LA VIOLENCIA EN ESTADOS UNIDOS

Tiroteo en YouTube: una mujer desata el infierno y se suicida

Hay tres heridos de bala, dos en estado grave; Trump siguió el incidente.

Youtube: las oficinas de la empresa se encuentran en la ciudad de San Bruno. Foto: EFE
VEA EL VIDEO. Foto: EFE

Un nuevo tiroteo sacudió ayer martes a Estados Unidos, esta vez en las oficinas de YouTube en California. La responsable fue una mujer armada, que dejó al menos tres heridos de bala —dos en estado grave— y luego se suicidó al verse rodeada por la policía.

La policía no dio más información sobre la sospechosa ni especificó los motivos que la habrían llevado a disparar en las oficinas de YouTube, propiedad de Google, de Alphabet Inc.

"Localizamos a una víctima y creemos que se autoinfligió una herida de bala. Es una mujer", dijo el jefe de la policía de San Bruno, Ed Barberini, en una rueda de prensa.

Una de las víctimas, un hombre de 36 años, se encontraba en estado crítico en el Hospital General de San Francisco. Una mujer de 32 años estaba grave y otra de 27 años registraba condiciones normales. Las autoridades no dieron a conocer los nombres de las víctimas.

El tiroteo, que fue reportado hacia las 12:46 hora local (17:46 de Uruguay) a través de llamadas al 911, llevó a las autoridades a ordenar un gran despliegue de emergencia en la zona y a evacuar a cientos de personas que se encontraban en el área.

Empleados relataron las caóticas escenas mientras huían de las oficinas del servicio de videos por internet.

El presidente Donald Trump dijo que había sido informado de la situación y que sus "pensamientos y oraciones" —una frase usada siempre que hay un tiroteo— estaban con todos los involucrados.

Google tuiteó por su parte que estaban "coordinando con las autoridades y hospitales" y que su "equipo de seguridad ha estado trabajando de cerca con las autoridades para evacuar el edificio y asegurar la seguridad de los empleados".

Máscara y armadura.

Imágenes de la televisión local mostraban cómo empleados abandonaban las instalaciones, cada uno requisado por oficiales. Otro empleado publicó una foto de personas saliendo con las manos arriba.

Salahoden Abdul-Kafi, empleado de YouTube, citado por el diario San Francisco Chronicle, dijo que escuchó los tiros cuando estaba en el patio de la empresa. "Y después lo vi", indicó, pensando que era un hombre. "Tenía una máscara y una armadura completa en el cuerpo y caminaba calmadamente y disparaba una pistola. Salté al piso y después corrí tan rápido como pude".

"Primero pensé que era un terremoto", escribió por su parte Todd Sherman, que se describe en su cuenta en Twitter como un gerente de productos de la empresa. "Después de salir de la oficina, no sabíamos bien qué pasaba, pero más gente estaba corriendo. Parecía serio, que no era un simulacro", añadió.

"En ese momento cada persona que veía era un tirador potencial. Alguien dijo que la persona salió por la puerta trasera y luego se pegó un tiro", dijo Sherman en Twitter. "Miré para abajo y vi rastros de sangre en el piso y las escaleras", contó.

La sede de YouTube en Silicon Valley, el corazón de la industria tecnológica en Estados Unidos, es un gran complejo formado por tres edificios en Cherry Avenue de San Bruno, muy cerca de la autopista Interestatal 380. Está a unos 20 km al sur de San Francisco y a 50 km del campus principal de Google en Mountain View.

El mes pasado YouTube anunció que prohibiría el contenido que promueve la venta de armas y accesorios para armas de fuego, así como videos que muestren cómo fabricar armamento.

Mujeres, 3,8%.

Las mujeres rara vez son responsables de los muchos tiroteos que tienen lugar cada año en Estados Unidos. Según el FBI, de 160 tiroteos desde 2000 a 2013, las mujeres abrieron fuego solo seis veces, es decir un 3,8% de los casos. Por su parte, un análisis del Washington Post mostró que solamente tres de 150 tiroteos con más de cuatro muertos desde 1996 son responsabilidad de mujeres.

El tiroteo de ayer se produce en medio de un acalorado debate sobre el porte de armas. Se estima que 1,5 millones de personas participaron en manifestaciones en todo el país el 24 de marzo pidiendo normas más estrictas.

Alcaldes contra las armas

Alcaldes de una decena de ciudades del sur de Florida, entre ellas Coral Gables y Weston, aledañas a Miami, se han unido en una demanda para cambiar las regulaciones sobre armas, una facultad exclusiva de las autoridades estatales.

En Florida las autoridades estatales son las únicas autorizadas para emitir regulaciones sobre el uso de armas y cualquier funcionario o gobierno local que orille esta norma, aún con un simple cartel que prohíba llevar armas en un parque público, está sujeto a la destitución del cargo, fuertes sanciones, entre otras.

La demanda, encabezada por el regidor de Weston, Daniel Stermer, busca evitar las multas que conlleva saltarse la normativa de control de armas que rige para todo el estado.

Stermer está convencido de que en un estado tan populoso como Florida, con grandes urbes y poblaciones rurales, los gobiernos locales deberían tener voz en la regulación de las armas, según el portal de internet NPR.

El alcalde de Coral Gables, Raúl Valdes-Fauli, quien, tras la matanza de Parkland el pasado 14 de febrero, alzó su voz a favor de una ley que prohíba la venta de fusiles semiautomáticos con cargadores de alta velocidad, es uno de los que ha apoyado la demanda. "Nuestro Congreso (estatal) es cobarde. Se venden a la Asociación Nacional del Rifle (NRA)", expresó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º