ROMA

“Super Mario” dijo sí y formó nuevo gobierno en Italia

Mario Draghi asumirá la próxima semana el cargo de primer ministro al frente de una amplia coalición de partidos.

Draghi, de 73 años, es reconocido por haber rescatado el euro durante su mandato al frente del BCE. Foto: AFP
Draghi, de 73 años, es reconocido por haber rescatado el euro durante su mandato al frente del BCE. Foto: AFP

Mario Draghi, expresidente del Banco Central Europeo, asumió ayer viernes el mando del nuevo Gobierno de Italia y presentó un gabinete en el que se mezclan tecnócratas sin afiliación con políticos de su amplia coalición.

El presidente Sergio Mattarella pidió a Draghi que fuera primer ministro después de que las disputas entre partidos hicieron caer la anterior administración de Giuseppe Conte, y le encomendó la tarea de hacer frente a la crisis sanitaria del coronavirus y a la crisis económica que golpea al país.

Tras una semana de consultas, casi todos los principales partidos italianos han respaldado a Draghi, y éste ha nombrado a varias figuras destacadas de esos partidos como ministros para consolidar su apoyo.

Luigi Di Maio, líder del Movimiento 5 Estrellas (M5E), seguirá siendo ministro de Asuntos Exteriores, mientras que Giancarlo Giorgetti, una figura importante del partido Liga, será ministro de Industria. Andrea Orlando, del Partido Democrático, será ministro de Trabajo. Sin embargo, algunos puestos clave han ido a parar a técnicos independientes, como Daniele Franco, director general del Banco de Italia, que ha sido nombrado ministro de Economía, y Roberto Cingolani, físico y experto en tecnologías de la información, que ha recibido el nuevo cargo de ministro de Transición Verde.

Igualmente confirmó al ministro de Salud, Roberto Speranza, de la izquierdista Leu, un reconocimiento a su labor al frente de la pandemia.

El nuevo equipo jurará su cargo hoy sábado, dando paso a los debates en ambas cámaras del Parlamento a principios de la semana que viene, donde Draghi presentará sus planes políticos y se someterá a los votos de confianza, una formalidad dado el apoyo de todos los partidos.

Draghi, conocido en Italia con el apoyo de “Super Mario”, recibió un impulso el jueves, cuando el grupo más numeroso del Parlamento, el M5E, acordó apoyarlo, lo que significa que tendrá una mayoría tan amplia que ningún partido por sí solo podrá derribarlo.

También cuenta con el apoyo del mayor partido de centroizquierda, Partido Democrático (PD), de la ultraderechista Liga de Matteo Salvini, además del partido de la derecha moderada Forza Italia de Silvio Berlusconi.

Una de las razones por las que tantos partidos han unido sus fuerzas en la coalición de gobierno es que todos quieren tener voz en la forma en que Italia gaste los más de 200.000 millones de euros (242.560 millones de dólares) que va a recibir de un fondo de recuperación económica de la Unión Europea.

Draghi, de 73 años, es reconocido por haber rescatado el euro durante su mandato al frente del BCE, y no cabe duda de que ahora influirá en el debate de la UE sobre el modo en que el bloque debe diseñar su reactivación económica.

Los políticos con los que se reunió esta semana dijeron que se oponía a la austeridad fiscal, a pesar de la enorme y creciente deuda nacional, dada la importancia de proteger la cohesión social.

Italia, que se acerca a los 100.000 muertes por COVID-19, registró una de las peores caídas del PIB de la zona euro en 2020, con una pérdida del 8,9%. “El COVID-19 agravó la crisis de Italia, que sigue siendo el enfermo de Europa”, explicó a la AFP Fabio Pammolli, profesor de economía de la escuela de negocios Politécnico de Milán.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados