SITUACIÓN EN MEDIO ORIENTE

Tensión por ampliación de las colonias de Israel

Construirá 2.500 viviendas en Cisjordania; críticas de ONU.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Unos 350.000 judíos viven en Cizjordania y otros 200.000 en Jerusalén Oriental. Foto: AFP

El plan de Israel para la construcción de 2.500 viviendas de colonos en Cisjordania desató el enojo obvio de los palestinos, pero también volvió a tensar la relación con la ONU, que criticó las "acciones unilaterales" del gobierno de Benjamin Netanyahu.

Israel anunció ayer martes planes para la construcción de 2.500 nuevas viviendas en los asentamientos de la ocupada Cisjordania, la segunda declaración de este tipo desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, asumió el cargo señalando que sería menos crítico con estos proyectos que su predecesor.

Un comunicado del Ministerio de Defensa, que administra las tierras que Israel capturó en la guerra de 1967, dijo que la decisión se tomó para cubrir la demanda por nuevas viviendas "para mantener la vida diaria común".

La mayoría de las construcciones, dijo, serán en bloques de asentamientos ya existentes que Israel pretende mantener bajo cualquier acuerdo de paz con los palestinos.

Unos 350.000 colonos viven en Cisjordania y otros 200.000 en Jerusalén Oriental. Más allá de los bloques importantes, la mayoría de los cuales se ubican cerca de la frontera con Israel, existen más de 100 asentamientos de menor tamaño desperdigados por las colinas de Cisjordania.

Nabil Abu Rdainah, portavoz del presidente palestino, Mahmoud Abbas, condenó el anuncio israelí y dijo que tendría "consecuencias".

"La decisión dificultará cualquier intento por restablecer la seguridad y la estabilidad, fortalecerá al extremismo y el terrorismo y pondrá obstáculos en el camino de cualquier esfuerzo para comenzar un proceso de paz", afirmó.

Los palestinos quieren que Cisjordania y la Franja de Gaza, de la que tropas israelíes y colonos se retiraron en 2005, sean parte de un estado independiente, con su capital en Jerusalén Oriental. La mayoría de los países consideran como ilegales los asentamientos y un obstáculo para la paz entre ambos ya que reducen y dividen en pequeñas partes el territorio que los palestinos necesitan para un estado viable.

Durante la campaña electoral de Estados Unidos, Trump indicó que no se opondría, como lo hizo el expresidente Barack Obama, a la construcción de asentamientos, una posición celebrada por el gobierno de Netanyahu.

Ayer la Casa Blanca evitó comentar la declaración de Israel de que construirá 2.500 nuevas viviendas en Cisjordania ocupada, el anuncio de asentamientos más ambicioso desde hace años.

Interrogado durante un encuentro con la prensa, el portavoz de Trump, Sean Spicer, esquivó el tema: "Israel sigue siendo un aliado muy importante de Estados Unidos", respondió. El presidente "quiere acercarse a Israel", agregó, recordando que los dos dirigentes aceptaron reunirse en febrero.

El gobierno del demócrata Barack Obama condenó sistemáticamente estas iniciativas de Israel, subrayando que iban a contramano de la búsqueda de una resolución del conflicto israelí-palestino.

Esta es la segunda decisión israelí relativa a la colonización en solo dos días, tras la autorización el domingo de la construcción de 566 viviendas en los barrios de colonos de Jerusalén este, parte mayoritariamente palestina de la ciudad ocupada y anexada por Israel.

En tanto, Naciones Unidas (ONU) denunció las iniciativas israelíes para acelerar la colonización en los territorios palestinos ocupados y subrayó que esas "acciones unilaterales" obstaculizan una solución de dos estados.

"Para el secretario general (Antonio Guterres) no hay alternativa a una solución de dos estados", declaró el portavoz de la ONU Stéphane Dujarric. "Toda decisión unilateral que pueda obstaculizar el objetivo de los dos estados preocupa al secretario general", agregó.

Dujarric reafirmó que la postura de las Naciones Unidas sobre la construcción de viviendas israelíes en Cisjordania y en Jerusalén oriental "no ha cambiado". "Lo incluimos en el terreno de las decisiones unilaterales".

"Ambas partes deben comprometerse en una negociación de buena fe para alcanzar el objetivo de dos estados, Israel y Palestina, dos estados para dos pueblos", recordó.

La ONU considera que la colonización es ilegal y perjudicial para la paz, como lo destacó una reciente resolución del Consejo de Seguridad que el gobierno de Oba-ma no bloqueó, por primera vez desde 1979.

El anuncio de ayer refleja la voluntad claramente afirmada por el gobierno israelí de aprovechar la nueva situación creada tras la llegada de Trump a la Casa Blanca, después de ocho años de férrea oposición a la colonización por parte de Obama. "Estamos construyendo y vamos a seguir construyendo", aseveró Netanyahu en su cuenta Twitter.

Padre de un soldado israelí pide clemencia.

El padre del soldado israelí Elor Azaria de 20 años, declarado culpable de haber rematado a un palestino que se encontraba herido en el suelo en marzo de 2016, pidió ayer martes clemencia para su hijo. "Hace diez meses que paramos de vivir. Estamos sufriendo. Después de todo lo que he dado a este país, esto es un abuso físico y psicológico", dijo Charlie Azaria, rompiendo a llorar en el tribunal militar.

El soldado fue hallado culpable de homicidio voluntario y el tribunal debe decidir sobre la condena, que podría llegar a los 20 años de cárcel.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados