ELECCIONES EN BRASIL

Temer se baja y MDB promueve a Meirelles

El Movimiento Democrático Brasileño (MDB), del presidente Michel Temer, formalizó ayer martes la precandidatura presidencial del exministro de Hacienda Henrique Meirelles.

Michel Temer, presidente de Brasil . Foto: AFP
Michel Temer, presidente de Brasil . Foto: AFP

El anuncio, hecho por el senador Romero Jucá, presidente del MDB, fue respaldado por el propio Temer, quien hasta ahora coqueteaba con la posibilidad de presentar su candidatura a las elecciones del 7 de octubre.

Los partidos políticos tienen plazo hasta agosto para inscribir a sus abanderados, con lo que el cuadro de candidatos permanece abierto, incluso en el propio MDB.

Aunque ha estado en el poder junto a los partidos que gobernaron Brasil durante las últimas tres décadas, el MDB no ha presentado un candidato a la Presidencia desde 1989, cuando el fallecido Ulysses Guimarães solo obtuvo un 4,4% de los votos.

Meirelles, de 72 años, fue hasta el 6 de abril pasado el ministro de Hacienda de Temer, y en buena medida se le atribuye el diseño de las políticas que le permitieron al país salir de una aguda recesión que entre 2015 y 2016 causó una pérdida de siete puntos porcentuales en el PIB. En 2017 la economía se recuperó ligeramente, creció un 1% y, de acuerdo con el Gobierno, eso ocurrió gracias a un impopular plan de reformas sugerido por el entonces ministro.

Durante el acto, fue presentado un documento titulado "Encuentro con el futuro", en el cual el MDB afirma que el camino para la plena recuperación del país pasa básicamente por profundizar el programa de reformas impulsado por Temer, que es resistido por la izquierda y la mayoría de los sindicatos y movimientos sociales.

Meirelles ha dedicado la mayor parte de su vida pública a la banca privada nacional e internacional y llegó a ser presidente mundial del BankBoston.

Entre 2003 y 2010 fue presidente del Banco Central de Brasil, durante la gestión del entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien encabeza los sondeos de intención de voto, pese a que está en prisión, condenado a doce años por corrupción y con otras seis causas penales pendientes en tribunales.

Aún con esa delicada situación jurídica, el Partido de los Trabajadores (PT) ha anunciado la candidatura presidencial de Lula, que podría ser impugnada por leyes que impiden a una persona con una condena ratificada en segunda instancia, como es su caso, postular a cualquier cargo público.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)