LA CRISIS CATALANA

Terminó juicio a secesionistas catalanes; ahora esperan el fallo

Líderes independentista afirmaron que volverían a declarar una república.

Juicio a secesionistas catalanes. Foto: AFP
El fallo del Tribunal se conocería en septiembre u octubre. Foto: AFP

Tras cuatro meses de audiencias, el histórico juicio a doce líderes independentistas por el fracasado intento de separar a Cataluña de España en 2017 culminó ayer miércoles, quedando a la espera de la sentencia.

En la sesión final en el Tribunal Supremo, en Madrid, los acusados se expresaron por última vez, lamentando que la justicia se vea abocada a solucionar un “problema político” y reivindicando el diálogo como salida a la persistente crisis catalana.

“Votar o defender la República desde un Parlamento no puede constituir delito”, afirmó el principal acusado, el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras. Hay que “devolver la cuestión al terreno de la política (...) de donde nunca debería haber salido”, señaló.

Minutos después, el líder de otra importante asociación independentista catalana, Jordi Cuixart, expresó su compromiso con la causa separatista. “Lo volveremos a hacer”, dijo, un lema que manifestantes corearon luego en una concentración en Barcelona.

La frase la adoptó también el presidente regional catalán, el separatista Quim Torra. En una declaración institucional afirmó estar “convencido de que lo volveremos a hacer”.

Tras más de 50 sesiones televisadas, centenares de testigos, incluido el expresidente español Mariano Rajoy, y copiosas pruebas presentadas, ahora toca a los siete miembros del alto tribunal emitir un fallo, y que los acusados prevén recurrir ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Con el principal protagonista de la tentativa secesionista huido en Bélgica, el expresidente regional Carles Puigdemont, la cara más visible del proceso fue Junqueras, para quien la fiscalía pide 25 años de cárcel.

Él y otros ocho separatistas, en prisión preventiva desde hace más de un año, son acusados del grave delito de rebelión, que implica duras penas, mientras que los tres restantes responden por desobediencia y malversación, cargos más leves.

En Barcelona, varios miles de independentistas se manifestaron en solidaridad con quienes consideran “presos políticos”, luciendo pancartas con los lemas “absolución” y “Libertad. La autodeterminación es un derecho”.

La fiscalía ha calificado los hechos de 2017, que incluyeron el 1 de octubre un referéndum de autodeterminación ilegal y el 27 la declaración del Parlamento catalán de una república que nunca se concretó, de “golpe de Estado” en medio de un “clima insurreccional”.

A su juicio, hubo violencia, esta última una cuestión muy controvertida. Según la legislación española, la acusación de rebelión se dirige a quienes actúen con violencia contra el Estado y conlleva penas que van de 10 a 30 años.

La defensa de los acusados dice que la violencia fue casi exclusiva de la policía, cuya represión durante el referéndum de autodeterminación generó imágenes que dieron la vuelta al mundo.

Protesta en Barcelona contra el juicio a los secesionistas catalanes. Foto: AFP
Protesta en Barcelona contra el juicio a los secesionistas catalanes. Foto: AFP

Sin embargo, la Abogacía del Estado, que depende del Gobierno español, cree que los acusados cometieron sedición, pues no ve probado que la violencia fuera un elemento “estructural” del plan secesionista, y pide penas de entre 7 y 12 años de cárcel.

Estos puntos de vista antagónicos reflejan la realidad fuera del Tribunal Supremo: a más de año y medio de la tentativa independentista, el separatismo sigue dividiendo a la población catalana y agitando la política española.

Serán siete jueces los encargados de dilucidar todas estas cuestiones y dictar sentencia, que se conocerá probablemente dentro de varios meses.

En 2018, el Alto Tribunal declaró en rebeldía a Puigdemont y otros seis líderes soberanistas que huyeron al extranjero. Sobre todos ellos pesa una orden de detención en España.

“La sentencia, sea la que sea”, constituirá para el movimiento independentista, que había quedado “un poco sin horizonte”, “un elemento al cual agarrarse para intentar de nuevo movilizar a su bloque”, señaló a la AFP Oriol Bartomeus, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Barcelona.

El presidente español, el socialista Pedro Sánchez, quien inició negociaciones para formar gobierno, busca evitar un nuevo apoyo de los separatistas, que desde el inicio del juicio le hicieron la vida imposible. Tanto que precipitaron las legislativas de abril. En esos comicios fueron electos cinco de los acusados en el juicio, pero fueron suspendidos. Junqueras, consiguió en mayo un escaño para el Parlamento Europeo.

Carles Puigdemont, el gran ausente
Secesionista: Carles Puigdemont en acción política en Bélgica. Foto: AFP

Presidente catalán durante el intento de secesión en 2017, Carles Puigdemont ha sido el gran ausente en los cuatro meses de juicio contra la cúpula del independentismo. El ostracismo al que algunos lo relegaban una vez iniciado el juicio, se desvaneció, especialmente por la exitosa apuesta de Puigdemont para convertirse en eurodiputado. Así, mientras numerosos testigos del juicio evocaban sus palabras y acciones durante esas semanas que pusieron a España en jaque, Puigdemont hacía campaña por Europa hasta conseguir salir elegido en las urnas el pasado 26 de mayo. Nacido hace 56 años en Amer, un pueblo montañoso de 2.200 habitantes a 100 km de Barcelona, Puigdemont, defiende el independentismo desde hace décadas. Casado con una periodista rumana y padre de dos niñas, Puigdemont era prácticamente desconocido cuando asumió la presidencia de Cataluña en enero de 2016, con la única experiencia de cinco años como alcalde de Girona, un gran feudo independentista. Su rostro llegó a la escena mundial en octubre de 2017 con el referéndum ilegal de autodeterminación y la posterior proclamación de una efímera república. Esquivando la querella por rebelión que presentaría la fiscalía, optó por exiliarse en Bélgica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)