Inundaciones

Sur de EE.UU. sigue azotado por lluvias

La tormenta Goliath ya se cobró 22 vidas en estados sureños.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Inundados: la cuenca del Misisipi es la más afectada. Foto: AFP.

Las fuertes lluvias e inundaciones que desde hace días azotan a Estados Unidos, ya han dejado 22 muertos y amenazan a millones de personas en el centro y sur del país, especialmente en la cuenca del río Misisipi, donde amplias zonas han sido desalojadas por el peligro de que algunos diques colapsen.

Las autoridades monitorean estrechamente la situación de 19 diques en el río Misisipi y sus afluentes, en cuyos márgenes cientos de voluntarios, ayudados por la Guardia Nacional, se apresuran a amontonar bolsas de arena para reforzar las protecciones en muchos puntos para evitar nuevas inundaciones.

Se calcula que en las zonas en las que las autoridades han declarado alertas por el peligro de posibles inundaciones viven 15 millones de personas, que siguen con atención la situación del caudal de los ríos y las noticias sobre el progreso de estos trabajos de refuerzo para evitar que miles de casas queden anegadas.

El Servicio Meteorológico Nacional ha advertido de que el caudal del Misisipi superará en algunos puntos su mayor nivel desde las inundaciones de 1993, e incluso las de 1973 debido a la tormenta, que fue bautizada "Goliath" y que ha afectado especialmente al estado de Misuri, el sur de Illinois, el este de Oklahoma y Arkansas. Muchas poblaciones de estos estados se han visto ya inundadas y en otras se mantienen los trabajos a marchas forzadas para controlar la subida de las aguas, sobre todo en Misuri e Illinois.

Las lluvias se han desplazado y afectan a una franja que recorre toda la costa atlántica y el Golfo de México, pero también se concentran en el alto valle del Misisipi y los Grandes Lagos, por lo que el peligro de inundaciones se mantendrá los próximos días.

Hasta ahora, al menos 22 muertes han sido atribuidas a los efectos de las lluvias y las inundaciones, sobre todo en accidentes vehiculares registrados en zonas anegadas, lo que ha obligado a cerrar numerosas carreteras y tramos de autopistas interestatales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados