LA GUERRA CIVIL EN SIRIA

Sube tensión por ataque en Siria

EE.UU., Reino Unido y Francia evalúan bombardear objetivos militares del régimen sirio.

El Theodore Roosevelt en el mar de China ayer martes. Foto: AFP
El Theodore Roosevelt en el mar de China ayer martes. Foto: AFP

Estados Unidos amenaza con un ataque inminente, Rusia advierte que habrá "graves consecuencias". El ataque químico en Siria aumentó los riesgos de una escalada del conflicto con múltiples actores con intereses contrarios. Pero aunque los riesgos de una escalada militar en Siria parecen más altos que nunca, una confrontación directa entre Rusia y Estados Unidos es poco probable, según analistas.

Después del ataque con decenas de muertos el sábado en la ciudad de Duma, en las puertas de Damasco, Estados Unidos y varios países de Occidente amenazan con una respuesta militar inminente contra el régimen de Bashar al Asad.

Rusia, que niega toda utilización de armas químicas, ha multiplicado las declaraciones de apoyo a su aliado Asad. Pide que se abstengan de atacar porque de lo contrario habrá "graves consecuencias".

Desde el inicio de la crisis, Rusia y el régimen sirio no han dejado de acusar a Estados Unidos y las potencias occidentales de buscar un "pretexto" para atacar a Siria, que puso a su ejército en estado de alerta por los próximos tres días.

"Moscú sabe bien que un ataque (contra las fuerzas estadounidenses) conllevará represalia y no es seguro que Rusia salga victoriosa en un conflicto como tal", dijo el especialista en la guerra en Siria Alexéi Malashenko. "Rusia podría perder aliados como Turquía o incluso Asad. Tiene solo una salida: quedarse quieto y aguantar el golpe", agregó.

En abril de 2017, Trump decidió bombardear una base militar siria en respuesta a un ataque con gas sarín del régimen, que mató a más de 80 civiles en Jan Sheijun. Pero en ese entonces no provocó otra respuesta de Moscú más que protestas.

Por el momento, la batalla en torno a Siria entre Rusia y Estados Unidos se libra en la ONU, donde las dos potencias presentaron proyectos opuestos de resolución para investigar los ataques del sábado.

Según el analista ruso Boris Dolgov, Estados Unidos preferirá "actuar a través de terceros" en Siria para evitar un enfrentamiento directo con Rusia, posibilidad que el experto considera "improbable".

Esos "terceros" serán "la oposición armada siria apoyada por Estados Unidos, las facciones kurdas o los servicios especiales extranjeros, pero no estadounidenses", dijo.

El conflicto sirio se hizo más complejo al implicar potencias mundiales que apoyan a diferentes facciones y tribus locales aliadas o rivales según sus intereses.

Aliados.

Por su lado, la primera ministra británica, Theresa May, se mostró ayer de acuerdo con Trump y el presidente francés, Emmanuel Macron, en que la comunidad internacional debe responder al ataque con armas químicas del pasado sábado en Siria.

May conversó por teléfono separadamente con Trump y Macron a los que dejó claro que este ataque es "completamente reprobable". Los tres "acordaron que la comunidad internacional" debe "responder para mantener la prohibición global sobre el uso de armamento químico", indicó un comunicado del gobierno británico.

Por su parte, Macron aseguró que "en los próximos días" decidirá junto al Reino Unido y Estados Unidos si se produce un ataque aliado en suelo sirio. De concretarse, esos ataques, dijo, irán dirigidos solamente contra las "capacidades químicas" de Al Asad. "Hay una línea roja, que compartimos con otras potencias", dijo Macron.

Rechazo y veto en la ONU

El Consejo de Seguridad de la ONU rechazó ayer una propuesta de Rusia para crear un nuevo mecanismo de investigación sobre el uso de armas químicas en Siria. Recibió seis votos a favor, siete en contra y dos abstenciones, por lo que no obtuvo el mínimo de nueve votos para aprobarse. Antes Rusia había vetado una propuesta de Estados Unidos.

CANCELÓ GIRA POR CRISIS SIRIA.

Cumbre Americana sin Trump

Por la crisis siria, Donald Trump canceló su primera gira por América Latina. Trump tenía planeado viajar el viernes a Lima para participar de la Cumbre de las Américas, y después volar a Bogotá. En su lugar, enviará al vicepresidente Mike Pence y se convertirá en el primer mandatario de Estados Unidos en faltar a la cita continental desde que comenzó a celebrarse en 1994. "Hoy hemos tomado conocimiento de la decisión de Donald Trump de no asistir y obviamente lo lamentamos. Creo que su presencia hubiera sido destacable e importante", dijo el presidente peruano Martín Vizcarra. Desde hace varios años, la región reclama mayor atención de Estados Unidos, que ha relegado a sus vecinos por sus prioridades domésticas o en otras regiones. Pese a todo, según un diplomático peruano, la ausencia de Trump hará más fácil discutir temas que van desde Venezuela hasta la lucha contra la corrupción. "Es una suerte de alivio porque es una figura controvertida", dijo bajo condición de anonimato. "Lo malo es que el presidente de Estados Unidos siempre tiene influencia mediática, así que habría menos atención en la cumbre".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)