SIGUEN LOS TRABAJOS DE RESCATE

Terremoto deja al menos 159 muertos y localidades destruidas en Italia

"Me salvé de milagro, en 10 segundos se destruyó todo", dijo un sobreviviente del devastador terremoto que además dejó un número indeterminado de personas desaparecidas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Continúan los trabajos tras el devastador terremoto en Italia. Foto: Reuters

Un devastador terremoto sacudió el miércoles varias localidades del centro de Italia, dejando al menos 159 personas muertas, residentes atrapados bajo los escombros y un número indeterminado de desaparecidos.

El terremoto arrasó localidades montañosas y dejó caminos intransitables en una zona ubicada a unos 140 kilómetros al este de Roma. El movimiento se sintió en Bologna al norte y Nápoles al sur, ciudades que están a más de 220 kilómetros del epicentro del movimiento.

Aunque la magnitud del terremoto fue sólo de 6,2 -con epicentro cerca de la ciudad de Nursia- el daño que ocasionó fue severo debido a que se originó a poca profundidad, a unos 4 kilómetros de la superficie.

El Ejército fue movilizado para ayudar con equipos especiales y el Gobierno liberó 235 millones de euros (265 millones de dólares) en fondos de emergencia. En el Vaticano, el Papa Francisco envió a una sexta parte del pequeño departamento de bomberos de la Santa Sede a la zona arrasada.

Los servicios de emergencia usaron helicópteros para movilizar a los sobrevivientes. Las autoridades dijeron que la búsqueda de cuerpos y sobrevivientes continuará durante la noche.

Una fotografía aérea de la zona afectada mostraba franjas destruidas de la ciudad de Amatrice, mientras los escombros llenaban las calles de la localidad cercana de Accumoli.

Las imágenes de Amatrice revelaban devastación completa. "No existe más", dijo a RaiNews24 el presidente de la Región del Lacio, Luca Zingaretti.

"Es toda gente joven, es temporada de vacaciones y el festival local estaba por celebrarse pasado mañana, así que mucha gente vino a ese evento (...) Es una catástrofe", dijo Giancarlo, un residente de Amatrice de 65 años, sentado en la calle vestido apenas con ropa interior.


Si no puede ver el video haga click aquí

Mucha gente está desaparecida, y la llegada de turistas por las vacaciones hace que cuantificar las víctimas sea mucho más difícil.
El primer ministro Matteo Renzi pidió unidad en este momento trágico.
"Hoy es un día para llorar. Mañana podremos hablar de reconstrucción", sostuvo.

En Accumoli, los edificios que todavía estaban en pie mostraban grietas y daños en su estructura. Los residentes se esforzaban por remover escombros con sus propias manos antes de la llegada de los servicios de emergencia.

El alcalde de Accumoli dijo que unas 2.500 personas quedaron sin hogar. El terremoto causó daños en ciudades de las regiones de Umbría, Lacio y Las Marcas.

"Tres cuartos de la ciudad han desaparecido", dijo Sergio Pirozzi a la RAI. "Ahora tenemos que salvar a la mayor cantidad de gente. Se escuchan voces bajo los escombros, tenemos que salvar a esa gente", agregó.

El instituto sismológico de Italia, el INGV, reportó 150 réplicas en las 12 horas posteriores, la más fuerte de magnitud 5,5.

El último gran terremoto que afectó a Italia se produjo en 2009 en la central ciudad de L'Aquila, una tragedia en la que murieron más de 300 personas.

El peor terremoto en el país desde el inicio del Siglo XX fue en 1908, cuando un movimiento seguido por un tsunami dejó unos 80.000 muertos en las sureñas regiones de Reggio Calabria y Sicilia.

"Se oyen sólo los gatos".


"Mi hermana y mi hermano están bajo los escombros. No dan señal de vida. Se oyen sólo los gatos", lamentó angustiado a la AFP Guido Bordo, de 69 años, mientras espera en Accumoli noticias sobre sus familiares.
Los operadores piden continuamente silencio para poder escuchar los lamentos, gritos y señales de manera de escarbar y hurgar para intentar salvarlos.

Una familia entera, dos adultos y dos hijos, que se encontraban de vacaciones en ese localidad perdió la vida en el sismo.

"Me salvé de milagro. Diez segundos fueron suficientes para destruir todo", contó Marco, habitante de Amatrice, al diario La Repubblica.
Las agujas del reloj del antiguo campanario de su pueblo, uno de los pocos monumentos que sobrevivió, marca aún las 3H30, la hora del fatídico sismo.

El terremoto en Italia dejó decenas de muertos. Foto: AFP
El terremoto en Italia dejó decenas de muertos. Foto: AFP

El alcalde del pequeño poblado de Accumoli, Sergio Pirozzi, contó que su comuna, situada a 40 km del epicentro, quedó completamente destruido.
"Tres cuartos del pueblo no existe más", lamentó conmovido tras confirmar daños en el hospital local.

Numerosos turistas se encontraban en la región para participar en las fiestas que cada año Amatrice organiza con ocasión de la creación de una célebre receta de espaghetti.

"Los hoteles estaban todos llenos", explicó el alcalde.

Se trata además de una de las zonas con más riesgo sísmico de Italia, país que posee una geología muy particular.

Varias réplicas pudieron sentirse durante el resto de la noche, una de 3,9 grados en la provincia de Perugia y otra más fuerte de 5,3, que nuevamente se sintió en Roma, hacia las 04h30 locales.

El papa Francisco interrumpió su tradicional audiencia de los miércoles para manifestar su dolor y cercanía por las víctimas y reconoció que quedó "perturbado" por la noticia.

El centro de Italia sufrió hace siete años, en mitad de la noche, un fuerte terremoto de 6,3 grados que provocó mas de 300 muertos en la región de Acquila.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)