García-Margallo indicó que se debe controlar flujo de combatientes

"El terrorismo yihadista es amenaza global"

El ministro de Exteriores y Cooperación de España, José Manuel García-Margallo, advirtió hoy en Londres de que el terrorismo yihadista "es una amenaza global" y afirmó que hay que "hacer un enorme esfuerzo para controlar el flujo de combatientes extranjeros".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García-Margallo estuvo en Montevideo. Fuente: EFE

"Estamos todos amenazados", declaró el ministro en un encuentro con la prensa tras asistir en la capital británica a una reunión de países miembros de la coalición internacional formada contra el grupo Estado Islámico (EI).

García-Margallo reconoció que el asunto de los combatientes extranjeros (ciudadanos en su mayoría europeos que van a la luchar con el EI en países como Siria o Irak) "empieza a preocupar extraordinariamente", a raíz de los recientes atentados en Australia Canadá, Libia, Bélgica o Francia. En el aspecto militar, explicó, los aproximadamente 2.000 bombardeos que ha realizado la coalición internacional contra el EI han conseguido "detener su avance", mientras que las fuerzas armadas iraquíes y las de la oposición siria "están cada día más cerca de poder tomar el control" en sus países.

El EI declaró un califato en junio pasado en zonas del norte y centro de Siria e Irak que están bajo su control.

"España ha puesto a disposición de las fuerzas americanas las bases de Morón y Rota; vamos a enviar además a doscientos efectivos para la formación de las fuerzas armadas en Irak y hemos establecido una batería de misiles Patriot en Turquía", enumeró.

Preguntado por los periodistas, el ministro expuso su visión sobre las causas del terrorismo islamista y dijo que, además de haber un movimiento ideológico que cristaliza en la aspiración de estos grupos de instaurar un califato, existen causas económicas "Hay frustración entre la población de estos países por la situación económica", explicó, y afirmó que, donde hay pobreza y el Estado no puede suministrar los servicios esenciales, los islamistas ocupan ese vacío de poder.

"Sin estabilidad económica no habrá estabilidad política", dijo el ministro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)