CRISIS

Tensión en las fronteras y brote xenófobo por éxodo venezolano

En el norte de Brasil, vecinos agreden y expulsan a refugiados que acampaban en la calle

En Paracaíma, en la frontera de Brasil y Venezuela, hubo protestas violentas con quema de neumáticos. Foto: AFP.
En Paracaíma, en la frontera de Brasil y Venezuela, hubo protestas violentas con quema de neumáticos. Foto: AFP.

El éxodo diario de miles de venezolanos que huyen de la crisis económica y del régimen de Nicolás Maduro está provocando tensiones en las fronteras con Brasil, con brotes xenófobos que han derivado en incidentes de violencia. También la situación en Nicaragua está derivando en una creciente migración a países vecinos de América Central, donde ya están surgiendo protestas por la masiva llegada de nicaragüenses. Este fin de semana en Costa Rica, un grupo de gente portando esvásticas en la capital San José intentó atacar a migrantes nicaragüenses.

El presidente brasileño, Michel Temer, se reunió ayer domingo de urgencia con parte de su gabinete para evaluar la situación en la frontera, después de que campamentos improvisados de venezolanos fueran atacados por vecinos de la ciudad de Pacaraima. Temer se reunió en el Palacio de la Alvorada, la residencia presidencial en Brasilia, con seis de sus ministros, entre ellos el de Defensa, el de Seguridad Pública y el de Relaciones Exteriores.

En Pacaraima, ciudad de unos 12.000 habitantes y vecina con la venezolana Santa Elena de Uairén, los residentes lograron expulsar con amenazas a los venezolanos que se habían alojado en campamentos callejeros.

Cerca de 1.200 migrantes venezolanos regresaron a Venezuela entre el sábado y el domingo, confirmó un portavoz de la “fuerza tarea” brasileña, un grupo multidisciplinar que opera en la frontera con Venezuela, con participación de las Fuerzas Armadas, organizaciones civiles y ONG para atender el creciente flujo migratorio.

El ministerio de Seguridad Pública anunció que hoy lunes reforzará con 60 hombres las tropas ya presentes en Pacaraima (de unos 120 efectivos), después de que el sábado en la mañana se desatara el caos con ese ataque a los campamentos de los venezolanos.

Aparentemente, el episodio fue una respuesta al asalto por parte de venezolanos de un comerciante de la ciudad, que quedó herido. Eso habría hecho que decenas de residentes de la ciudad atacaran los dos principales campamentos de inmigrantes en las calles y quemaran todas sus pertenencias. También cortaron durante cinco horas la principal vía de acceso al municipio al grito de “¡fuera venezolanos!”, según videos de las protestas divulgados por redes sociales.

“Los brasileños vinieron corriendo con palos y botellas. Quemaron todas nuestras cosas, incluso la ropa de los niños”, dijo Joana Pérez, una madre de 24 años que sostenía a un bebé de 6 meses. “Tengo miedo. No sé dónde dormir esta noche o si habrá otro ataque. Perdimos todo. Todo lo que tengo es mi tarjeta de identificación”, agregó.

La gobernadora del empobrecido estado norteño de Roraima, Suely Campos, reiteró que debería cerrarse temporalmente la frontera porque las autoridades están desbordadas, especialmente en la capital, Boa Vista, y pidió al gobierno federal refuerzos para “enfrentar el aumento de la criminalidad”.

En respuesta, el Ejecutivo brasileño informó en un comunicado que establecerá un nuevo centro de acogida en Roraima, puerta de entrada del éxodo venezolano, y que mandará un batallón de 120 miembros de la Fuerza Nacional para reforzar la seguridad.

“El Gobierno está comprometido con la protección de la integridad de brasileños y venezolanos”, indicó ayer la Secretaría de Comunicación de la Presidencia.

Asimismo, anunció que redoblará los esfuerzos para acelerar el llamado proceso de interiorización, mediante el cual transfiere inmigrantes desde Roraima a otras regiones del país.

Impacto regional.

Cientos de miles de venezolanos han cruzado las fronteras terrestres hacia Brasil y Colombia en los últimos meses para intentar escapar de la grave crisis que afecta a su país.

Ecuador comenzó este sábado a bloquear el paso de venezolanos en sus fronteras terrestres exigiéndoles para ingresar que presenten sus pasaportes, en lugar de simplemente la cédula de identidad, como era hasta ahora. Perú anunció recientemente la misma medida, que empezará a aplicarse el próximo sábado 25 de agosto. Solo la semana pasada, unos 20.000 venezolanos ingresaron a Perú, según sus autoridades.

Colombia teme que miles de venezolanos queden varados en su territorio por los controles fronterizos de Ecuador. Se estima que unas 3.000 personas cruzan todos los días de Colombia a Ecuador por la ciudad fronteriza de Rumichaca.

Naciones Unidas estima que 2,3 millones de venezolanos han huido de la crisis. Colombia ha dado residencia temporal a más de 800.000.

También es constante el ingreso de venezolanos a Argentina y Chile. A Uruguay han llegado este año unos 9.500 venezolanos, cuando en 2015 arribaron 1.855.

Perú, que desde hace dos años les otorga un permiso temporal de trabajo, estima que casi 400.000 venezolanos se han establecido en su territorio desde hace al menos un año.

La Policía Federal de Brasil, encargada del trámite migratorio, estima que unos 500 venezolanos ingresan a diario por la frontera. El pico de este año, en enero, osciló entre 900 y 1.200.

En el primer semestre de este año, 56.740 venezolanos buscaron legalizar su situación en Brasil solicitando refugio o residencia temporal.

Nicaragua.

En Costa Rica, al grito de "¡Fuera nicas!", cientos de personas participaron de una manifestación contra los inmigrantes nicaragüenses. Foto: Efe.
Foto: Efe.

Pero las tensiones están aumentando en América Latina no solo por la migración desencadenada por las crisis en Venezuela, sino también por la más recientemente desde Nicaragua, donde el gobierno de Daniel Ortega ha reprimido sistemáticamente las masivas protestas. Este sábado hubo una manifestación en Costa Rica contra la llegada de nicaragüenses.

Según informó el diario La Nación de Costa Rica, al menos seis noticias falsas sobre nicaragüenses en ese país circularon en redes sociales durante la semana, como antesala de las agresiones xenófobas que dejaron decenas de detenidas este sábado.

“Sin ningún fundamento, las publicaciones decían, por ejemplo, que nicaragüenses estaban quemando banderas costarricenses en suelo tico”, dijo el diario. “También, las mentiras llegaban al grado de decir que el presidente Carlos Alvarado había firmado un decreto para darles ayuda económica a las ‘mujeres trans nicaragüenses’ o que la Universidad de Costa Rica (UCR) les estaba dando ‘becas completas’ a refugiados de Nicaragua”, agregó. Las publicaciones falsas fueron desmentidas por el diario costarricense La Nación, en la sección #NoComaCuento, una iniciativa nacida en enero de este 2018 para desenmascarar informaciones falsas.

“Queremos Seguir y vivir de nuevo”

Decenas de inmigrantes venezolanos que huyeron de la miseria económica en su país desafiaron ayer domingo las nuevas reglas que exigen la presentación de un pasaporte válido para cruzar la frontera desde Colombia hacia Ecuador.

Cientos de personas desesperadas que viajaron días desde Venezuela, no pudieron atravesar el puesto de control cerca del pueblo de Ipiales por una regla de Ecuador que entró en vigor el sábado. Pero a medida que aumentaba la tensión, los migrantes se arriesgaban a ser detenidos y simplemente cruzaron la frontera después de pasar días sometidos a un clima helado en el cruce de Rumichaca.

“Solo queremos seguir adelante y empezar a vivir de nuevo”, dijo Mayerly Isaguirre, una maestra de 37 años. Ecuador habilitó ayer que los menores que viajan con sus padres podrán cruzar sin pasaporte.

Perú acota los permisos temporales

Perú modifico la fecha que otorga permiso temporal de permanencia a venezolanos que hayan ingresado a territorio peruano por la crisis económica y social en su país.

“Solo los venezolanos que ingresen al Perú hasta el 31 de octubre podrán presentar la solicitud de Permiso Temporal de Permanencia (PTP)”, indica un decreto firmado por el presidente Martín Vizcarra y el ministro de Interior, Mauro Medina. El plazo para presentar la solicitud se reduce y ahora vencerá el 31 de diciembre, en lugar del 30 junio del próximo año.

Según el decreto, “en caso de denegatoria o improcedencia de la solicitud del PTP y luego de agotada la vía administrativa la persona que se encuentra en situación migratoria irregular, al haber transcurrido el plazo de su condición de turista sin haber obtenido su PTP, deberá abandonar el país en el plazo de máximo de treinta días”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)