A punto de chocar, iban cargados con cientos de personas

Los traficantes de inmigrantes fletan "buques fantasmas"

Los traficantes de personas en el Mediterráneo parecen adoptar desde hace poco una arriesgadísima táctica en la zona: cargar a centenares de inmigrantes en barcos que luego abandonan a su suerte, cuando se acercan a las costas europeas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El grupo de inmigrantes estaba a la deriva.

Esta semana los guardacostas han evitado en el último momento dos desastres antes las costas del sur Italia de dos de estos "buques fantasmas" que probablemente venían desde Turquía.

Este tráfico genera grandes beneficios para los traficantes, que cobran miles de dólares a cada una de las personas desesperadas que suben, para huir de la pobreza y de la guerra en zonas de África, Oriente Medio y Asia Central.

Empezaron con pequeños barcos de pesca y botes de goma pero con el clima invernal los traficantes utilizan ahora grandes buques. Hasta ahora los traficantes no habían dudado en poner en peligro la vida de los inmigrantes, ordenándoles que hundan los botes a propósito para que los guardacostas los rescaten.

Pero esta semana la táctica cambió cuando la tripulación abandonó deliberadamente dos barcos llenos de inmigrantes, poniendo centenares de vidas en peligro.

Dos casos.

El "Blue Sky M", el buque con bandera moldava que fue interceptado el miércoles por los guardacostas italianos antes de que encallara, había atracado en el puerto turco de Korfez en octubre antes de partir hacia Rijeka (Croacia).

A bordo había casi 770 inmigrantes pero no había tripulación cuando el barco, con piloto automático, se dirigía hacia las rocas. Un pasajero contó a los guardacostas que 12 tripulantes armados habían abandonado el navío.

El barco llegó muy cerca de la costa, a cinco millas náuticas (un poco más de nueve kilómetros), pero seis oficiales de marina consiguieron entrar desde un helicóptero y retomar el control.

Ayer, otro "barco fantasma", el "Ezadeen", registrado en Sierra Leona, apareció en el radar. Tras haber salido de Tartus (Siria) y haber pasado por Famagusta (en la parte de Chipre controlada por Turquía) parece que se dirigía hacia Sète (Francia).

Cuando estaba a unos 40 kilómetros de las costas italianas frente a Crotone (sur de Italia) seis oficiales de marina entraron en él desde un helicóptero y tomaron el mando.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)