El rescate de los niños

Tailandia: quedan 5 en la cueva

Sacaron a otros cuatro niños, completando ocho rescatados; hoy retomarían el operativo.

La peligrosa operación de rescate en Tailandia. Foto: AFP
La peligrosa operación de rescate en Tailandia. Foto: AFP

Rescatistas lograron sacar ayer lunes a otros cuatro niños del complejo de cuevas inundadas en Tailandia, quedando para la última etapa cuatro chicos más y su entrenador. El operativo para salvar a todos podría llevar tres o cuatro días, en una carrera contra reloj ante las fuertes lluvias previstas para los próximos días, que podrían inundar aún más los túneles de la cueva.

"Dos días, Ocho jabalíes" escribieron los comandos de la marina de Tailandia en su página de Facebook, al confirmar que ayer lunes fueron rescatados otros cuatro niños, que se suman a los cuatro que salieron el domingo.

Los doce niños de entre 11 y 16 años, y su entrenador de 25, integrantes del equipo de fútbol "Jabalíes Salvajes" quedaron atrapados en la cueva al norte de Tailandia el 23 de junio, mientras exploraban después de un entrenamiento. Buzos británicos encontraron a los 13 apiñados en un banco lleno de barro en una cámara parcialmente inundada varios kilómetros al interior del complejo el lunes de la semana pasada.

Rescate: los ocho niños sacados de la cueva están en un hospital, por ahora no ven a sus padres. Foto: AFP
Rescate: los ocho niños sacados de la cueva están en un hospital. Foto: AFP

Trece buzos extranjeros y cinco miembros de la unidad SEAL de élite de Tailandia componen el equipo principal que guía a los niños para salir de las cuevas a través de pasajes estrechos e inundados que cobraron la vida de un exbuzo de la Marina tailandesa el viernes.

Se quedó para ver el mundial

Tirapat, de 13 años, compañero del equipo de fútbol "Jabalíes", dijo que no fue al entrenamiento del 23 de junio con sus compañeros "porque estuvo viendo el Mundial". Waranchit, también de 13 años y compañero de colegio de los niños atrapados en la cueva, recordó ayer en un acto con los medios la experiencia de tuvo en la misma gruta. "Tardé al menos 30 minutos en salir. Pasé mucho miedo", dijo. Ha estado en la cueva en cuatro ocasiones.

El jefe del operativo, Narongsak Osottanakorn, dijo que el mismo equipo internacional que entró en la cueva el domingo para rescatar a los primeros cuatro chicos fue desplegado ayer lunes.

"Todos pueden estar orgullosos... Pero la misión todavía no está cumplida" dijo el general Prayut Chan-O-Cha, jefe de la junta militar en el poder desde el golpe de Estado de 2014, durante una visita al sitio de comando de la operación de rescate.

Tailandia entera espera un final feliz para estos 12 niños y su entrenador, de 25 años, atrapados en la cueva de Thuam Luang, en el norte del país, desde el 23 de junio, un acontecimiento que atrajo a esta zona del mundo a centenares de periodistas de medios extranjeros.

"Al fin han podido descansar"

Los padres de los cuatro primeros niños rescatados de la cueva han podido al fin dormir tras el inicio este domingo de la operación de salvamento. Suwicha Jitbarn, profesor de la escuela Mae Sai Prasitsart, declaró a EFE que pudo hablar con algunos de los familiares de los niños. "Me dijeron que al fin han podido descansar", dijo. Las autoridades no han dado los nombres de los rescatados y solo han dicho que fueron ingresados en el hospital.

La lluvia monzónica que amenaza con más inundaciones en la compleja red subterránea, de unos diez kilómetros de largo, es el principal desafío para los socorristas, que temen nuevas precipitaciones antes de que logren sacar a todos.

Por ahora los niños rescatados no pueden ser visitados en el hospital por sus padres, para evitar eventuales contagios teniendo en cuenta su frágil estado de salud. Los médicos piensan permitir a las familias visitarlos, pero separados por un cristal.

Los equipos de buceo tuvieron que descansar entre las dos misiones y poner nuevas botellas de oxígeno a lo largo del recorrido. De ahí el intervalo entre las dos evacuaciones.

Además de las dificultades a lo largo del recorrido que hay que hacer bajo del agua, la situación se complica porque muchos niños no saben nadar.

Las operaciones de rescate quedaron interrumpidas tras nueve horas para descansar y preparar la tercera misión, que podría iniciarse hoy martes, con el objetivo de sacar al resto. "Algunos de los trabajadores necesitan descansar, mientras otros se encargarán de preparar la siguiente jornada", indicó Narongsak.

Al igual que el domingo, los rescatados ayer salieron de manera escalonada; el primero abandonó la gruta cerca de las 16.45 hora local (06.45 en Uruguay) y el último salió sobre las 19.00 hora local (09.00 en Uruguay).

El contingente internacional de rescatistas empezó las nuevas operaciones a las 11.00 hora local (01.00 de la madrugada del lunes en Uruguay), después de parar por 14 horas para preparar los tanques de aire comprimido y evaluar la situación con los datos recabados en la incursión del domingo.

Los buzos, junto a las personas atrapadas a unos cuatro kilómetros de la entrada, tienen que superar un laberinto de galerías parcialmente inundadas y con desniveles y visibilidad nula.

Los niños, muchos de los cuales no saben nadar, comenzaron a tomar sus primeras lecciones a comienzos de mes.

Cada uno de ellos va acompañado de dos profesionales, uno delante y otro detrás, que llevan la bombona de aire que le permite respirar.

El grupo sigue una guía tendida, pero una parte importante del trayecto es bajo el agua, y se toman un descanso en el campamento B, situado a unos 2,5 kilómetros de la entrada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)