MAR ROJO

Supuesto ataque a un barco de Irán agrega tensión con Israel

Este supuesto ataque al barco iraní coincide con el inicio de las negociaciones entre EE.UU. y sus aliados europeos con Irán para acordar un nuevo pacto nuclear.

En estos dos meses se han denunciado varios ataques a buques de Irán e Israel. Foto: Archivo
En estos dos meses se han denunciado varios ataques a buques de Irán e Israel. Foto: Archivo

El anuncio de un supuesto ataque a un barco iraní en el mar Rojo se sumó esta semana a la lista de incidentes entre Irán e Israel. El régimen iraní denunció ayer miércoles que uno de sus “barcos comerciales”, el Saviz, que navegaba por el mar Rojo, resultó dañado el martes por una explosión.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Saviz es un “barco civil” que proporciona “seguridad marítima”, pero según la agencia iraní Tasnim se trataría de un buque utilizado por las fuerzas armadas de Irán.

Las informaciones contradictorias sobre la avería que sufrió el navío se producen en un clima de tensión entre Israel e Irán, dos países enemigos que se acusan mutuamente de ataques contra buques desde principios de marzo.

Según el portavoz del Ministerio de Exteriores, Said Khatibzadeh, este “barco comercial iraní” resultó “ligeramente dañado” cerca de la costa de Yibuti el martes. “El accidente no causó víctimas, y se están realizando investigaciones técnicas para determinar las circunstancias y el origen, y nuestro país tomará todas las medidas necesarias a través de las autoridades internacionales al respecto”, añadió el portavoz.

Khatibzadeh dijo además que Irán había anunciado anteriormente que “en coordinación con la Organización Marítima Internacional”, una agencia de la ONU, el Saviz era un “barco civil (desplegado) en la región del mar Rojo y el golfo de Adén para garantizar la seguridad” de las rutas marítimas en la zona. “Este barco estaba sirviendo concretamente como estación logística -apoyo técnico y logístico- de Irán en el mar Rojo”, añadió.

Poco antes, la agencia iraní Tasnim informó que el barco era usado por las fuerzas armadas iraníes y que resultó dañado por “minas magnéticas en su casco”.

La agencia Tasnim, citando información obtenida por su corresponsal de defensa, dijo que el barco había estado “patrullando el mar Rojo durante varios años en apoyo de los comandos iraníes desplegados (en esta zona) para escoltar buques comerciales”.

Según el sitio web especializado MarineTraffic, el Saviz es un buque de carga perteneciente a IRISL, la compañía naviera estatal iraní, construido en 1999.

Citando una fuente oficial estadounidense, el New York Times informó que “los israelíes advirtieron a Estados Unidos de que sus fuerzas habían atacado (el Saviz) el martes hacia las 07h30 de la mañana, hora local”.

La misma fuente, según el NYT, añadió que “los israelíes presentaron el ataque como una represalia por anteriores ataques iraníes contra buques israelíes” y que “el Saviz resultó dañado por debajo de su línea de flotación”.

En declaraciones a la radio israelí ayer miércoles, Ram Ben Barak, diputado y exsubdirector del Mosad, dijo: “No sé si esta información es cierta o no, pero si es correcta, parece que alguien quiere hacerles saber (a los iraníes) que nosotros también sabemos cómo causar daños a los barcos en cualquier lugar y que deben ser prudentes”.

El incidente con el Saviz es el último de una serie de reportes de ataques contra barcos de propiedad israelí o iraní desde fines de febrero, por los cuales las dos partes se han acusado mutuamente de ser responsables.

El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, declinó hacer comentarios sobre el ataque. Sin embargo, según el sitio web de noticias Maariv dijo que “tenemos sistemas ofensivos operando 24/7, 365 días al año y están listos para entrar en acción en cualquier lugar y a cualquier distancia”.

Los incidentes marítimos han ocurrido desde que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, asumió el cargo en enero, prometiendo volver a unirse al acuerdo nuclear firmado en 2015 por Irán con seis potencias mundiales, abandonado por su predecesor Donald Trump.

“Pacto nuclear no nos obliga”

El primer ministro Benjamín Netanyahu dijo ayer miércoles que Israel no estará obligado por un acuerdo nuclear con Irán, tras el comienzo estas semana de negociaciones en Viena para rescatar ese pacto.

“El acuerdo con Irán, que representa una amenaza existencial para nosotros, no nos obligará”, señaló el mandatario durante una ceremonia oficial en ocasión del Día de Recuerdo del Holocausto en Israel. “Este tipo de acuerdos con regímenes extremistas no valen nada”, dijo, y agregó que Israel solo se compromete a “impedir a todos aquellos que deseen aniquilarlo”.

Atacó además a la Corte Penal Internacional, que formalizó el mes pasado el inicio de una investigación por supuestos crímenes de guerra de Israel y grupos armados palestinos desde 2014, a la que acusó de “proteger a quienes pisotean los derechos humanos”.

El martes comenzaron las negociaciones en Viena de la comisión conjunta del pacto nuclear, integrada por Irán y representantes de los otros países signatarios (Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados