de las peores tragedias ecológicas del país y en la que han muerto al menos 121 personas, mientras los equipos de rescate continúan buscando a más de 226 desaparecidos, según el último balance publicado ayer por el Cuerpo de Bomberos de Minas Gerais.

"Es una burbuja de muerte", así define la coordinadora de la Fundación SOS Mata Atlántica, Malu Ribeiro, la situación del río Paraopeba, destruido por el rastro de lodo y residuos que sepultó la ciudad de Brumadinho y, con ella, varios ecosistemas de uno de los mayores biomas del mundo en materia de biodiversidad."Hay un silencio devastador en el agua, el bosque destruido, no se escucha ni un pajarito. Hay olor del material ya en descomposición, de animales y peces, árboles arrancados. Aquí podemos oler la muerte", describió Ribeiro.

Según datos preliminares del Instituto Brasileño del Medioambiente (Ibama), el alud de lodo provocado por el colapso de una presa del gigante minero Vale el último día 25 destruyó, hasta ahora, unas 270 hectáreas, de las que 190 —equivalente a 200 campos de fútbol— son de vegetación nativa de la Mata Atlántica.

El lodo y las toxinas expelidas por los residuos minerales inhumaron también un sinnúmero de especies de la fauna y flora nativa en un daño ambiental "irreparable", explicó Ribeiro. "A lo largo de los 45 kilómetros que ya hemos recogido, el río está completamente muerto. Los análisis apuntaron un nivel cero de oxígeno, que es el principal bioindicador de vida clásica".

El coordinador del equipo de atención a emergencias del Instituto Brasileño del Medio Ambiente, Marcelo Amorim, aseguró que "esta es una de las mayores tragedias ambientales del mundo", aunque ponderó que todavía es "muy difícil" hacer una proyección "precisa" acerca del tiempo de recuperación necesario. "En pérdidas de vida humana, (Brumadinho) podría sobrepasar los 300 muertos, si consideramos el número de desaparecidos", señaló Amorim.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)