El canciller intentó desviar la acusación por la causa AMIA de Nisman

Timerman dijo que el fiscal es manejado por un exespía

Nisman debería aclarar si la denuncia contra la presidenta tiene alguna relación con la reciente decisión de separar a Stiusso de los Servicios de Inteligencia", sostuvo ayer el canciller argentino Héctor Timerman, al leer el duro comunicado mediante el cual expresó su opinión acerca de las acusaciones del fiscal Alberto Nisman hacia su persona y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en relación con la causa de la AMIA.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El canciller Héctor Timerman exhibe la nota que envió a Interpol.

La alusión del canciller, directamente imputado por Nisman de manipular las pruebas para desincriminar a Irán del atentado, apuntaba al ex director de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia (ex SIDE), Jaime Stiusso, histórico jefe de espías removido por la presidenta recientemente.

Timerman se expresó en duros términos contra el fiscal que investiga el atentado contra la entidad judía, y esgrimió como pruebas las cartas que intercambió con Interpol en el marco del acuerdo de cooperación con Teherán en 2013.

Cabe recordar que en su acusación, Nisman sostiene que como contrapartida del acuerdo con el gobierno iraní, la presidenta se comprometió a retirar los requerimientos de captura presentados a Interpol, algo que hasta la fecha nunca se concretó.

Duros términos.

"La denuncia contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner realizada por el fiscal Alberto Nisman muestra el grado de confusión y parálisis en el que se encuentra la causa AMIA", comenzó Timerman.

El canciller recordó la participación de Cristina Fernández de Kirchner en el impulso a la investigación de la causa desde su época de legisladora. Y rememoró, asimismo, el papel que le cupo en el mismo sentido al fallecido Néstor Kirchner en el tema.

"Aníbal Fernández (actual secretario de la Presidencia), recordaba que cuando se desempeñaba como ministro de Interior de Néstor Kirchner, debió convencer al fiscal Nisman para que acompañara a la delegación argentina a la sede central de Interpol en Lyon para solicitar que emitieran órdenes de arresto contra los sospechosos iraníes. Nisman se rehusaba a viajar a pesar de que era su investigación la que se presentaba como prueba para pedir los arrestos. ¿Por qué se negaba y por qué sólo aceptó viajar luego de pedirle al agente del Servicio de Inteligencia, Jaime Stiusso, que lo acompañara a hablar con Aníbal Fernández?", apuntó.

"Si hoy existen las alertas rojas solicitando el arresto de los sospechosos iraníes se debe a la decisión y acción política de Néstor Kirchner. Ni de Menem ni de De la Rúa, ni de Duhalde. Y mucho menos del fiscal Alberto Nisman", añadió.

Timerman aseguró que había recibido expresas instrucciones de la presidenta en cuanto a buscar la forma de que hubiera juicio a los responsables del atentado, en Argentina o en un tercer país. En ese marco surgió la alternativa del memorándum de entendimiento con la República Islámica de Irán, acuerdo que Nisman calificó de "engaño" en su acusación, un escrito de más de 300 páginas.

"Si este mecanismo de Cooperación Judicial que permitiría el inicio del juicio no está en vigencia es porque fue paralizado por una Cámara de Apelaciones a pedido, entre otros, del fiscal Alberto Nisman", continuó Timerman.

El canciller contraatacó acusando a su vez a Nisman de impedir que el juez de la causa se trasladara a Irán para indagar a los sospechosos, fórmula que posibilitaría el mencionado acuerdo.

"Durante todos estos meses en el cual el memorándum está frenado ¿avanzó la causa? No. ¿Se hizo justicia? Tampoco. ¿Se atrasó la investigación? Sería importante escuchar al fiscal Nisman en este punto a 10 años de haber asumido en su cargo de único responsable de la investigación del atentado a la AMIA", señaló.

Más adelante confrontó los dichos de Nisman con los del actual juez de la causa. "Ahora resulta que en vez de investigar a los sospechosos se dedicó clandestinamente a investigar a la presidenta de la República Argentina. En declaraciones radiales, el juez de la causa AMIA (Rodolfo Canicoba Corral) alertó que no fue informado por el fiscal de esta nueva investigación y se hizo sin su autorización. Además, dijo que "hubo una confusión de roles porque el que debió conducir la investigación fue el fiscal y debió conducir a los elementos de inteligencia que cooperaban y me parece que terminó siendo al revés".

"Que no termine el fiscal Nisman acusando a la presidenta como lo solía hacer el senador Joseph McCarthy, aquel siniestro político estadounidense que acusaba desde los medios lo que jamás pudo probar en sede judicial", concluyó el canciller.

El juez habló.

Paralelamente a las duras declaraciones del canciller argentino, el juez Rodolfo Canicoba Corral se manifestó sorprendido por las acusaciones del fiscal.

La denuncia de Nisman incluye escuchas telefónicas que revelan que Cristina Kirchner se comunicaba con un agente de la ex SIDE o con el diputado nacional Andrés Larroque y que ellos ponían en conocimiento de Luis DElía o del jefe de Quebracho, Fernando Esteche, de esas órdenes. Y el dirigente piquetero las comunicaba al supuesto agente iraní Alejandro Yussuf Khalil, que llamaba por teléfono a Irán a Mohsen Rabbani, uno de los prófugos del ataque.

"Tengo claro que no he autorizado ninguna escucha de las personas que aparecen mencionadas. El fiscal nunca me participó de que estaba realizando esta investigación paralela. Ahora parece que se la remitió a (el juez Ariel) Lijo, sin cumplir con el sorteo ni habiendo consultado con mi tribunal que es el principal encargado", afirmó el juez a radio La Once Diez.

El juez reconoció con un "puede ser" que los involucrados en la denuncia de Nisman hayan surgido de otras "escuchas autorizadas" por él. "Que puedan surgir de esas mismas escuchas autorizadas, puede ser. Pero ya estaríamos en lo que sería una mención de una escucha. El valor probatorio de eso es bastante remoto. Se utilizan para llegar a un elemento probatorio", explicó. "Voy a estudiar si el fiscal, en lo que a mí me compete, está cumpliendo sus funciones o hay un desviación en el cumpliento de sus funciones", añadió.

"A mí no me maneja Stiusso"


Alberto Nisman ratificó ayer su denuncia por el canal argentino TN y señaló: "Todo lo que tenga que decir el imputado Timerman, lo hará ante el juez" y agregó que con los documentos sobre intercambios epistolares con Interpol tras el "memorándum de entendimiento con Irán", hay diferencias de interpretación entre las partes entre orden de captura y circular roja, y que es falso que se haya solicitado que éstas se mantengan por parte de la Cancillería. "La captura internacional es una cosa, pero la circular roja es otra. Interpol es la que lanza la circular, que es una prioridad máxima de búsqueda", dijo y agregó: "De los ocho imputados, cinco tienen circular roja y tres capturas. Las capturas las maneja el juez de la causa. Interpol empieza a tomar fuerza cuando hay circulares rojas". Sobre las acusaciones de Timerman respecto de que Nisman respondería al agente Jaime Stiusso, aseguró: "A mí no me manejó Stiusso. Las decisiones las tomo yo y son exclusivamente mías. Él podía (por Stiusso) estar al tanto, pero las decisiones las tomo yo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)