Acuerdo nuclear

Se termina ronda con Irán sin gran avance

El presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo francés, François Hollande, destacaron ayer su determinación para llegar a un acuerdo sobre el plan nuclear iraní que satisfaga de manera "plena" y "verificable" las preocupaciones de la comunidad internacional.

En una llamada telefónica ambos líderes hicieron hincapié en que Irán debe adoptar medidas "para resolver varias cuestiones pendientes", dijo la Casa Blanca sin dar más detalles.

Momentos antes de anunciar esta comunicación telefónica, Hollande destacó la determinación de Francia para llegar a un acuerdo "que permita que haya plena confianza" en "la renuncia por parte de Irán a armas nuclear". "La posición francesa es simple: Sí, Irán puede acceder a la energía nuclear civil, pero no puede acceder a las armas nucleares", agregó el presidente francés después de una reunión con la líder de Alemania, Angela Merkel, el primer ministro británico, David Cameron, y la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Entre tanto, el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, afirmó ayer que la última conversación que mantuvo con su colega estadounidense, John Kerry, fue "positiva" y se centró en hallar "soluciones" a "los muy sensibles puntos" a los que ha llegado la negociación sobre el programa nuclear de su país.

En declaraciones recogidas por la agencia iraní Fars desde Lausana, Suiza, donde delegados de Irán y del Grupo 5+1 (EE.UU., China, Francia, Reino Unido y Rusia, además de Alemania), el ministro insistió en que "hubo una buena conversación" con Kerry.

Aún así, Zarif señaló que aún quedan "uno o dos asuntos" por resolver que necesitan mayor diálogo debido a su difícil naturaleza.

El ministro se expresó así tras la octava ronda de conversaciones que mantuvo con Kerry en la ciudad suiza, donde los equipos negociadores se encuentran desde el pasado domingo para lograr un acuerdo que permita el desarrollo pacífico del programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales que pesan sobre el país.

En un principio, las reuniones de ayer iban a ser las últimas de esta ronda de negociaciones, si bien éstas se han extendido hasta hoy. A partir del sábado las delegaciones volverán a sus respectivos países y planean reunirse a mediados de la próxima semana. Las partes establecieron el 31 de marzo como límite. EFE, AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados