TERRORISMO EN EL MUNDO

Terroristas pierden califato, pero son una amenaza global

Cae último bastión del Estado Islámico, pero hay células prontas para golpear.

Una combatiente de las Fuerzas Democráticas Sirias mira vehículos dañados cerca de Baghuz. Foto: AFP
Una combatiente de las Fuerzas Democráticas Sirias mira vehículos dañados cerca de Baghuz. Foto: AFP

Aunque el grupo yihadista Estado Islámico (EI) perdió en Baghuz su último reducto en Siria, todavía puede contar en el mundo con varias filiales y "provincias", como las califica, para perpetuar su ideología y su combate.

Las fuerzas kurdoárabes apoyadas por Estados Unidos conquistaron, ayer sábado el último rincón en Siria del otrora extenso "califato" de la organización yihadista del Estado Islámico, que llegó a dominar 88.000 kilómetros cuadrados con 8 millones de habitantes.

Para celebrar la victoria, los combatientes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), punta de lanza de la lucha antiyihadista en Siria, izaron su bandera amarilla en el pueblo de Baghuz, en el este de Siria, donde los yihadistas opusieron resistencia hasta el final.

Pero, el grupo, que decapitó a varios ciudadanos de Occidente, si bien perdió el territorio sigue operativo.

En su informe publicado en febrero, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, estableció la lista de las ocho zonas de influencia, además de las células clandestinas creadas en Siria y en Irak, donde la organización yihadista más temida en el mundo todavía está activa.

"Aunque el EI se ha transformado en una red clandestina, incluida en Siria y en Irak, sigue siendo una amenaza como organización global dotada de una dirección centralizada", estimó el secretario general.

Yemen.

El grupo sigue presente en la provincia de Jawf, pero se ha debilitado a raíz de los combates con la filial local de otro gran grupo yihadista como lo es Al Qaida, en la provincia de Bayda en julio 2018. "El EI todavía tiene campamentos móviles y un número de combatientes en disminución en todo el país", estimó la ONU.

Libia.

El EI sigue constituyendo una amenaza", estima Guterres. "Sus combatientes están activos en la costa mediterránea, entre Ajdabiya y Trípoli, así como en el gran sur". Con regularidad ejecutan ataques contra puestos de la policía con el fin de quedarse con las armas.

Egipto.

El grupo afiliado al EI, que ha sido leal al "califato" proclamado en noviembre de 2014, sigue activo. Ansar Bayt al Maqdis, con base en el desierto del Sinaí, no ha visto disminuir el número de sus combatientes en 2018 a pesar de las constantes operaciones en su contra por el ejército egipcio.

África.

En la región del Sahel, dos grupos son fieles al EI y siguen activos, según la ONU. "El EI en el gran Sahara", comandado por Adnan Abu Walid al Sahraui, cuenta con entre 100 y 200 combatientes en el centro norte de Mali. En la región del lago Chad, donde se encuentras las fronteras del Chad, Níger y Nigeria, el Grupo Islámico de África del Oeste, una facción del grupo Boko Haram, cuenta según la ONU con entre 1.500 a 3.500 yihadistas bajo la dirección de Abu Musab al-Barnawi.

En Somalia, el movimiento está dominado por el grupo de los shebab, afiliados a Al Qaida, pero un grupo asociado al EI "coexiste con ellos". Se especializó en los asesinatos de funcionarios y hombres de negocios.

Afganistán.

Un grupo yihadista afiliado al EI cuenta con entre 2.500 a 4.000 hombres, en las provincias orientales de Nangarhar, Nuristán y Laghman. "El EI dispone de campos de entrenamiento y creó una red de células clandestinas en varias ciudades afganas, incluido Kabul", precisa la ONU.

La incógnita de si el jefe escurridizo está con vida

Abu Bakr al Bagdadi, de 47 años, el despiadado jefe del EI, se erigió en el terrorista más buscado del mundo. Desde la proclamación del califato, ha permanecido oculto y solo ha divulgado pocos mensajes de audio. Su última "prueba de vida" data del pasado 22 de agosto, cuando el EI difundió una grabación de Al Bagdadi , de 54 minutos, cuya autenticidad no pudo ser verificada, con motivo del inicio de la fiesta musulmana del Sacrificio.

Abu Hasan al Muhayir, ocero del EI, se encargó el 18 de marzo de transmitir un mensaje del líder extremista en el que se apuntaba que el "califa" sigue con vida. (Fuente: EFE)

"Liberamos todos los territorios y continuamos alerta", dice Trump
Trump insiste en acusar al fiscal Mueller de lanzar una "caza de brujas". Foto: AFP

El presidente Donald Trump saludó el fin del "califato" del Estado Islámico (EI) y prometió que Estados Unidos se mantendrá "alerta" ante la principal organización yihadista del mundo.

"Me complace anunciar que con nuestros socios de la coalición internacional (...), incluidas las fuerzas de seguridad iraquíes y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), Estados Unidos ha liberado todos los territorios controlados por el EI en Siria e Irak, el 100% del califato", afirmó.

"Nos mantendremos alerta (...) hasta que finalmente sea derrotada, dondequiera que se encuentre", señaló. "Continuaremos trabajando con nuestros socios y aliados para aplastar completamente a los terroristas radical islámicos".

"A todos los jóvenes que creen en la propaganda del EI en Internet, la muerte les espera si se unen a ellos", advirtió.

El peligro se mantiene para Occidente, debido a que según advierte el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, miles de veteranos de la yihad iraquí-siria lograron regresar a sus países de origen y algunos pudieron hacerlo sin ser detectados. Hay numerosos ciudadanos de la Unión Europea y de Estados Unidos. Otros han sido juzgados, encarcelados, pero finalmente serán liberados un día y podrían continuar representando una amenaza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)