PREPARANDO LA CUMBRE

El "teléfono de la paz" entre las dos Coreas

Las dos Coreas pondrán en marcha hoy viernes una línea telefónica directa entre sus líderes de cara a la cumbre que celebrarán el viernes 27 de abril en la frontera, el primer encuentro de este tipo en once años, informó ayer la oficina presidencial de Seúl.

Moon Jae-In celebra su victoria en las elecciones surcoreanas. Foto: AFP.
Moon Jae-in. Foto: AFP

"La línea directa entre los líderes se conectará mañana (por hoy) y los técnicos realizarán una llama de prueba", anunció un portavoz de Seúl que reconoció que todavía no se ha fijado la fecha para la primera llamada.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, tienen previsto reunirse el 27 de abril en el lado sur de la frontera entre ambos países —técnicamente aún en guerra—, una histórica cumbre que se centrará previsiblemente en la desnuclearización del régimen comunista de Corea del Norte.

Las dos Coreas acordaron el pasado marzo este encuentro en la aldea de la paz de Panmunjom, así como el establecimiento de esta línea de contacto directa de los líderes para la preparación de la cumbre de la próxima semana.

Con motivo de la primera cumbre intercoreana de la historia, celebrada en Pyongyang en 2000 entre el líder norcoreano Kim Jong-il (padre del actual dictador Kim Jong-un) y el presidente sureño Kim Dae-jung, las dos Coreas ya establecieron una línea telefónica directa entre los despachos de ambos jefes de Estado. La línea se suspendió en 2008.

La del 27 de abril será la primera reunión intercoreana de líderes desde 2007, mientras que en mayo o principios de junio, está previsto que se reúnan el dictador norcoreano y el presidente estadounidense, Donald Trump, en un lugar todavía sin concretar.

Será la primera vez en la historia que mandatarios de Corea del Norte y Estados Unidos se reúnan tras siete décadas de confrontación y 25 años de negociaciones fallidas y tensiones en torno al programa norcoreano de arsenal nuclear.

Las conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte son bienvenidas, pero el acoso y las amenazas que las provocaron fueron imprudentes y es a Corea del Sur a quien se le debería dar crédito por el encuentro, dijo la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares, ganadora del Nobel de la Paz en 2017.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados